LA HISTORIA DE LA BIBLIA A GRANDES TRAZOS.

Por: Luis Fernando Mahecha Madrid.

tofetLa Biblia (del latín biblĭa, y este del griego βιβλία biblía, ‘libros’)​ es el conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo, escritos entre los años 900 A.C. y 100 D.C. por lo que la canonicidad de cada libro varía dependiendo de la tradición adoptada. Según las religiones judía y cristiana, transmite la palabra de Dios, aunque, en realidad, la biblia es una recopilación de libros que incluyen mitología sumeria, griega y relatos épicos del pueblo hebreo, los cuales han sido tergiversados y transformados por los pueblos de acuerdo con los intereses socio-culturales de cada época y cada región, pero aceptadas por los llamados seguidores de la fe cristiana o judía. Es por esto que la biblia es aceptada como el libro sagrado de las religiones judeo-cristianas.

La Biblia es una recopilación de textos que, en un principio, eran documentos separados (llamados «libros»), escritos primero en hebreo, arameo, árabe durante un período muy dilatado y traducidos posteriormente al griego y al latín, fueron reunidos para formar el Tanaj de los judíos (Antiguo Testamento para los cristianos) y luego el Nuevo Testamento. Ambos testamentos forman la Biblia cristiana. En sí, los textos que componen la Biblia fueron escritos a lo largo de aproximadamente 1000 años (entre el 900 a. C. y el 100 d. C.). Los textos más antiguos se encuentran en el Libro de los Jueces («Canto de Débora») y en las denominadas fuentes E Tradición Elohísta, (adoradores de Elohim) y J, Tradición Yahvista, (adoradores de Yahvé), de la Torá (llamada Pentateuco por los cristianos), que son datadas en la época de los dos reinos (siglos X a VIII a. C.).

764b2676-89c8-4f43-950c-534eb6ed3f6dEl libro completo más antiguo, el de Oseas, es también de la misma época. El pueblo judío identifica a la Biblia con el Tanaj, para el que carece de sentido y no es aceptada la denominación como Antiguo Testamento al no aceptar la validez del Nuevo Testamento.
El canon de la Biblia que conocemos hoy fue creado por la Iglesia católica, bajo el pontificado de San Dámaso I, en el Sínodo de Roma del año 382, posterior a la aceptación del cristianismo como religión oficial del Imperio Romano, y esta versión es la que Jerónimo de Estridón tradujo al latín. Dicho canon consta de 73 libros: 46 constitutivos del llamado Antiguo Testamento, incluyendo 7 libros llamados actualmente Deuterocanónicos (Tobit, Judit, Primer libro de los Macabeos, Segundo libro de los Macabeos, Sabiduría, Eclesiástico (Sirácida), y Baruc) —que han sido impugnados por judíos y protestantes— y 27 del Nuevo Testamento. Fue confirmado en el Concilio de Hipona en el año 393, y ratificado en el Concilio III de Cartago (en el año 397), y el IV Concilio de Cartago, en el año 419.
El canon del Antiguo Testamento cristiano entró en uso en la Septuaginta griega, traducciones y libros originales, y sus diferentes listas de los textos. Además de la Septuaginta, el cristianismo posteriormente añadió diversos escritos que se convertirían en el Nuevo Testamento.
Durante la Reforma protestante, algunos reformadores canónicos propusieron diferentes listas de las que se encuentra actualmente en uso en la Iglesia de San Pedro de Roma. Aunque no sin debate la lista de los libros del Nuevo Testamento vendría a seguir siendo la misma, sin embargo, en el Antiguo Testamento algunos textos presentes en la Septuaginta fueron eliminados de la mayoría de los cánones protestantes. Por lo tanto, en un contexto católico estos textos se denominan libros deuterocanónicos, mientras que en un contexto protestante que se hace referencia como libros apócrifos, la etiqueta se aplica a todos los textos excluidos del canon bíblico que estaban en la Septuaginta. Cabe señalar también, que tanto católicos como protestantes describen algunos otros libros, como el Libro de los hechos de Pedro, como apócrifos.
Historia de la Biblia: La ortodoxia cristiana
Bart Ehrman denomina a este grupo de cristianos como los “proto-ortodoxos” pues su particular interpretación del mensaje de Jesús prevaleció y con los años se convertirían en la “ortodoxia” cristiana. Entender a este grupo de cristianos es entender cómo se formó el Nuevo Testamento.
La palabra “ortodoxia” proviene de dos palabras griegas orthos (correcto) y doxos (doctrina), es decir los proto-ortodoxos eran aquellos que luego establecerán la “opinión correcta” sobre el mensaje de Jesús.
La Iglesia católica apostólica ortodoxa es una confesión cristiana, cuya antigüedad, tradicionalmente, se remonta a Jesús y a los doce apóstoles, a través de una sucesión apostólica nunca interrumpida. La Iglesia ortodoxa se considera la heredera de todas las comunidades cristianas de la mitad oriental del Mediterráneo.5​ Su doctrina teológica se estableció en una serie de concilios, de los cuales los más importantes son los primeros Siete Concilios, llamados “ecuménicos” que tuvieron lugar entre los siglos IV y VIII. Tras varios desencuentros y conflictos, la Iglesia ortodoxa y la Iglesia católica se separaron en el llamado “Cisma de Oriente y Occidente”, el 16 de Julio de 1054, debido a los cambios propuestos por la iglesia católica apostólica romana, los cuales no fueron aceptados por los ortodoxos católicos. El cristianismo ortodoxo se difundió por Europa Oriental gracias al prestigio del Imperio bizantino y a la labor de numerosos grupos misioneros.
Esta iglesia basada en la biblia ortodoxa, ha sido la misma desde sus comienzos, a diferencia de la católica apostólica romana, la cual ha sufrido transformaciones a través del tiempo de acuerdo con las necesidades socio – económicas de cada país y cada época. La biblia, además, es una recopilación de libros que incluyen mitología sumeria, griega y recuentos de las luchas del pueblo hebreo, lo que demuestra que está lejos de ser un libro sagrado, siendo más bien una recopilación de historias tergiversadas y transformadas por los pueblos de acuerdo con los intereses socio-culturales de cada época y cada región, pero aceptadas por los llamados seguidores de la fe cristiana o judía. Es por esto que la biblia es aceptada como el libro sagrado de las religiones judeo-cristianas.
Esta es, a grandes trazos la historia del libro más vendido en el mundo.

GEANEL/LUZBEL Y EL MUNDO ANGÉLICO

En el mundo celeste (o del espíritu) y la materia, existen jerarquías y categorías espirituales. Todas tienen una relación directa con el grado de evolución de los seres que pueblan los mundos. El universo entero está poblado. Los seres que viven en la tierra no tienen la fortuna de ser los únicos seres exclusivos de la Creación. En la tierra misma hay millones de seres diferentes y cada especie con una conciencia distinta. Una captación distinta de una misma realidad. Una realidad diferente según su capacidad para entender el universo.

Es importante aclarar que los ángeles no son espíritus. Son entidades de Luz, de vibración que sirven en amor y conciencia al ser humano. (Egregor)
No sólo son mensajeros divinos, como el Arcángel Gabriel. También hay ángeles protectores que tratan de evitar accidentes u otras desgracias.
La verdadera imagen angélica no tiene nada que ver con un ser antropomórfico sino con una luz.
Existe una jerarquía angelical que está formada por nueve cualidades: Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Potencias, Virtudes, Principados, Arcángeles y Ángeles.

Al hablar de las entidades angélicas es de suma importancia destacar el rol de Luzbel, cuyo nombre significa “Portador de la Luz”.

Tiene un papel preponderante en la evolución espiritual de los seres encarnados, puesto que El Absoluto lo eligió para tentar al ser humano y así fortalecer sus valores espirituales. Luzbel quería mostrar el conocimiento al hombre. Solo así el ser humano estaría preparado para elegir con criterio su destino. Permanecer sujeto al paraíso de la materia o ascender al mundo espiritual que por derecho le corresponde.
A Luzbel Lo acompañaron 72 ángeles voluntarios. Ellos se encargarían de trasmitir la luz del conocimiento a los hombres.
Los 72 Ángeles Fueron conocidos como nephelines. Al llegar a la tierra se les borró la memoria por Misericordia Divina Esto junto a que tuvieron que adoptar parte de la naturaleza humana los corrompió; por lo que entre otras cualidades humanas adquirieron el la envidia y el odio Este seria el origen lo que hoy conocemos como Demonios. Luzbel es conocido como Lucifer, el Príncipe de los demonios. Tal como atestiguan los adoradores de Jehová.

7d3b5b08e8a30a5a2335f59c91ac9b4e

La tradición Judeo-cristiana dejó de verlo como una entidad de Luz que ayuda a crecer espiritualmente al ser encarnado, para idealizarlo como un ser maligno que corrompe el espíritu.

A pesar de la traición sufrida Luzbel mantuvo su memoria intacta y fue viendo a través de los milenios cómo los hombres sucumbían a las tentaciones, haciendo casi infinito su sufrimiento. Pero lo soportaba por su incondicional amor a Dios.
Hay que tener una gran fortaleza interior para vencer a las tentaciones y sobreponerse al lastre del ego. El Maestro Jesús salió airoso de la prueba y Luzbel vivió una gran satisfacción por ello, aunque a muchos todavía les cueste entender esa emoción.
El Absoluto es La Sabiduría y no todos los seres pueden llegar a entender Su buen juicio.
Uno de los ángeles más importantes y que muy pocos tienen en cuenta es el Ángel de la Tierra. Así como la Tierra tiene un Logos Planetario, también tiene un Ángel que la protege, junto con todos los seres que la habitan.
Es como un Ángel de la Guarda, pero a nivel planetario. Su espiritu emana del total de las fuerzas telúricas del planeta. Su nombre es Geanel. (Otra denominación es Gaianel).

Ge. es una palabra sustrato pregriega que algunos relacionan con la sumeria Ki, que también significa ‘Tierra’. *Aia es un derivado de una raíz indoeuropea que significa ‘abuela’. Por tanto, la etimología completa de Gaia parecería haber sido ‘abuela Tierra’

Annunakis portadores de la Luz (Homenaje a Ernest descals)

annunaki-annunakis-nephilim-sumerian-niburu-pinturas-cuadros-art-history-ernest descals

Misterios, arqueología, historia, seres venidos de otros planetas. La antigua sabiduría, Mesopotámica, Egipto, Sumeria. El querer saber, el conocimiento de las causas históricas y sus hechos probados, ó no tanto.

Los ángeles del antiguo testamento, los Nephilim, la genética, el poder de las tecnologías.

Estos interesantes conceptos y muchísimos más se reúnen en las pinturas en oleo y técnicas mixtas que el artista Pintor Ernest Descals ha realizado en una magna colección de creativas obras de arte sobre los estudios del escritor ruso Zecharia Sitchin, que ha desarrollado en sus libros sobre los enigmas derivados de las andanzas de los Annunakis. Seres que en la Antiguedad se convirtieron en dioses de muchas culturas del que dan testimonio para la posteridad un gran número de esculturas, bajorrelieves jeroglíficos y tablillas escritas por los eruditos escribas de las viejas épocas.

El material intelectual producido sobre los Annunakis  ha sido a lo largo de los tiempos convenientemente ignorado, ocultado y destruido  por intereses absolutistas y nuevas religiones emergentes. Pero, el material que aún podemos hallar en nuestros días  resulta suficiente para que el creador plástico catalán Ernest Descals se inspire para crear una larga serie de cuadros de extraordinarias sugerencias artísticas que representan una  ayuda en el afán de la investigación personal sobre estos fenómenos y su Enigma.
A los antiguos dioses de Sumeria, se les conoce con distintas variedades lingüísticas como  “Annunakis”. Seres venidos del Cielo que llegaron a la Tierra en una clara necesidad de encontrar los minerales, piedras preciosas y metales que llevarse para restablecer el equilibrio ecológico en su lejano Planeta Niribu. Los podemos encontrar en una multitud de textos y leyendas de la antigüedad, como: documentos Mesopotámicos, la propia Biblia, los jeroglíficos de Egipto, los milenarios textos hindúes, o los restos arqueológicos de Mesóamérica, por citar solo algunos.

Disponían de tecnología muy desarrollada y una enorme variedad de disciplinas científicas, procedían del espacio, en concreto del Planeta Nibiru. Actuaron en La Tierra a su propia conveniencia y legaron conocimientos y tecnologías absolutamente revolucionarias para su tiempo, condicionando el desarrollo del Hombre. Su Historia es verdaderamente muy larga y extensa, y confluye con la de la humanidad al cruzar su descendencia con los homínidos de este planeta. El fruto del mestizaje entre los Annunakis y los homínidos  fue la adquisición de casi todas las facetas emocionales de los humanos como: la envidia, el odio, el rencor, la lujuria, la agresividad, la destrucción y las ansias de poder.  Por otra parte aunque de de forma regresiva, del legado genético de los Annunakis también heredaron el pensamiento lógico y analítico, y el control absoluto de las emociones.

Los misteriosos Annunaki despiertan un alud de imágenes que nos trasladan a la noche de los tiempos, en los años primigenios de la Historia de la humanidad. Se les atribuyen una gran cantidad de versiones en sus aspectos físicos, algunos los definen como seres reptilianos, otros incluso les atribuyen  morfológicas de tipo animal.

4201216836_7e631bf31ePara el Rey Gudea fue un premio y un reconocimiento el que se le asignara como el constructor de un nuevo Templo para el Dios de la Guerra Ninurta, y recibió el encargo entre sueños y revelaciones, curiosamente con las medidas exactas que tenia que disponer esta residencia Divina, así como los materiales y sus disposiciones concretas,  la orientación y servicios, entre ellos el de poder alojar al divino pájaro negro del trueno, la nave voladora del dios Ninurta. Ahora actualmente, una vez encontrados los Cilindros en los que están grabados en piedra todos los detalles de esta historia podemos aseverar los magistrales conocimientos que poseían estas entidades superiores proclamadas como los dioses guardianes del Saber de la antigua Sumeria.

Son muchos los restos arqueológicos en todo el mundo en los que podemos observar algunos de los iconos ó símbolos propios de los seres de Nibiru, Los seres provenientes del Planeta Nibiru.

Alanu el Rey del planeta Nibiru destronado por su contrincante y pariente Anu,  fue el que descubrió La Tierra para los fines energéticos y ecológicos que los Anunnakis buscaban. Mas tarde su presencia entre los propios Annunak se convirtió en un problema insalvable y se le extraditó al Planeta Marte, donde murió.

En las antiguas civilizaciones de Asia y América se habla muy a menudo de los Dioses Voladores, Seres que podían surcar los cielos y viajar con sus artefactos de una parte del mundo a las otras, incluso se han documentado mediante los hallazgos arqueológicos algunas de estas naves espaciales.

Es una realidad que el conocimiento que se ha legado de generación en generación es un elemento valioso pero tan solo es un fragmento el total. Cuantos conocimientos y cuanta cultura se nos han olvidado dejándonos  una sensación de vació de un conocimiento valido, aquel que es esencial para entender nuestra propia naturaleza. De aquí que los creadores tengan una cierta obligación con la Sociedad para intentar recuperar aquellos hechos que fueron de enorme importancia para la Humanidad.

Vinieron del espacio por motivos de supervivencia de su mundo y aquí en la Tierra emprendieron la búsqueda de los metales y minerales que les eran necesarios para salvar su planeta, mas tarde, dicen que se movieron en el campo de la revolución genética que aceleró de forma trepidante la evolución natural de la especie humana, al mismo tiempo que se vieron envueltos en guerras y luchas entre ellos mismos por aumentar sus áreas de influencia en los países de Mesopotamia, Egipto, la India, Centro América, Sudamérica y otros muchos y distantes enclaves, dejando en todos ellos unos vistosos rastros que en los continuos descubrimientos arqueológicos adquieren una drástica importancia.

Parece ser que la Humanidad ha tomado de ellos sus principales rasgos físicos y temperamentales. Son muchos los que relacionan a los Annunaki con las profecías mayas del fin de los tiempos previstos en el año 2012.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn la antigua civilización Sumeria, mas tarde Mesopotamia y Babilonia, se procedía de forma sistemática a anotar en Tablillas todos los hechos mas relevantes, y gracias a los continuos descubrimientos Arqueológicos se ha podido reconstruir la verdadera Historia de unos pueblos con avanzada Cultura en una gran variedad de disciplinas como la Astronomía, las Matemáticas, la Religión, la Contabilidad, los asuntos judiciales, las guerras y sus enigmáticos Dioses y personajes que se hunden en la noche de los tiempos.

Cuenta la tradición que el patriarca bíblico Moisés recibió unas tablillas con escritura cuneiforme, con los diez mandamientos de Yahvé en el monte Sinai. Gracias al hallazgo de tablas ó tablillas similares los arqueólogos han podido descifrar los cuantiosos documentos sobre la antigua civilización Sumeria y con ello empezar a entender la historia de los dioses Mesopotámicos.

Las profecías de los códices Mayas marcan un final para nuestro tiempo, previsto  en el año 2012, quizá cuando el Planeta Nibiru se nos muestre en su acercamiento.

Estos personajes que se mueven entre los valores históricos y divinos de la antigua Sumer colectividad humana asentada en las actuales tierras del Irak, país invadido militarmente por las fuerzas armadas de los Estados Unidos de Norteamérica. Puestos a especular podemos suponer que el interese por Irak, no es solamente militar o energético, también y de forma muy clara interesan los amplios conocimientos arqueológicos de la cultura de Sumer

en la que existen miles de antiguos documentos que versan sobre los Annunakis. Muchas de estas piezas, verdaderas joyas de la Arqueología, han desaparecido por los desordenes actuales.

Inanna fue conocida en las antiguas, naciones del oriente próximo, también como la diosa Isthar, Diosa entre otras facetas del Amor , del sexo y de la fertilidad. Sus distintos nombres adaptados a otras culturas cercanas fueron los de Astarté en Fenicia y países limítrofes, ó Anahit en la Armenia pre-romana. Diferentes modos lingüísticos de conocer a la Annunaki Inanna, verdadera instigadora de gran variedad de conflictos entre los Dioses venidos del espacio. Su rivalidad con Marduk, que mas tarde seria el Dios único en Babilonia, propició auténticos desastres entre las naciones y sus ejércitos. Se le concedieron las amplias y lejanas tierras y demarcaciones de lo que hoy seria la India, pero esto no la paró nunca en sus instintos bélicos.

Anu, el Rey. Padre de los grandes Dioses de Sumeria como Enky, Enlil

y Ninarshag viajó a nuestro Planeta Tierra por lo menos en dos ó tres ocasiones para supervisar los trabajos que sus hijos realizaban con el objetivo de extraer los minerales, metales y piedras preciosas
OLYMPUS DIGITAL CAMERAEnki, es el hijo primogénito de Anu, Gran Señor de Nibiru y poseedor de la alta sabiduría técnica que mas tarde legó a los humanos, sus. Sus dominios en el Abzu proporcionaron los metales y minerales necesarios para la supervivencia de su mundo natal

Enlil , Señor del Mandato en la Tierra, hijo de Anu el Rey del planeta Nibiru. Regente de Annu en nuestro mundo y uno de los primordiales Annunaki. Gran rival de Enki por sus disputas para suceder a Anu. El especial derecho de sucesión de Nibiru establece primar a la descendía entre hermanastros, lo que proporcionará autenticas guerras entre Dioses, conflictos en los que utilizaran divinas alianzas apoyadas por las potentes armas que su avanzada tecnología les suministra. Impulsadores del arte de la Astrología y instauración del Zodiaco que aún hoy seguimos bajos sus viejas y sabias pautas.

AGNI dios del fuego.

AgniCuenta una antigua leyenda persa, que en un principio existían cinco tribus. Distribuidas una cada punto cardinal más una en el centro.
En la tribu del centro, un sabio Maestro inventó el arte de crear y manipular el fuego. Tras mucho tiempo de intentarlo, a riesgo incluso de su propia vida, pudo encontrarle usos prácticos que facilitarían la vida de los seres humanos, y sin dudarlo ni un momento, salió tan pronto de donde estaba para transmitir su arte con sus semejantes, y compartir con ellos sus beneficios.
Inmediatamente después de partir, se preguntó dónde podría ser más útil su descubrimiento, y se dijo a sí mismo que sería en la tribu del norte, pues esta era la más fría de todas, y en esa región, los inviernos eran muy crueles. Tan pronto como llegó a la tribu del norte, reunió en torno a sí, a varios discípulos a los cuales les transmitió sus enseñanzas y todas y cada una de las aplicaciones prácticas de estas.
Tan pronto hubo terminado con su misión, tomó sus cosas y se dispuso a continuar el viaje. Al saberse en toda la comarca del norte, lo beneficioso de sus enseñanzas, quisieron ir a agradecerle y a tributarle, en honor a todo lo que había hecho por ellos. Sin embargo él ya se había ido a compartir sus tesoros/conocimientos con el resto de las tribus.
Y así fue con la tribu de oriente y luego con la tribu de occidente. Pero cuando le buscaban para agradecerle, ya había continuado su marcha hacia la siguiente tribu. Si bien en la tribu del centro, de la que era originario no le recibió, puesto que desconfiaban profundamente de él y le decían “¿Quién pues te ha dado a ti a autoridad para enseñarnos?”, no se detuvo ante las críticas y continuó su camino.
Finalmente llegó a la comarca de la tribu del sur. Ahí fue muy bien recibido por una comunidad de aprendices, quienes rápidamente aprendieron del Maestro el arte de manipular el fuego. Sin embargo, esta comunidad fue bastante animosa y caritativa y salieron rápidamente a compartir los tesoros/conocimientos con el resto de los aldeanos. Cuando los sacerdotes y los jefes de la tribu del sur se enteraron, preguntaron “¿De dónde viene todo esto?”; “De un gran Maestro de la tribu del centro que ha venido a compartir con nosotros los misterios del fuego” recibieron por respuesta.
Celosos los sacerdotes ante esta situación, decidieron tenderle una trampa antes de que partiera. Así pues justo antes de partir, cuando se hallaba despidiendo de sus aprendices, fue hecho prisionero y asesinado por los sacerdotes.
Temerosos estos, pues sabían que el Maestro era muy amado por sus discípulos y el pueblo, decidieron entonces crear una enorme y fastuosa estatua, justo en el centro de la comarca, ante la cual ardía eternamente el fuego en su honor.
Desde ese entonces, se impidió que las enseñanzas sobre el arte del fuego fueran enseñadas públicamente, y sólo jefes y sacerdotes podían beneficiarse de sus usos. Y también, comenzó a venerarse al maestro, aunque con el paso del tiempo ya nadie comprendía por qué se le veneraba.

La historia, se basa en una leyenda indo/aria sobre Agni, el espíritu/dios del fuego, la cual se hizo bastante común en el Indostán a raíz de las invasiones de los pueblos Arios.