AGRADECIMIENTOS.

Mí querido lector: Gracias por tu esfuerzo espero haberte divertido con mis aventuras oníricas. Sé que escribir una novela sin tener en cuenta las normas más elementales de narración es demasiado ambicioso pero yo soy así. Kaaba es mi homenaje freak a los escritores de libros sagrados. No he sido capaz de crear un argumento suficientemente incoherente y ambiguo pero… quien sabe, quizás, dentro de unos años, mi voz será escuchada. Entonces mi cuerpo será exhumado y venerado en la basílica de la Sagrada Familia, la primera catedral dedicada al culto de ¡la nueva doctrina!

 Ahora desde la distancia tengo la certeza que he leído publicaciones mucho peores y pienso en la cantidad de historias anónimas que nunca llegare a leer.

Escribir ha sido una de las experiencias más gratificantes que he conocido. Escribir para uno mismo sin tener que coartarme con aquello que es o no correcto, sin tener que cumplir plazos sin ninguna necesidad de ser comercial.

Muchos han tenido la oportunidad de leer mi trabajo establecer una conexión de uno a uno vislumbrar el mensaje en su conjunto.

Todos tenemos nuestro propio discurso que no dudamos en proclamar en cuanto se nos presenta la ocasión. Pocos son capaces de escuchar con la atención que se requiere las ideas ajenas.

boca-orejaDemostrar esa cualidad tan poco común dice mucho a favor de esas personas.

¿Qué sentido tiene el saber? ¿Por qué hay algo en vez de nada? ¿Cómo se sabe lo que hay que saber? ¿Cómo se explica la naturaleza humana? ¿Cuáles son las grandes preguntas de la vida?

No des nada de lo que te cuenten por cierto, ni subestimes el valor tener tus propios pensamientos, grandes o pequeños, lo importante no es su tamaño, es el hecho de tenerlos.

Ya estamos todos ¿y ahora que?

Los hombres no encuentran lo que se merecen sino lo que se les asemeja.

-El Sidonita representa una colectividad de seres que han heredado generación tras generación  un estado de consciencia superior al de la humanidad corriente, poseedores de los mismos caracteres interiores estos les permiten reconocerse entre ellos.

Existe un estado diferente del sueño y la vigilia, un estado de consciencia superior en que el hombre  incrementa la capacidad de percepción de su entorno y de su propio yo.

El genio sólo es una de las etapas del camino que puede recorrer el hombre dentro de sí mismo para alcanzar el uso de la totalidad de sus facultades.

La sociedad de los Sidonitas (Pensamiento piramidal) se habría formado naturalmente, al buscar, los hombres parecidos a ellos en conocimientos, con quienes dialogar. Es el caso de Einstein, comprendido sólo por algunos centenares de físicos y matemáticos.

-¿Quieres decir que todos los pensadores están afiliados al grupo Sidonita vamos que forman parte de una sociedad secreta?

-No se trata de una sociedad organizada, sino contactos necesarios entre espíritus calibrados de un modo diferente, y un lenguaje común, no secreto, sencillamente inaccesible a los demás hombres en un tiempo determinado.

Si algunos conocimientos profundos, sobre las leyes que rigen el universo, fueron elaborados por civilizaciones hoy desaparecidas, y si algunos fragmentos de estos conocimientos han sido conservados a través del tiempo, sólo pudieron serlo por espíritus superiores y en un lenguaje forzosamente incomprensible para el común de los humanos.

Obligados a una especie de clandestinidad, estos hombres solo pueden establecer contactos satisfactorios con sus iguales. Es natural que los espíritus de esta clase, empeñados en pasar inadvertidos simplemente para que no les molesten, tienen otro mejores entretenimientos que jugar a las conspiraciones. Si forman sociedad es por la necesidad de colaboración. Si tienen un lenguaje particular es debido a que las nociones generales que este lenguaje expresa son inaccesibles al espíritu humano ordinario.

En este sentido exclusivamente, es posible aceptar la idea de sociedad secreta. Las otras sociedades secretas las que se ven, y que son innumerables, no son más que imitaciones, juegos de niños que copian de los adultos.

Mientras los hombres alimenten el sueño de obtener algo por nada, dinero sin trabajar, conocimientos sin estudió, poder sin conocimientos, virtud sin ascetismo, florecerán las sociedades presuntamente secretas y de iniciación con sus jerarquías y sus fórmulas que son una parodia del lenguaje secreto es decir técnico.

Existen en el mundo lugares como este, donde la densidad intelectual es particularmente grande y se prestan por necesidad a la clandestinidad aportamos suministros morales y éticos que garanticen la entrada y la salida de cada ciclo.

-Si no entiendo mal sois la segunda fuerza. El poder  de los Sidonitas en la tierra y el poder Kaabolo (pensamiento esférico) en el cielo. Habéis querido aliviarles un poco de responsabilidad queriendo un poco del poder material, interviniendo en sus asuntos, y ahora están cabreados.

-El lenguaje espiritual no es un balbuceo que precede al lenguaje científico; es más bien el logro de este último. Lo que pasa en nuestro presente ha pasado en tiempos antiguos esto ayuda a comprender el mañana. El código está escrito en fórmulas religiosas sin el código la lectura de estas fórmulas sólo puede ser literal.

El espacio en el cual se desenvuelve el ser espiritual del hombre tiene dimensiones distintas de aquellas en las que se desplegó durante los últimos siglos. El hombre ha llegado al final de sus posibilidades. Aparecen otras alternativas, otros caminos, que el flujo y el reflujo del océano de las edades cubren y descubren alternativamente.

-No sé si te entiendo.

-Ten paciencia el código se puede aprender aunque no en un día. Si está en tu interior solo hay que despertarlo.

Nuestro mundo se enfrenta con una crisis todavía inadvertida por aquellos que poseen el poder de tomar decisiones para bien o para mal.

Lo que ha de venir es más importante que la aparición del budismo o el cristianismo. No se trata ya, de ahora en adelante, de destinar las facultades humanas a tal o cual divinidad. En nosotros sufre una crisis definitiva el vigor religioso de la tierra: la crisis de su propio descubrimiento. Empezamos a comprender, y para siempre, que la única religión aceptable para el hombre es la que le enseñara ante todo, a conocer, amar y servir apasionadamente al universo de cuál es el elemento más importante.2391392-0338-rec

La misión de Kabolo era convertirse en un faro en un ser capaz de iluminar a los hombres de darles valor y esperanza, de demostrarles que la luz brilla en lo más profundo de nosotros. Pero la humanidad ha apartado su mirada por miedo a aquello que sin duda le  es superior y ha elegido el universo de sombras que le ofrecen las fuerzas Sidonitas un universo  a escala humana que fomenta la creencia que cualquiera puede ser reconocido como el portador de la antorcha.

(Fragmento inédito de la novela Kaaba).

La Piedra Negra de la Kaaba.

Cuenta la tradición islámica que la piedra negra (al-hagar al-aswad) Fue entregada a Abraham por un ángel, en la colina de Abu Qubays, donde estaba conservada desde que llegó a la tierra procedente de los confines del Universo.

Adán construyó un primer santuario de la Kaaba con zafiros y rubíes, pero fue elevado al cielo para evitar las aguas del diluvio. Posteriormente Abraham   y su hijo Ismael, construyen la Kaaba en la misma ubicación de la primera por mandato de Allah, para ubicar geográficamente el corazón del hombre. Cuando Abraham e Ismael  terminaron de construir la Kaaba, colocaron la piedra en la esquina oriental, para  indicar a los peregrinos el punto de partida y el punto de llegada de las 7 vueltas rituales que han de dar en torno del templo, como los ángeles lo hacen alrededor del Trono de Dios.

Lo que hay en la Kaaba es la insinuación de la Majestad, la percepción de un vacío que  colma al peregrino, la sede de la intuición del Uno.

516712479Alojada en la esquina oriental de la Kaaba a un metro y medio del suelo se muestra una cara de la piedra de 30 cm. de diámetro.

Durante la época preislámica esta piedra era parte de una capilla que estaba dedicada a la adoración de un  dios principal masculino que era conocido como Hubal, un dios oráculo. La  estatua  antropomorfa de color rojizo que lo representaba fue destruida por Mahoma junto a la gran mayoría de ídolos que se alojaban en el interior de la Kaaba.  De entre todos los ídolos, Mahoma escogió a Allah  él dios árabe de la luna, como el único  verdadero.

Al-hagar al-aswad era una deidad que representaba la triple manifestación de la diosa madre.  a la que se le rendía culto.  Entre otros, se le atribuía el poder de prolongar la vida, canalizar el nacimiento de un niño divino, incentivar la búsqueda de conocimiento la obtención sabiduría y la comunicación directa con Dios. hasta que Mahoma conquistó la ciudad de Meca y rechazó su adoración declarando que únicamente debía ser empleada como medio de comunicación con Dios.

Considerada por los musulmanes “piedra santa”. El peregrino tiene la opción de poner su mano sobre ella para prestar juramento de fidelidad y obediencia a Dios. El contacto con la piedra ni perjudica ni beneficia, aunque  si las  circunstancias del peregrino lo permiten pocos renuncian a su contacto de forma voluntaria.

La secta herética de los Carmatianos robó la piedra en el 930, pero fue recuperada 21 años más tarde con la identificación positiva gracias a la capacidad de la piedra de flotar en el agua.

impactiteExiste una teoría que especula que la piedra es una impactita que es el resultado de someter la arena del desierto a una gran presión y a altas temperaturas situación que se da cuando un meteorito impacta contra una duna. La teoría ubica el origen de la piedra en el Cráter Wabar en el desierto de Rub al-Jali conocido también como Rincón Vacío un lugar que ocupa la mitad del territorio de Arabia Saudí

La tradición islámica describe como el color jacinto original  de la piedra se transformó en negro por los pecados de la humanidad. Informes de su aspecto visual mencionan un color negro rojizo profundo, superficie suave, algunas bandas aparentes, y pequeñas inclusiones de cristal. Aunque en general se le considera como un meteorito, no puede ser un meteorito de tipo férrico debido a sus fracturas, ni un meteorito rocoso debido a que no resistiría su manipulación y se hundiría en el agua. Argumentos similares pueden desestimar orígenes no meteorititos como basalto o ágata.

La “impactita de Wabar” es un cristal duro. Es bastante resistente a los golpes suaves pero pueden romperla posee una estructura porosa, debido a esto flota,  y tiene inclusiones de cristal blanco como en la descripción y arenisca que correspondería las bandas. El cambio de su color original más claro podría ser debido a las grasas acumuladas de los frecuentes besos y roces. Sea o no Wabar el origen, la Piedra Negra encaja bastante bien con una impactita desértica y la tradición del meteoro.

De modos narrativos, Jarabes y Vacas.

SEG-HLO.jpgNunca he disfrutado con esas historias que describen como: En un atardecer nublado, un ser gris va dando un paseo con paso apático y se recrea con la caída de una hoja, mientras recuerda experiencias de tiempos pasados.

Tras un sinfín de páginas deduces que el total de todos los párrafos leídos el único fin es que el lector asuma que en el relato ha llegado el otoño. Supongo que simplemente no alcanzo el nivel que se requiere para alcanzar el deleite con ese tipo de literatura que defino como lectura para vacas puesto que se requiere disponer de dos estómagos para digerir tanta paja.

Utilizo Internet como una extensión de mi cerebro. Cualquiera que lo desee puede acceder a mis pensamientos. No es que tenga intención de influir en el pensamiento ajeno, mucho menos dar lecciones a nadie. Por el contrario, en ocasiones los comentarios que recibo me sirven para contemplar mi pensamiento desde otro punto de vista, eso me permite añadir matices que en su ausencia siempre dan lugar a malas interpretaciones. El dialogo interior que mantengo conmigo mismo es relativamente fluido y la ironía, los adjetivos y analogías que utilizo nunca son malinterpretados. Así pues definen con una exactitud suficiente los conceptos y argumentos que manejo en mi debate interior. No ocurre lo mismo cuando se trata de exponer esos argumentos a otras personas ya sea de manera oral o escrita.

Reconozco que mi discurso es denso como un jarabe y que su efecto es útil para muy pocos y difícil de tragar. Es mi estilo, no tengo otro y a mí me vale.