De cuando los cargos públicos son una carga publica y “que hay, diez pisos por encima”.


El mundo se divide en tres categorías de gentes : Un muy pequeño número que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira como acontecen, y por fin una amplia mayoría de no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad.”

El ciudadano no lo sabe, pero estamos en una guerra en la que no se debe confiar ni en los aliados. Una guerra permanente, económica, una guerra sin muertos.control energetico

Consigue el control sobre la moneda de una nación,
y no tendrás por que preocuparte de aquellos que hacen sus leyes.

Los dirigentes más eficaces conducen a los hombres sin ordenar es lo que se llama “la no agresividad inteligente”. explicitamente “El dominio de los hombres”.

Estamos siendo digeridos por el progresivo proceso de globalización que ya se muestra como el yugo de un régimen político único. Una plutocracia planetaria que gestionara en detrimento de la mayoría. Esta dictadura sin dictador no aspira a tomar el poder, pretende implantar el control sobre aquellos que lo detentan.
En la década de los años 50 los grupos de poder del primer mundo eran conscientes que en algunas décadas, sería muy difícil mantener el orden establecido. Las masas conforme accedían a la educación se mostraban reticentes a aceptar los dictados de sus dirigentes si no se mejoraban sus condiciones de vida.
El control de la energía y las ciencias se mostró como un elemento primordial para que la élite plutocratica de la época pudiera seguir afianzada en sus puestos.
La energía se convirtió en la clave de todas las actividades de la humanidad.
Las ciencias naturales estudian las fuentes y el control de la energía natural. Las ciencias sociales, expresadas teóricamente a través de la economía, son el estudio de las fuentes y control de la “energía social”. En consecuencia, las matemáticas son la principal ciencia de la energía.
Toda ciencia es esencialmente un medio hacia un objetivo.
El medio (estrategia) es el conocimiento, el objetivo es el control.
Más allá de ello, queda pendiente una sola pregunta: ¿Quién será el beneficiario?

Desde el punto de vista de la ley de selección natural, una población que no utiliza de modo eficaz su potencial de inteligencia, puede ser clasificado como inferior. El ciudadano puede considerarse como un animal domesticado, que por propia elección, consiente en ser guiado, bajo la promesa de que otro se encargue de apaciguar las incertidumbres de su destino. En consecuencia, moralmente estaría justificado desplazar la energía social (trabajo) y natural (riqueza) de la masa indisciplinada e irresponsable hacia las manos de aquellos que son auto-disciplinados y responsables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s