La concepción del mundo del hombre prehistórico.

 Para que el pensamiento llegue a alcanzar razonamientos abstractos es necesario el lenguaje. Cuando te pones a pensar como serían las estructuras de razonamiento, de un humano de hace 20 o 30 mil años entiendes que no tenían nada que ver con las que utilizamos ahora (moral,  sentido del bien y del mal, amistad). En el supuesto de que hablásemos el mismo idioma los problemas de comunicación serian considerables.

El habla es fundamentalmente, un producto social. El lenguaje precederá al pensamiento e influiría en la naturaleza de éste. la inteligencia se desarrolla gracias a ciertos instrumentos o herramientas psicológicas que el niño/a encuentra en su medio ambiente (entorno), entre los que, el lenguaje se considera la herramienta fundamental. Estas herramientas amplían las habilidades mentales como la atención, memoria, concentración, etc. De esta manera, la actividad práctica en la que se involucra el niño sería interiorizada en actividades mentales cada vez más complejas gracias a las palabras, fuente de la formación conceptual. La carencia de dichas herramientas influye directamente en el nivel de pensamiento abstracto que el niño pueda alcanzar.

En la mente de alguien que vivió hace más de una docena de miles de años, el bosque y todo lo que éste contenía estaba vivo. Todo lo que lo rodeaba lo estaba observando. Espír

itus invisibles susurraban en los movimientos de los árboles. La brisa que le acariciaba la mejilla era el gesto de un espíritu. Cuando en la antigüedad un hombre se aventuraba a entrar en una cueva, tenía la extraña sensación de entrar dentro de su propio cráneo, de aislarse en su propio espacio mental privado. Si subía a lo alto de la montaña, notaba que su conciencia corría hacia el horizonte en todas direcciones, hacia los extremos de cosmos, y se sentía en sintonía con el. Por la noche, creía que el cielo era la mente del cosmos.

Todo lo que le hablaba. Todo era un castigo, una recompensa, un aviso o una premonición. Al recorrer un camino por el monte, sentía intensamente que estaba siguiendo su destino.

talleres-chamanismo-sanacion-2

En la actualidad, cualquiera de nosotros se preguntaría: ¿Como he acabado teniendo esta vida que parece tener nada o muy poco que ver conmigo? Esa forma de pensar sería inconcebible para los antiguos, cualquier individuo era consciente del lugar que ocupaba en el cosmos.

Ver un búho no solo era un símbolo que representaba a un dios, sino que era el propio dios. Parte de él o tal vez un dedo acusador.
Es importante entender la forma concreta en que los seres humanos sentían la afinidad con el mundo físico. Creían de un modo bastante literal, que no hay nada en nuestro interior que no tenga su correspondencia en la naturaleza. Por ejemplo, los gusanos tienen la misma forma que los intestinos, y procesan la materia igual que esos conductos. Los pulmones, que nos permiten movernos libremente por el espacio, tienen forma de pájaro. El mundo visible era la humanidad puesta del revés. El pulmón y el pájaro eran expresiones del mismo espíritu cósmico, pero  manifestado de  forma distinta.

Anuncios

Buscando la verdad.

Erase una vez un hombre que buscaba la verdad.

Un buen día llegó a un lugar en donde ardía una innumerable cantidad de velas de aceite. Éstas se encontraban cuidadas por un anciano que, ante la curiosidad de este individuo respondió que ése era el lugar de la verdad absoluta.

Aquél le preguntó qué significaban sus palabras, a lo cual respondió que cada vela reflejaba la vida de cada individuo sobre la tierra: a medida que se consume el aceite, menos tiempo de vida le queda. El hombre le preguntó si le podía indicar cuál era la de él. Al descubrir que la llama estaba flaqueando, a punto de extinguirse, aprovechó un instante de distracción del anciano y tomó la vela de al lado para verter un poco de aceite de ésta en la suya.Cuando estuvo a punto de alzar la vela, su mano fue detenida por la del anciano diciendo:

“Creí que buscabas la verdad”

Tfj4dlZHmPhCVl6UCkzLAWbP6tE.jpgA veces en la búsqueda de la verdad, cuando creemos encontrarla nos resulta tan difícil asumirla que la negamos… Sucede en la vida, ante traiciones, engaños, infidelidades. Vamos buscando la verdad para confirmar nuestras sospechas y al descubrirla nos sentimos débiles para asumirla, ya que a veces la verdad es tan dolorosa que nos deja paralizados o nos sentimos morir al enfrentarla…  Optamos por negarla, o tomamos la parte que más nos beneficia y dejamos la que más nos perjudica.

Descubrir la verdad puede ser terrible, pero es mucho más doloroso convivir con la mentira.

LOS VELOS DE LA MENTE.

 La interpretación de nuestra realidad depende de una cultura individual y de una cultura del entorno que conforman los distintos grupos sociales con los que interactúa el individuo.

Cada persona tiene un nivel perceptivo o capacidad sensitiva diferente de la de su vecino.Mientras que el vuelo de una mosca provoca en un individuo, la necesidad irreprimible de acabar con el vuelo impertinente y la vida de la mosca, otro se maravilla del control del espacio que posee. Un ser de unos pocos milímetros con un cerebro miles de veces más pequeño que un microchip.

Es fácil atribuirle a nuestra mente poderes infinitos pero no es necesario recurrir a la ficción científica para aceptar que el acceso al total de las capacidades de nuestro cerebro esta “restringido”. Sin embargo si es posible quitar alguno de los velos que tamizan la luz de nuestro pensamiento. Cada vez que conseguimos apartar uno de esos velos la sensación que sentimos es la misma que cuando un cielo encapotado de nubes se abre y deja pasar con toda su violencia la luz del Sol.

quitate el veloCuando se padece una simple migraña el nivel de percepción del cerebro se encuentra limitado no rinde como es habitual. La ingestión de un analgésico habitualmente

consigue remitir la obstrucción causada por el malestar. La administración de sustancias al cerebro en cantidades ínfimas pueden modificar los patrones de nuestro pensamiento.

Cuando das vueltas a un problema y de repente encuentras la solución.
Cuando estas un rato a oscuras y descubres todo un mundo de sonidos que pasaban desapercibidos por que antes tus ojos acaparaban todos los canales de información de tu cerebro.
Seguro que es posible destapar alguno de los velos sin embargo no se trata de eliminar esos incontables velos definitivamente. Su función es protegernos de esas percepciones que no estamos preparados para experimentar.

¿Cómo fue la historia que no nos cuenta la historia?

DSCF3828La Protohistoria engloba los periodos de sociedades humanas sin escritura que dieron paso a las culturas históricas. En mi concepción etimológica de la palabra “protohistoria” este concepto lejos de representar una zona de nadie, que delimite un estrato entre historia y prehistoria, La protohistoria se dilata sin límite en el pasado más allá incluso de la existencia del hombre moderno. Desafortunadamente la memoria de la humanidad es muy corta. Si no podemos certificar que la última versión de un hecho es el relato fiel de aquel primero. Es muy probable que a nuestros oídos solo haya perdurado la versión más florida. Una visión mas o menos borrosa de la realidad.

Quién sabe si en un futuro, todos los testimonios originales se pierdan y mi versión pase a ser la versión original.

Todas las sociedades complejas acaban por colapsar. La constante evolución de los factores hace que esta se desestabilice.  Se pueden corregir y adaptar cientos de millones de esos factores y basta que solo uno no sea resuelto para que se convierta en la fractura que colapse todo el sistema.

Prescindiendo de situarme en una fecha ni tan siquiera aproximada, iniciare el relato de una gran sociedad que perduro decenas de miles de años y acabo diluyéndose hasta ser absorbida  por otra más próxima al orden actual.

Nos encontramos en un periodo de la evolución del hombre donde  distintas especies compiten por el privilegio de obtener la catalogación de “ser humano”. La habilidad manual  la inteligencia, la fisiología de los cuerpos… Todo puntúa.

En el sector sur oeste del continente africano  Una especie en particular destaca del resto. El clima se muestra amable, la tierra produce un buen número de recursos y el agua fluye en abundancia. En ese tiempo de existir el jardín  del Edén,  sin duda estaría ubicado en la zona.

La vida animal es  abundante y variada. La caza no es un problema, si lo son, los grandes depredadores. La construcción de cercados protegen las aldeas, creando una percepción de grupo que delimita el mundo interior del clan y “lo exterior”.  Los miembros del clan no se conciben como individuos, sino como átomos que componen un organismo,  otros clanes vecinos de la misma especie funcionan como otro organismo autónomo  y todos interactúan entre ellos formando un ser vivo  de cuerpo difuso con conciencia  única.

Quizás te estés cuestionando las probabilidades de que un colectivo de estas características pueda haber existido.  Realmente importa poco lo que podamos creer hoy en día, sobre unos hechos que la historia aún no ha llegado a plantearse.  Muy al contrario, para los habitantes de esas tierras la presencia de ese ser fue una realidad palpable que todos reconocían como “Él Creador”.

PENSAMIENTO HOMOGÉNEO

Todo se puede enseñar todo se puede aprender. La vida nos enseña a vivir aun cuando muchos de nosotros no estamos dispuestos a aprender.

54cm-Male-Styrofoam-Foam-Manikin-Mannequins-Head-Stand-Model-for-Cap-Wig-Hair-Glasses-Hat-Display

Hoy en día el pensamiento occidental está caracterizado por una gran variedad de conductas ritualizadas que convergen en un único propósito que no va más allá  de la búsqueda de respuestas a pequeñas preguntas. Hemos renunciado a alcanzar las grandes respuestas, creyendo ingenuamente que alguien con más preparación “experto” está buscando esas respuestas por nosotros.

 

El egoísmo, insensibilidad, avaricia y egocentrismo generan problemas relacionales con uno mismo y con los demás; esto provoca climas culturas y organizaciones alienadas en las que los conflictos  personales del individuo, son los pilares con los que se cimienta cualquier proyecto de organización colectiva. No es de extrañar que muchas de las soluciones aportadas por “expertos” hoy sean identificadas como las semillas que han germinado con vigor como nuevos limitadores para el desarrollo personal del individuo.

Es un hecho no promocionado que existieron civilizaciones prehistóricas que comprendieron la realidad y el sentido de la existencia humana que durante decenas de miles de años mantuvieron el equilibrio individual, colectivo y con su entorno una filosofía de vida que generación tras generación fue transmitida  El ser humano ha demostrado su excepcionalidad con respecto al resto de seres vivos pero incluso dándose condiciones más favorables a las actuales. Siempre hemos estado muy alejados de la perfección. Si el hombre alcanzo un  método de conocimiento eficaz, diferente al actual. Este  también acabo diluyéndose. Todo ese conocimiento olvidado nos ha llevado a  aceptar colectividad  y gregarismo como sinónimos.

Los más fructíferos descubrimientos tienen lugar en aquellos puntos en los que se encuentran dos líneas de pensamiento distintas. Estas líneas pueden tener sus raíces en sectores muy diferentes de la cultura humana, en diferentes épocas, en diferentes entornos culturales o en diferentes tradiciones religiosas. Por ello, si tal encuentro sucede, es decir, si entre dichas líneas de pensamiento se da, al menos, una relación que posibilite cualquier interacción verdadera, podemos entonces estar seguros que de allí surgirán nuevos e interesantes descubrimientos.

El pensamiento homogéneo no crea, es en el contraste donde siempre se manifiestan las verdaderas alternativas.

El pensamiento homogéneo nos ha aportado el análisis en detrimento de la síntesis, o el conoci­miento racional en detrimento la sabiduría intuitiva. No obstante los dos serian métodos de toma de decisiones validos si no fuese porque el conocimiento que del que disponemos no es real. Si Carecemos de los elementos “clave”, difícilmente podemos llegar a la síntesis de algo que no conocemos.

Da igual que el volumen de información sea inmenso. Nuestra elección nunca estará basada en un razonamiento valido si estamos obligados a sustituir un dato por una suposición, creencia no demostrada o un dogma irrebatible.

El pensamiento homogéneo nos dice que es lo que debemos preguntarnos y nos exime de cualquier tipo de búsqueda, pues cada cuestión es suministrada con su correspondiente respuesta.

El pensamiento homogéneo, no reconoce el cambio, es dual pues no contempla los matices. Reduce al individuo a una masa, para después fragmentarla según convenga, en grupos enfrentados que neutralicen las fuerzas de sus opuestos.

La verdad y la capa que la envuelve.

Aquellos que somos catalogados del modo general como “curiosos” vivimos en un estado de inquisición permanente con pequeños periodos de calma indiferente que nos permiten seguir avanzando no se sabe bien en qué dirección ni con qué propósito.

Siempre hay una voz que se adopta como oficial  cualquiera que quiera subirse al carro de la cultura tendrá que comulgar con la verdad establecida. No es mi intención ni dispongo de ningún conocimiento que me pueda dar pie para cuestionar a los académicos pero todos somos personas rebosantes de virtudes y carencias. Sabemos que la verdad absoluta no existe y que la gran mayoría de las disciplinas que conforman el conocimiento humano están compuestas de ciencia pura y honesta en su médula, caso aparte merece la gruesa capa que recubre la ciencia y que le da textura. Estas capas externas de la ciencia están compuestas de omisiones, criterios particulares, intereses económicos y altas cantidades de política. Del mismo modo que el periodista debe narrar la verdad según el filtro que le imponen sus editores el aspirante a investigador debe someterse a los criterios de los doctores que ostentan el cargo de oráculos y administradores de la verdad. Nadie que cuestione al oráculo puede ser tenido en cuenta o escuchado. Ni la verdad más evidente será nunca reconocida sino esta no encaja como la pieza de un puzzle en el modelo de verdad establecido que a fin de cuentas es la que da de comer al oráculo y al resto de su séquito.

No hay que tener un alto coeficiente de pensamiento para entender que es la pregunta lo que nos alimenta. La respuesta carece de importancia porque en el caso de hallarla, esta solo nos conducirá a formular una nueva pregunta. Quiero creer que aquellos que viven de buscar respuestas, a nivel intelectual se interesan por todo aquello que implique un aumento de su conocimiento. Pero a nivel social entiendo que  se tomen con calma su labor de aportar luz a la oscuridad más aun cuando tienen el monopolio de farolillos homologados que les permite desestimar cualquier verdad que no sea la suya.

54be2ca87ec71_1420_

Trascendencia, Reencarnación, Inmanencia.

La religión solo es un método de control, una señal de identidad de pertenencia al grupo. (Esto nada tiene que ver con el texto que viene a continuación pero ya está dicho).

El mundo espiritual se rige por unas leyes inamovibles de igual modo que nuestro mundo. De la misma forma en que concebir otros mundos que prescindan de las leyes de la materia nos resulta un ejercicio intelectual de una gran dificultad, igual de ambiguo resulta en un plano espiritual concebir el concepto de materia.
satan platificadoSin embargo el hombre pertenece a los dos mundos y está en su naturaleza interactuar en ellos hasta el final del camino. Nada se pierde, la materia sigue su ciclo y el espíritu interactúa con un todo más allá de la muerte de la persona.

El polvo vuelve al polvo. No existe una reencarnación que respete la conciencia de la persona. Existe una transmutación un cambio de estado que es irreversible. Eres un grano de trigo puedes ser harina y convertirte en magdalena puedes reducirte a hidratos de carbono tras infinitas transformaciones y por no cerrar el ciclo asumiré que nada es imposible y que es posible que volvieses a ser un grano de trigo pero la conciencia individual y la memoria de todo lo que fuiste se pierde en cada nueva etapa.
Sabiendo que tu conciencia existirá solo mientras tu cuerpo viva es prioritario que te aceptes a ti mismo, como paso previo para comprender todos los estados del Universo.