(ROJO 28) Día 1

72220974
Lo sé parece que tenga 4 años y no 8 . Lo que pasa es que Erik artista del clan me dibujo tal y como me recordaba.

Padre y yo partimos antes de que Isik nos iluminase. Marcharíamos con los primeros rayos de su luz en la cara durante dos días intentando encontrar un paso para cruzar las montañas donde la nieve estuviese dura y la pendiente del camino fuese lo bastante suave para estar seguros que no se produciría ningún desprendimiento.

Caminaríamos desde antes del amanecer al medio día, momento en que interrumpíamos la marcha para comer cambiarnos el calzado de montaña por otro más cómodo, secar el equipo al sol y limpiarlo.
Llevábamos alimento suficiente para no tener que cazar y Padre había previsto los refugios en los que pasaríamos la noche así que solo teníamos que reponer la leña que con toda probabilidad encontraríamos al llegar.
La costumbre era que se debía dejar el refugio en mejores condiciones de como se había encontrado
eso aumentaba el prestigio del caminante “en teoría” pues en refugios de mucho transito resultaba difícil saber con precisión quien había sido su último visitante. Por mi parte partiendo que mi prestigio era nulo decidí junto a padre ganaría puntos aportando una buena provisión bolas de yesca. Padre me había enseñado a hacer una mezcla de fibras, agujas de pino y resina que facilitarían en extremo la labor de encender fuego, a quien visitase el refugio. La satisfacción del buen hacer personal te otorgaba una actitud que te hacia sentir bien. Suficiente para optar por procurar hacer siempre lo más correcto.

(ROJO 29) Refugio

En mi primer día de exploración ya me había alejado de todos los paisajes que podía identificar  aquellos en los que había crecido y formaban parte de mi vida. La travesía fue sencilla simplemente nos limitamos mantenernos paralelos a una distancia segura del fondo del valle que era impenetrable debido a la densa maleza que lo cubría y la tierra completamente saturada de agua a causa de los incontables arroyos e inesperados torrentes que producía el lento pero continuado calentamiento de las montañas.

Llegamos al refugio sin problema. Unas piedras oscuras apiladas encima de una roca que destacaba  por su gran tamaño fue la señal de que hay había algo a lo que días atrás no hubiese prestado ninguna atención. Ascendimos hasta poder tocar la señal. Desde ese punto  pudimos distinguir el refugio que por estar orientado al sur nos mantendría calientes el resto del día.

Como padre había anunciado en un rincón del refugio, protegido del exterior encontramos algunos troncos ramas hojas y algo de carbón de los restos de la última hoguera.

-Si no hubiésemos reconocido la señal abríamos pasado de largo y ahora en vez de tener esta hoguera  y estar descansados  estaríamos  construyendo un refugio, hambrientos y pasando frió.

– Tampoco debes creer que siempre es así algunos caminantes se aprovechan del esfuerzo común del resto  Estas personas suelen ser muy peligrosas pues sus razonamientos no suelen ir mas allá de satisfacer sus necesidades inmediatas a toda costa. Son extremadamente cobardes y atacan por sorpresa o a traición  antes de pedir amistosamente que alguien comparta su comida con ellos prefieren matar y robar el poco alimento que puedan saquear a sus victimas.

-No lo entiendo si solo tienen que acercarse a un fuego para que se les invite a compartir los alimentos  que necesidad tienen de comportarse con esa violencia? No creo que nadie este dispuesto  a perder su prestigio por negarse a compartir su comida con un desconocido.

-Para ellos el prestigio se consigue por medio de la fuerza individual el débil a de someterse a la voluntad del que demuestra ser más fuerte. De esa manera solo se valora a aquel  al que su agresividad supera en mucho a la de una mayoría cuyo única opción es la de obedecer los deseos del líder o llegando al extremo morir.

David_vs_Goliath_by_KauseOfDeath copia-¿Crees que algún día puedo tener que enfrentarme a alguien así?

-Estoy seguro.Y cuando llegue ese momento no tendrás que dudar. No esperes ningún gesto noble de tu adversario si tienes una duda razonable de que un extraño no se va a comportar según las normas del clan de los caminantes o los hombres de la gran colina prepárate para defenderte si alguien se atreve a amenazar tu vida de palabra, no le des otra oportunidad mátalo o será él quien acabe con tu vida.

Reconozco que las palabras de Padre me hicieron sentir miedo. Me encontraba en una tierra que poco o nada se diferenciaba de aquella que consideraba era la mía. Pero tenia muy presente que todo había cambiado en tan solo un día había perdido la protección de mi clan. Algo que nunca me había planteado que existiese por tanto que nunca  valore como una necesidad.

(ROJO 30) Tormenta

Rojo y Asus 2

Empezamos el día avivando nuestra hoguera. Antes de recoger  el equipo había que asegurarse de que  todo estaba perfectamente seco, restituí  la leña consumida y cribe entre las cenizas en busca de algunos restos de madera a medio consumir, un recurso que facilitaría al próximo visitante la obtención rápida de fuego. Desayunamos  con restos de las tortas de cereal de la cena, algunos frutos secos y miel.

Unas horas después la  niebla matinal fue sustituida por fuertes rachas de viento. En el horizonte  unas amenazadoras nubes de tormenta se aproximaban con la intención de situarse encima de nuestras cabezas. Estaba claro que no llegaríamos al siguiente refugio.

-Se aproxima la tormenta. Tendremos que buscar un lugar para resguardarnos.

Cuando las nubes consiguieron oscurecer  todo el cielo las fuertes rachas de viento cesaron de repente. Según Padre eso nos daría tiempo más que suficiente para encontrar refugio. Para mí, saber cuándo empezaría a llover era una cuestión impredecible pero Padre no parecía especialmente preocupado por  la tormenta. La sensación de que él siempre sabía cosas que yo ignoraba me irritaba, pero también me tranquilizaba sabiendo que  estando a su lado no corría peligro.

Finalmente Padre encontró una pared rocosa, protegida del viento. Sería un buen lugar para pasar la noche pero había una gran cantidad de maleza acumulada que impedía aproximarnos a la zona más protegida del viento. Padre decidió despejarla  por medio del fuego. En un par de horas el intenso calor seria absorbido por las rocas. Un calor que mantendría tibios nuestros cuerpos toda la noche.

Mientras tanto yo recorrí los alrededores buscando materiales para poder preparar un lecho seco y cómodo para pasar la noche.

Cuando empezó a llover el calor acumulado por la pared de roca fue suficiente para contrarrestar la intensa bajada de temperatura.

ODISSEY (14)El día siguiente ni el poder de Isic fue suficiente para expulsar a la tormenta, continuo lloviendo y el calor acumulado en nuestro refugio desapareció la lluvia derretía la nieve de los picos y descendía helada creando inmensos  torrentes.   Permanecimos acurrucados a la pared a salvo de la lluvia torrencial pero las fuertes rachas de viento proyectaban el agua en todas las direcciones gastamos todas nuestras reservas de grasa en un intento de impermeabilizar  una de las pieles de dormir. Durante horas permanecimos callados empapados y temblando de frió. No necesitaba preguntar a padre, para tener la certeza que nuestras vidas estaban en peligro…

 

 

(ROJO 31) Día 4

RED phAsus y Rojo han acabado su jornada de búsqueda, de un paso que permita a los hombres del sur cruzar las montañas. Mientras se preparan para pasar la noche padre e hijo intercambian opiniones.

-Los hombres del sur  son superiores a los de nuestro clan.

-No lo creas  el clan del bosque se ha perpetuado durante generaciones. La vida es sencilla sus leyes son sencillas; es por ello que recuperar el equilibrio cuando se producen cambios es también sencillo

-No te entiendo.  ¿Acaso la vida de los sureños no es más fácil que la nuestra? Sus ropas son mejores sus herramientas también Sus conocimientos son superiores a los nuestros…

– Los hombres del clan del bosque viven sus vidas sin miedo. Si  un incendio quemase nuestro bosque en menos de una luna encontraríamos otro hogar en otro bosque y nuestras vidas no sufrirían ningún trauma. Cualquier objeto que perdiésemos en el fuego seria fácilmente sustituido por uno nuevo en pocos días. Los hombres del sur viven pegados a sus tierra sin ella sus vidas peligran y su miedo a perderlas se ha hecho realidad. Su miedo ha pasado a ser dolor. Nunca recuperaran lo que han perdido  nunca encontraran otra tierra como la que poseían porque de haberla otros clanes ya la estarán ocupando. Sin su tierra, a  los hombres del sur sus conocimientos, sus leyes y modos de vida y su orgullo no les sirven para recuperar el equilibrio que les permitiría dejar de sufrir por aquello que ya no pueden recuperar. Muchos reharán sus vidas y crearan nuevos hogares, con el tiempo dejaran de sentir dolor pero no podrán evitar transmitir el miedo a cada uno de sus hijos porque ellos crean su soluciones por medio de  la complejidad y nosotros de la simplificación.

– Los hombres del sur están unidos por el miedo no trabajan por el bien  del grupo sino para satisfacer sus necesidades individuales.

-¿No hacemos nosotros lo mismo? ¿Qué hay de malo en conseguir por mí mismo aquello que necesito? Si fuese un gran cazador conseguiría la admiración y el reconocimiento del clan.

-Nosotros trabajamos para el clan y el clan nos da aquello que no podemos conseguir por nosotros mismos. Conseguimos el reconocimiento por nuestras aportaciones al clan.  El que nada aporta no obtiene reconocimiento por  tanto ayudarle apenas va a aumentar tu prestigio pero si contribuirá al prestigio del grupo.

– Sec y Oton son demasiado viejos para aportar nada, apenas pueden moverse y los espíritus hace tiempo que no abandonan sus cuerpos.

– Como bien dices, aunque su cuerpo está con nosotros  Sec y Oton ya viven el mundo de los espíritus. Pero: su prestigio es tan grande que atender sus necesidades  permite a los niños y sobre todo ancianos que aún no han sido poseídos por los espíritus conseguir la aprobación y el respeto del clan.

La las tribus del sur consiguen su reconocimiento por medio de la competición. Aquel que tiene más es porque es mejor si tienes más que tu vecino se considera que es porque eres mejor que él. El que más tiene es el que mayor reconocimiento ostenta.

-Me parece justo.

– Lo parece, pero es un juego en el que rápidamente descubres que la mejor manera de que a  mí me vaya bien  es consiguiendo que a los demás les vaya mal.

(ROJO 32) Día 5

Cuando desperté Auren brillaba con toda su intensidad Inmediatamente repare en que algo no iba bien,

-Buenos días Rojo ¿cómo te encuentras?

-Bien… supongo… ¿Cómo hemos llegado aquí? No recuerdo….

-Las medicina que tomamos nos hizo insensibles al frio y al dolor  Eso nos permito hacer lo más difícil, levantarnos y llegar a este refugio.

-No recuerdo nada.

– Te dormiste tu cuerpo se quedó sin fuerzas  y tuve que cargar contigo.

-Lo siento…

-Pensé en dejarte para que tus espíritus te llevaran con ellos… Luego recordé que me había comprometido a enseñarte todo lo que sé. Además; ahora vas a tener que ser tu quien va a tener que hacer todo el trabajo.

Padre estaba enfermo. La tormenta le había debilitado y su cuerpo se quejaba. Un dolor intenso en los pies le impedía caminar. A pesar de que sus dedos tenían un alarmante color morado no habían llegado a congelarse. Aún así tardaría muchos días en recuperarse.

-¿Sentiste miedo? Pregunte a Padre.

-Sentir miedo es, conveniente te obliga a estar siempre atento. Lo perjudicial es el pánico. Un miedo descontrolado e irracional. El pánico es destructor, arrastra a la desesperación, impide analizar la situación con claridad y tomar decisiones acertadas. Hay que valorar nuestros limites. Acometer empresas que luego no podremos terminar sólo sirve para derrochar una energía muy valiosa y que nos invada la desesperación.

-Tenemos todo lo necesario para pasar el día descansando. Mañana tendrás mucho trabajo. Necesitaremos leña reabastecer nuestra bolsa de hiervas, hacer un paravientos con piedras  un  cuenco para guardar agua y más comida……..hombre prehistorico

(ROJO 33) Día 6

Las palabras de padre me sorprendieron. Por aquel entonces mi idea de los espíritus era que los hombres manteníamos una relación  del tipo yo te respeto  y tú me proteges. No creo que con mi edad tuviese que buscar más explicaciones. Las cosas eran como te las contaban aquellos a los que considerabas tu familia y por extensión tu clan. Hice míos los argumentos de padre.   No pude evitar ponerme en el papel de esos dioses.  Yo tenía capacidad de crear diferencias entre una mosca y una abeja la mosca, era inofensiva aunque disfrutaba molestándome siempre que podía. La abeja en cambio siempre que le quitaba su miel acababa picándome. ¿Harían los dioses distinciones entre mi clan y el clan de las tierras llanas del sur? Si los dioses no necesitaban como decía padre “a nada ni a nadie” ¿cual era el sentido de su existencia?
15-1—Hay dioses que son exclusivos de la tribu generalmente son protectores  otros pertenecen a la naturaleza y son comunes a todos los hombres como son los dioses del bosque, de las aguas o los cielos  y aunque son comunes para todos, cada pueblo se puede referir a ellos con distintos nombres. Nosotros convivimos con ellos y con sus espíritus menores. Por último existen los dioses mayores su poder no es comparable a nada que no sean ellos mismos Nadie recuerda cuando nacieron ninguna historia de nuestros antepasados describe cual es su origen.

—¿Quieres decir que nuestros sabios ancianos Sec y Oton desconocen la historia del linaje de los grandes dioses?

—Sin duda, nuestros sabios ancianos son la memoria del clan, pero el conocimiento del clan es limitado. El conocimiento del pueblo de la colina es equivalente  a todos los árboles que puedes ver desde esta montaña el conocimiento del clan no es mayor que este pequeño arbusto.

—¿Quién necesita saber tanto? En realidad me da igual. Si como dices Los grandes dioses nos ignoran y nada de lo que hagamos por ellos les complace Yo tampoco los necesito a ellos—. Padre se hecho a reír. Mientras me seguía hablando.

Ellos no nos necesitan a los hombres pero nosotros si necesitamos a los dioses.  Imagina que Isic no subiese al cielo a calentarnos y a darnos su luz, o que el espíritu del fuego no quisiera mantener su alianza con nosotros?

No lo entiendo ¿si nada que hagamos complace a los dioses porque ellos nos complacen a nosotros?.

Algún día tendrás tus respuestas Por el momento y solo para satisfacer tu curiosidad te diré que existe un dios que esta por encima de todos los demás Se llama Él y no necesita comer ni dormir tiene todo el poder todo el conocimiento puede crear cualquier cosa o destruirla no puede morir porque nunca ha nacido Solo tiene una necesidad el conocimiento del hombre. Si renunciamos al conocimiento la existencia del hombre deja de tener sentido El desaparece y el resto de dioses dejan de ser necesarios Los espíritus dejan de existir todo muere y la oscuridad se hace eterna.

Él hombre tiene una misión que cumplir y no debería fracasar.

Asus habla con rojo.

* La luz del sol proporciona calor (lo que no siempre es bienvenido), y “ayuda” a levantarse por las mañanas. Sin embargo, las zonas soleadas y libres de obstáculos pueden ser muy ventosas.
* Transferencia de calor: un refugio con un orificio de ventilación demasiado grande no permite mantener una temperatura agradable en el interior.
* Los márgenes húmedos de los ríos son cómodos para dormir, pero podríamos ser arrastrados durante una tormenta
* También hay que evitar los cauces de ríos secos, ya que en cuestión de horas pueden llevar agua y arrastrarnos sin que hayamos advertido la lluvia (podría haber llovido a decenas de kilómetros).
* Para situar el campamento  elegiremos una zona seca, en una protuberancia, no en la zona más baja de la zona, de esa manera evitaremos el agua de inundación y tendremos una mejor perspectiva de la zona en la que nos encontramos.
* Evitaremos las zonas cercanas a las laderas, pues suponen un riesgo en caso de lluvia.
* Ha de quedar lejos de pantanos, ciénagas, en suma de aguas retenidas, pero no demasiado lejos de algún manantial o río, que nos servirá de reserva de agua fresca. Con estas precauciones, alejamos la molestia de los mosquitos.
* Se estudiaran los vientos predominantes, para hacerlo al abrigo de los mismos.
* Es importante prestar atención a los alrededores para no darnos cuenta, una vez terminada nuestra construcción, que tenemos un hormiguero o un avispero como vecinos.
* El fuego ha de estar situado a una distancia prudencial, con el fin de evitar que las llamas alcancen el lugar donde dormiremos. El humo por otro lado, nos ayudara a mantener alejados los mosquitos, aunque puede atraer (el calor) otros visitantes no deseados.
* Es importante despejar el suelo de las hojas y plantas ya que pueden haber roedores o reptiles venenosos.
* En caso de encontrarse en un bosque de coníferas establecer el refugio dentro de éste o en el borde ya que el suelo es poco húmedo.

*La Voluntad de sobrevivir, este es el factor más importante. Al final todo se reduce a una actitud psicológica fuerte que nos permita enfrentarnos sin desfallecer a la desesperación, la angustia, el tedio, el dolor, el hambre, la fatiga… Si no estamos mentalmente preparados para enfrentarnos con lo peor tendremos pocas posibilidades de sobrevivir.

*El hielo se descongela y se acumula en forma de agua llega un momento en que el agua estancada es tanta que se desborda rompiendo las paredes de tierra que la contienen.  Es esta es la razón por la que debemos evitar los valles.

-¿No sientes miedo?

-Sentir miedo es, conveniente te obliga a estar siempre atento. Lo perjudicial es el pánico. Un miedo descontrolado e irracional. Padre me comento “El pánico es destructor, arrastra a la desesperación, impide analizar la situación con claridad y tomar decisiones acertadas.

-Acometer empresas que luego no podremos terminar sólo sirve para derrochar una energía muy valiosa y que nos invada la desesperación.

(ROJO 34) Día 7

25 La muerte de Asus: (o desaparición)

 

Tras un par de días en agonía Padre recupero la consciencia (o los espíritus abandonaron su cuerpo)

— (De madrugada) Estoy preparado para el Viaje a la Muerte.

—No mañana estarás mejor—. El rostro de padre era severo.

—Dame mi arco y déjame tres flechas… quédate con lo demás. Donde yo voy… la caza es fácil.

Coge tus cosas, sigue camino hacia el este, cuando encuentres un  paso que te permita descender de las montañas debes ir al sur siguiendo los ríos para encontrar la gran colina Guarda mi sello. Entrégalo  a Ngaig  (crear personaje y los vínculos correspondientes)

-Aunque yo no esté escucharas mi voz dentro de ti, nunca dudes que estaré cerca. Ahora vete si llegas al otro lado de la montaña antes de la noche estarás a salvo. Arrope a padre lo mejor que pude y alimente el fuego con toda la leña que tenia acumulada. Puse en su bolsa una calabaza con agua y comida. Abrió lentamente los ojos y me miró sin reconocerme. Y emitió un último gemido. Nadie del clan acudiría en mi ayuda.  La Zona poblada más próxima estaba en dirección contraria y el desprendimiento había cortado el camino de vuelta mi única esperanza era hacer sonar el arrayán y que alguien respondiera. Si quería cumplir la última voluntad de Padre debía sobrevivir y para tener alguna posibilidad tenía que partir rápidamente.

(ROJO 35) Día 8

Encontrándome solo en medio de la alta cordillera, emprendí rumbo con la esperanza de localizar a alguien que pudiera asistirme. Con tan sólo 8 años de edad tendría que sobrevivir, vencer a la montaña.

Un cambio súbito en la dirección del viento alejo las nubes de tormenta  permitiendo el paso a los calidos rayos del Sol. Rojo conmocionado por la pena y el sentimiento de culpa por haber abandonado a su padre no es consciente de ello. La extremada sequedad del ambiente ocasionada por la altitud, las pérdidas de agua por la respiración y la transpiración son muy elevadas. Si a ello se agrega el desgaste que impone el esfuerzo físico, se comprenderá por que las posibilidades de deshidratación aumentan de forma importante. –

Alucinaciones………………..

Gracias a que el tiempo se apacigua consigue llegar al refugio avanzada la noche pero vivo

Un buen refugio, además de proteger de los elementos, proporciona comodidad, seguridad y firmeza psicológica.

Rojo continúa el viaje.

Me resultaba imposible no sentir miedo. Estaba aislado y perdido lejos de todo lo que conocía. Era una reacción natural frente a elementos hostiles, un miedo que agudiza los sentidos y prepara el cuerpo para luchar o huir

Recordar los consejos de Padre, sus palabras, me inspiraban confianza evitando que sucumbiese al pánico.

Concentre mi pensamiento en el análisis de la situación y las tareas que debía realizar para aumentar mis probabilidades de supervivencia, y eliminar de inmediato cualquier pensamiento autocompasivo, o de desesperación.

Con la soledad llego el tedio de forma gradual. Una vez realizadas las tareas inmediatas, mi mente comenzaba a divagar y a jugarme malas pasadas. No pude evitar caer en la depresión y en restar importancia a la voluntad de sobrevivir.

Sin embargo el espíritu de Padre era muy superior al mío y me obligaba a mantener la mente ocupada. Siempre existen tareas que realizar para aumentar las probabilidades de encontrar ayuda, o simplemente para estar más cómodo. Analicé los peligros o emergencias que me pudiesen sobrevenir y preparé planes para afrontarlos. Empecé a elaborar un programa de actividades sabia que debía hacer ahora debía convencer a mi cuerpo y a los dioses de mi interior para que lo hiciesen así que empecé a luchar contra la voz que me decía que no podía que no con seguiría sobrevivir. Cualquier cosa vale cuando ya no se te ocurre nada que hacer y tu mente comienza a desobedecerte hundiéndose en la desesperación.

La sal

Sal marina, sal gema. Alita, importación y exportación

Mali tombuctu.

http://culturademontania.com.ar/Libros/libromon3.htm#sthash.q9CF9MkC.dpuf

(ROJO 36) Día 9

El Rio:

Las noches se hacían más soportables, aunque siempre iba buscando un lugar entre las rocas para taparme con mi poncho. Más allá de que fuese primavera, transitar en soledad las noches estrelladas de una cordillera a más de 4.000 metros de altura donde el frío siempre es intenso era algo bastante difícil. Por suerte conseguí localizar un par de refugios bien equipados que me permitieron esperar la llegada de un clima mas benigno. Después de subir y bajar montañas, y más de dos semanas caminando de forma errática, había descendido siguiendo el camino que me pareció  más correcto. el frio era mucho menor pero la humedad del valle intensificaba la sensación de frio. Me mantenía a un centenar de metros de la orilla  un río  cuando sentí la necesidad de tomar un trago, una pendiente abrupta me separaba del agua.  Las crecidas acumulan ramas en las orillas de los ríos y en ocasiones las convierten en un auténtico filón. Las ramas más bajas de los árboles están, con frecuencia, secas y se rompen con facilidad. Empecé a bajar cuidadosamente, pero perdí pie y caí rodando a un barrizal .Quede tendido, arañado y magullado, hundido en barro, demasiado cansado, demasiado débil y demasiado infeliz para moverme. Gruesos lagrimones se formaron en mis ojos, y tristes lamentos rasgaron el aire. Nadie me oyó. Nadie acudió. No quería ponerme en pie, no quería seguir adelante, pero ¿Qué otra cosa podía hacer? ¿Quedarme allí llorando ?

Decidí cruzar el río  y  pasar al otro lado del valle. El cansancio, la mala alimentación y la tristeza…me llevaron a cruzar sin evaluar los riesgos La corriente me arrastró varios cientos de metros hasta que pude sujetarme a una rama y salir del agua. Con mi poncho empapado y habiendo perdido una bota, seguí caminando hasta que mi cuerpo dijo basta. Me recosté dentro del tronco vacío de un alcornoque que en mi delirio me pareció acogedor y me abandone a mi suerte.

Pase el día entero en su estrecha cavidad, también la noche y la mayor parte del día siguiente el reducido espacio a pesar que no me permitía estirarme. Estuve delirando por el frío. El calor de mi cuerpo acabo por secar mi ropa pero caí presa de un temor constante y angustioso. Durante  varios días y noches permanecí sin apenas moverme. Había decidido quedarme ahí, no caminar más. Estaba exhausto y dispuesto a rendirme. Pasaría mis últimos días en mi   reducido refugio del árbol.

Una mañana luz de Isik acabo por penetrar en mi nido de hojas y me despertó.

No fue ni el hambre, ni el alivio de mis numerosas contusiones. Lo que me sacó finalmente de mi refugio, fue la sed.

Sali del cobijo entibiado por el calor de mi cuerpo y me dirigí al río para beber agua

Me resultaba imposible no sentir miedo. Estaba aislado y perdido lejos de todo lo que conocía. Era una reacción natural frente a elementos hostiles, un miedo que agudiza los sentidos y prepara el cuerpo para luchar o huir

Pude recordar los consejos de Padre, sus palabras, me inspiraron confianza evitando que sucumbiese al pánico.

Concentré mi pensamiento en el análisis de la situación y las tareas que debía realizar para aumentar mis probabilidades de supervivencia, y eliminar de inmediato cualquier pensamiento autocompasivo, o de desesperación.

Con la soledad llego el tedio de forma gradual. Una vez realizadas las tareas inmediatas, mi mente comenzaba a divagar y a jugarme malas pasadas. No pude evitar caer en la depresión y en restar importancia a la voluntad de sobrevivir.

Sin embargo el espíritu de Padre era muy superior al mío y me obligaba a mantener la mente ocupada. Siempre existen tareas que realizar para aumentar las probabilidades de encontrar ayuda, o simplemente para estar más cómodo. Analicé los peligros o emergencias que me pudiesen sobrevenir y preparé planes para afrontarlos. Empecé a elaborar un programa de actividades sabia que debía hacer ahora debía convencer a mi cuerpo y a los dioses de mi interior para que lo hiciesen así que empecé a luchar contra la voz que me decía que no podía que no con seguiría sobrevivir. Cualquier cosa vale cuando ya no se te ocurre nada que hacer y tu mente comienza a desobedecerte hundiéndose en la desesperación.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

El sonido del arallan distrajo a una Cabra que huyó cuesta abajo por la escarpada montaña rojo envidio la agilidad y energía de la bestia.

rojo se acercó con sigilo  no tardo en comprender que una cabra en su descenso se había despeñado, tenía una pierna herida y le faltaba fuerza para escapar de las zarzas en las que se había enredado al caer del barranco junto a la cabra permanecía el pequeño chivo que había encontrado la manera de llegar junto a su madre.

Rojo sintió el calor tibio en sus dedos al entrar en contacto con el cuerpo del animal sin pensarlo dos veces empezó a succionar la leche de la oveja el alimento dulce y cálido reconforto de inmediato al muchacho.

Rojo intento por todos los medios liberar a la cabra pero inevitablemente el terror de sentirse atrapada a meced de lo que el animal identificaba como un depredador producía que esta se revolviese ante cualquier raspamiento involuntario por mi parte

(ROJO 37) ORIENTACIÓN.

Rojo se entretiene clavando un palo en la tierra y poniendo piedras en la sombra que proyecta. No tarda en hacerse una bolsa de guijarros de características similares con las

que hacer combinaciones geométricas y reproducciones de las constelaciones celestes.

ROJO MELLADAS

Si Isic desde que sale hasta que se va realiza un arco es posible que cuando entr en el mundo de los espíritus realice otro arco que enlace con el de la tierra. Isic se oculta antes en las montañas altas ¿Puede que Al final de la tierra exista un inmenso muro?

El mundo está gobernado por fuerzas muy poderosas que a la vez son derrotadas por fuerzas en apariencia más débiles.

¿Dónde se va Isik (el sol)?

¿Es superior la fuerza del agua que apaga el fuego?

¿Si Isic se enciende cada día por qué no lo hace una antorcha después de sumergirse en el agua?

¿Como se pierde la fuerza vital de una persona? ¿y la de un animal?

¿Es igual el calor de Isic y el del fuego?

ROJO MELLADAS2Durante 15 días seguí en dirección este buscando un paso que me permitiese descender de las montañas al valle. La única manera de avanzar a buen ritmo era tener a la vista el curso de un río y subir a las crestas de las montañas donde la vegetación disminuía pretender avanzar por el bosque  era  enfrentarse a muros de vegetación impenetrables donde habitaban todo tipo de insectos y animales que en un momento u otro podían sentirse acosados y acabar siendo peligrosos.

Por fin y no sin muchos problemas añadidos encontré una senda que descendía con suavidad y se bifurcaba en dos direcciones. Una me permitiría  llegar a la costa y volver al oeste, mi hogar. La otra era la que me conduciría a  las tierras del sur donde nació padre.