Barcelona domingo 27 de mayo.


 Cada uno se forma una imagen del otro por lo que si mismo es.

Sergi estaba en su casa había perdido su trabajo. Cuando llamo para pedir unos días mas de excelencia simplemente le dijeron que no hacia falta que volviera. No pareció importarle en ese mismo momento estaba luchando contra un grupo de mercenarios que lo estaban acorralando en la pantalla de su ordenador. no conseguía integrarse en el juego su cabeza estaba ocupada pensando en su relación con Pipi en el lugar que ocupaba en su vida y los sentimientos del uno por el otro. Estaba empezando a sentirse mal de verdad.

La televisión emitía un pitido agudo en el limite de la capacidad de su oído, apenas era audible aunque si que tenia la capacidad de ponerlo muy nervioso. El día era frió sin embargo la ventana estaba abierta de par en par. Su rendimiento estaba bajo mínimos. puede que por ese mismo motivo no se fijase en los tres hombres que llevaban horas observándole desde la terraza de enfrente.

El teléfono sonó. Sergi desorientado contesto apenas consciente.

—¿Diga?

—Sergi soy Pipi—. Sergi  había estado esperando  la llamada de Pipi.

—Pipi… ¿estas bien? ¿Donde has estado?

—Si, estoy en Calella con Pilar nos han tenido retenidas en una clínica, pero ya nos han soltado estamos bien…

Sergi sintió que se le aceleraba el pulso fue durante una fracción de segundo enseguida se recupero. Algo en el había cambiado Parecía que se hubiese salido de un estado de sopor en el que hubiese estado durante años.

—¿Que te pasa no dices nada—? Ahora que sabia que Pipi estaba bien  empezó a pensar en él.

—He estado pensando… Todos estos días… Pensaba que ya no te vería nunca más.

—En un par de horas estaré en casa. Tengo tantas ganas de que volvamos a estar  juntos.

—Veras…, no creo que debamos continuar juntos… en este tiempo he tenido tiempo de pensar en nosotros en mi. No puedo seguirte.

El recibimiento de Sergi fue desconcertante   desde luego no era lo que Pipi esperaba. Las palabras de Sergi eran un shock, Pipi no se esperaba que Sergi fuese a dejarla y menos hoy. El día que necesitaba más que nunca recuperar todo aquello que la hiciese sentirse segura. No era el mejor momento, después de lo que habían pasado. No es que Pipi no hubiese pensado en la posibilidad de que ocurriera pero para ella su relación con Sergi era correcta. Disfrutaban del sexo con regularidad y le Pipi le daba libertad para que hiciese sus cosas disfrutaban estando juntos y tenían una gran complicidad. Es posible que Pipi no hubiese sabido valorar que Sergi había tenido problemas a los que ella no había dado importancia. La economía de la pareja había tocado fondo la relación llevaba tiempo cayendo y no remontaba. La pausa que se había producido en los últimos meses solo se había retrasado lo inevitable.

Rotor-desequilibrado-02Toda relación se inicia con la bandeja de lo positivo repleta de virtudes, de buenas intenciones y esperanzas, sin embargo; el día a día de la convivencia va añadiendo las virtudes en una bandeja y los defectos en la otra, el equilibrio no es simple. Lo que se da y lo que se recibe, lo material y lo intangible.

Tolerancia, cariño, egoísmo, buena voluntad, problemas no compartidos. El resentimiento que nace cuando el cónyuge no reacciona de la manera que se espera de él. Todo es alojado a un lado u otro, una carga de sentimientos heterogéneos y complejos, que lejos de ser valorados puntualmente en cada uno de sus matices son irracionalmente simplificados, sin más opción que estar a un lado u otro de la balanza. Cada persona dispone de su sistema de pesos y medidas y los usa según sus necesidades.

Existe una tercera fuerza, una fuerza neutra envolvente que actúa corroyendo el eje restándole precisión o incluso dejándola atascada. La fuerza que hace que nos relajemos ante la necesidad de compensar los ligeros desequilibrios. Cuando estos no son corregidos la apatía amenaza con decantar sin aviso previo en el lado negativo. Todos esos pensamientos pasaron fugazmente por la cabeza de Pipi podría haberse puesto a llorar pero no lo hizo debía seguir su propio camino.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s