De civilizaciones primigenias.


Las civilizaciones, los momentos del conocimiento y de la organización humana, son como otras tantas rocas en el océano. Cuando prescindimos de la escala humana  una civilización, es un momento de conocimiento, no es más que el choque del océano contra esa roca.

 La ola que rompe,

La espuma que brota.

La sociedad vive con la idea de que el invento técnico es un fenómeno contemporáneo. Y es que nadie hace el esfuerzo de consultar los documentos antiguos. Cuando estos textos son leídos alguna vez, lo son por escasos eruditos de formación puramente literaria o histórica. El contenido de ciencia y de técnica escapa a su atención. Muchos tesoros duermen en las bibliotecas. La sociedad es pasiva y no discute la idea de una historia discontinua del conocimiento, y de centenares de miles de años de ignorancia por  unos cuantos lustros de saber. La idea de que ha habido de pronto un siglo de las luces, idea  aceptada con desconcertante ingenuidad ha sumido en la oscuridad el resto de los tiempos.

El que quiera instruirse debe primero aprender a dudar.

imagesbEl olvido lo abarca todo. Toda técnica debe elaborarse partiendo de tres dimensiones: la experiencia, la ciencia y la historia. Eliminar o despreciar esta última es dar prueba de orgullo y de ingenuidad.

Nada nuevo hay… salvo lo que se me ha olvidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s