Certidumbres

baldungjpg

A medida que crecemos,

invertimos emocionalmente

en nuestra visión de la realidad.

Creamos una imagen del mundo

en la que tanto proyectamos

como basamos nuestra personalidad.

Pasado un determinado tiempo,

es muy difícil cambiar

nuestras convicciones por otras.

Pequeños cambios sí,

pequeños ajustes,

definiciones de matiz…

eso sí que lo hacemos.

Pero ahora,

cambiar  clara y radicalmente de idea,

cambiar el modelo…

eso es muy difícil y doloroso.