El origen de las religiones.

Mucho antes de que la humanidad desarrollara un lenguaje escrito, los humanos miraron con asombro cada mañana al renacer del sol. El hombre comenzó a dar una interpretación sobrenatural a fenómenos naturales, como espectáculo cotidiano del sol moribundo y renacido. El poderoso disco solar fue sin duda una  de las primeras formas de adoración

sol

Él era el poder innato de los cuerpos, el fuego de la Naturaleza. Autor de la vida, el calor y la ignición, la causa eficiente de toda generación, ya que sin Él no había movimiento, ni existencia, ni forma. Él era inmenso, indivisible, imperecedero y presente en todas partes. Era la necesidad de luz y  energía, lo que sentían todos los hombres; y nada podía imaginarse más temible para ellos que su ausencia. Sus evidentes influencias benéficas causaron su identificación con el Principio del Bien.
Desde este antiguo punto de vista cosmológico, el dios habitó y gobernó los cielos

Todo paganismo (creencia no monoteísta) es, en el fondo, una adoración de la naturaleza, de una forma u otra, y en todas las religiones paganas, el atributo más profundo e inspirador de la naturaleza era su poder de reproducción. El misterio de la vida y la muerte fue el misterio más profundo de la naturaleza; estaba en la raíz de todo el paganismo reflexivo, y apareció en varias formas, algunas de la manera más inocente, otras de un tipo claramente interesado. Para los pensadores paganos antiguos, la clave del secreto oculto del origen y la preservación del universo yace en el misterio del sexo. Dos energías o agentes, uno activo y generativo, otro femenino, pasivo o madurativo, que condiciona hacia un pensamiento dual positivo negativo,  bueno malo. El cielo y la tierra, el sol y la luna, día y noche, cooperaban para la producción del ser. Sobre esta base descansaba en esencia toda la adoración politeísta que condujo a la actual civilización; la separación de la divinidad en dioses masculinos y femeninos; la deificación de los distintos poderes de la naturaleza y la idealización de las propias facultades, deseos y vicios del hombre; donde cada poder de su entendimiento fue encarnado como un objeto de adoración, y cada impulso de su voluntad en una encarnación de la deidad.

Reenfocando: En la búsqueda de respuestas y orden, el hombre atribuye aquello que escapa de su control, a todo tipo de espíritus. El animismo es el primer paso en la mente del hombre en su necesidad de apaciguar su incertidumbre. Los espíritus conviven con el hombre de la misma forma que este lo hace con los animales. El mundo es lo bastante grande y todos conviven procurando no interferir en el día a día de unos y otros. Conforme avanza en el conocimiento humano de su entorno cotidiano muchos espíritus menores son relegados al olvido. El razonamiento humano provee de respuestas y modifica lentamente la creencia por conocimiento. Los espíritus superiores se resisten a sucumbir a la razón y el hombre en su egocentrismo pasa dotarlos de apariencia y comportamientos humanos. Es el momento en que los dioses son dotados de superioridad no frente a un solo individuo sino a grandes grupos de personas. Aquellos que tienen el don de hablar con los dioses pasan ser aquellos que asumen el papel de hacer que el resto de hombres cumplan la voluntad del dios local.
Es fácil entender que con una filosofía de vida que ponga un límite al poder de los dioses el destino del ser humano cambia radicalmente.

PENSAMIENTO HOMOGÉNEO

Todo se puede enseñar todo se puede aprender. La vida nos enseña a vivir aun cuando muchos de nosotros no estamos dispuestos a aprender.

54cm-Male-Styrofoam-Foam-Manikin-Mannequins-Head-Stand-Model-for-Cap-Wig-Hair-Glasses-Hat-Display

Hoy en día el pensamiento occidental está caracterizado por una gran variedad de conductas ritualizadas que convergen en un único propósito que no va más allá  de la búsqueda de respuestas a pequeñas preguntas. Hemos renunciado a alcanzar las grandes respuestas, creyendo ingenuamente que alguien con más preparación “experto” está buscando esas respuestas por nosotros.

 

El egoísmo, insensibilidad, avaricia y egocentrismo generan problemas relacionales con uno mismo y con los demás; esto provoca climas culturas y organizaciones alienadas en las que los conflictos  personales del individuo, son los pilares con los que se cimienta cualquier proyecto de organización colectiva. No es de extrañar que muchas de las soluciones aportadas por “expertos” hoy sean identificadas como las semillas que han germinado con vigor como nuevos limitadores para el desarrollo personal del individuo.

Es un hecho no promocionado que existieron civilizaciones prehistóricas que comprendieron la realidad y el sentido de la existencia humana que durante decenas de miles de años mantuvieron el equilibrio individual, colectivo y con su entorno una filosofía de vida que generación tras generación fue transmitida  El ser humano ha demostrado su excepcionalidad con respecto al resto de seres vivos pero incluso dándose condiciones más favorables a las actuales. Siempre hemos estado muy alejados de la perfección. Si el hombre alcanzo un  método de conocimiento eficaz, diferente al actual. Este  también acabo diluyéndose. Todo ese conocimiento olvidado nos ha llevado a  aceptar colectividad  y gregarismo como sinónimos.

Los más fructíferos descubrimientos tienen lugar en aquellos puntos en los que se encuentran dos líneas de pensamiento distintas. Estas líneas pueden tener sus raíces en sectores muy diferentes de la cultura humana, en diferentes épocas, en diferentes entornos culturales o en diferentes tradiciones religiosas. Por ello, si tal encuentro sucede, es decir, si entre dichas líneas de pensamiento se da, al menos, una relación que posibilite cualquier interacción verdadera, podemos entonces estar seguros que de allí surgirán nuevos e interesantes descubrimientos.

El pensamiento homogéneo no crea, es en el contraste donde siempre se manifiestan las verdaderas alternativas.

El pensamiento homogéneo nos ha aportado el análisis en detrimento de la síntesis, o el conoci­miento racional en detrimento la sabiduría intuitiva. No obstante los dos serian métodos de toma de decisiones validos si no fuese porque el conocimiento que del que disponemos no es real. Si Carecemos de los elementos “clave”, difícilmente podemos llegar a la síntesis de algo que no conocemos.

Da igual que el volumen de información sea inmenso. Nuestra elección nunca estará basada en un razonamiento valido si estamos obligados a sustituir un dato por una suposición, creencia no demostrada o un dogma irrebatible.

El pensamiento homogéneo nos dice que es lo que debemos preguntarnos y nos exime de cualquier tipo de búsqueda, pues cada cuestión es suministrada con su correspondiente respuesta.

El pensamiento homogéneo, no reconoce el cambio, es dual pues no contempla los matices. Reduce al individuo a una masa, para después fragmentarla según convenga, en grupos enfrentados que neutralicen las fuerzas de sus opuestos.

JEFES, SÚBDITOS Y COMUNICACIÓN

10-2-2016 17.2.11 14

En el mundo de las ideas todo es perfecto no solo en la mente de los grandes filósofos, sino en  las personas comunes. El problema se inicia cuando lo que pretendemos es que nuestras ideas se materialicen. Cuando sentimos la necesidad de convertir nuestro pensamiento en palabras, es cuando comprendemos la complejidad intelectual que implica transmitir una idea, y el esfuerzo que el receptor del mensaje debe estar dispuesto a hacer, por lo menos para entender apenas las líneas generales de lo que se le está transmitiendo. (Ni te digo ya cuando el mensaje pretende que la compresión del mensaje esté restringida a un grupo específico de receptores).

Captar la atención de las personas por la razón es posiblemente el método menos eficaz de hacerse escuchar. Para el común de las mayorías es más efectivo gritarles por encima del resto de las voces, ofrecer soluciones a problemas que no lo son, u ofrecerse pensar por el resto del grupo y que sus componentes se limiten a seguir y obedecer al líder “Por el bien de toda la comunidad”.

 

parece-que-charlton-heston-no-fue-el-primero-en-dar-vida-a-moises-corbisPensar recapacitar y meditar por uno mismo es demasiado cansado para que sea un ejercicio intelectual generalizado. ¿Para qué? Sabiendo que hay personas extremadamente cultas e inteligentes, que son sin duda, más capaces que nosotros y que gentilmente nos adoctrinan en referencia al bien y el mal; la vida, la muerte, y un sinfín de conceptos, que ni tan siquiera se nos pueden ocurrir a mentes tan sencillas como las nuestras.

En teoría es el preludio bienintencionado a un mundo feliz. En el que alguien ordena nuestras vidas y nos dice qué hacer con ellas. A cambio nosotros solo debemos obedecer y no cuestionar a aquellos que están en posesión de la verdad. Una vida sencilla ordenada y a salvo de las terribles penurias a los que deben enfrentarse aquellos que se salen del sistema.

Ahora me pregunto Si Dios o el demiurgo en su reino de las ideas no consiguió que el hombre respetase las normas y acabo comiendo del único fruto que tenía prohibido….

¿Cómo puede el hombre convertir sus ideas en preceptos que beneficien al resto de la comunidad sabiendo que en el proceso de transición “del dicho al hecho” sin duda cometerá pequeños o grandes errores en el proceso? Es un hecho que del error a la mentira no hay mucho trecho.

“Lo siento me equivoque y no volverá a ocurrir”.

Nos limitamos a aceptar lo que hay sin rechistar o como mucho aspiramos a que alguien arregle algunas cosas.

¿Empezar de cero?

¿Prescindir de todo lo creado?

¿Del producto de tantos años de evolución humana, aunque la parte que nos ha sido asignada consista en grandes montañas de basura?

Que pereza… ¿No?

Sigue leyendo

LA VERDAD Y LA CAPA QUE LA ENVUELVE.

Aquellos que somos catalogados del modo general como “curiosos” vivimos en un estado de inquisición permanente con pequeños periodos de calma indiferente que nos permiten seguir avanzando no se sabe bien en qué dirección ni con qué propósito.

Siempre hay una voz que se adopta como oficial  cualquiera que quiera subirse al carro de la cultura tendrá que comulgar con la verdad establecida. No es mi intención ni dispongo de ningún conocimiento que me pueda dar pie para cuestionar a los académicos pero todos somos personas rebosantes de virtudes y carencias. Sabemos que la verdad absoluta no existe y que la gran mayoría de las disciplinas que conforman el conocimiento humano están compuestas de ciencia pura y honesta en su médula, caso aparte merece la gruesa capa que recubre la ciencia y que le da textura. Estas capas externas de la ciencia están compuestas de omisiones, criterios particulares, intereses económicos y altas cantidades de política. Del mismo modo que el periodista debe narrar la verdad según el filtro que le imponen sus editores el aspirante a investigador debe someterse a los criterios de los doctores que ostentan el cargo de oráculos y administradores de la verdad. Nadie que cuestione al oráculo puede ser tenido en cuenta o escuchado. Ni la verdad más evidente será nunca reconocida sino esta no encaja como la pieza de un puzzle en el modelo de verdad establecido que a fin de cuentas es la que da de comer al oráculo y al resto de su séquito.

No hay que tener un alto coeficiente de pensamiento para entender que es la pregunta lo que nos alimenta. La respuesta carece de importancia porque en el caso de hallarla, esta solo nos conducirá a formular una nueva pregunta. Quiero creer que aquellos que viven de buscar respuestas, a nivel intelectual se interesan por todo aquello que implique un aumento de su conocimiento. Pero a nivel social entiendo que  se tomen con calma su labor de aportar luz a la oscuridad más aun cuando tienen el monopolio de farolillos homologados que les permite desestimar cualquier verdad que no sea la suya.

54be2ca87ec71_1420_

DE ANIMALES A DIOSES.

n092p03La inmensa mayoría de los mensajes de la comunicación humana son los chismes, no sólo en la comunicación interpersonal, sino también en Internet, radio, televisión. Desde esta perspectiva, el chisme no es algo marginal y poco importante, sino la actividad más relevante de los humanos y una de las razones que nos permiten construir redes sociales. Lo que pasó con la revolución cognitiva y el desarrollo de la conversación es que el hombre obtuvo la habilidad de crear ficciones.
Todas las formas de cooperación humanas en gran escala están basadas en contar ficciones, sea en la religión, en la economía, en la política. Todas las corporaciones humanas están basadas en historias ficticias: mientras todos crean en la misma ficción -sobre Dios, sobre la nación, sobre el dinero-, todos pueden cooperar. Esto es algo que sólo los humanos pueden hacer. Los humanos son los únicos que tienen religiones, que se reúnen y construyen catedrales y mezquitas. Y lo hacen porque creen en una historia. El dinero la más poderosa y universal de las ficciones, porque es la historia en la que todos creen. más grande incluso que la religión: no todos creen en Dios, incluso si creen en Dios, no todos creen en el mismo dios. Algunos creen en Jesús, otros creen en Alá. Pero el dinero hoy es la única historia en la que todo el mundo cree. Todos creen en el dólar. Osama bin Laden no creía en la política norteamericana, pero sí creía en el dólar norteamericano. Entonces, cuando capturaron las ciudades de Siria e Irak, destruyeron todos los símbolos de los gobiernos previos, destruyeron el arte, los tesoros arqueológicos, pero no destruyeron los dólares. El dólar no tiene un valor objetivo. No puedes comerlo, pero todos creen que ese pedazo de papel tiene valor. El dinero es sólo una historia, pero mientras grandes cantidades de personas crean en la misma historia, los humanos pueden cooperar y crear redes.

Los humanos aparecieron en la tierra hace 200.000 años, pero durante buena parte de ese período eran animales insignificantes. No tenían realmente un impacto importante en el mundo ni en el sistema ecológico. La revolución cognitiva que comenzó hace 70.000 años transformó al Homo sapiens de un simio insignificante al animal más importante y poderoso de la Tierra. Una mutación en el ADN del Homo sapiens cambió la estructura interna del cerebro y le dio nuevas habilidades cognitivas para imaginar, hablar, comunicar. La revolución cognitiva permitió al hombre inventar ficciones, convencer a otros para que creyeran en ellas y a unos pocos conquistar el mundo.

 

¿Y tu… Opinas o pregonas?

En muchas ocasiones, expresar tus opiniones con sinceridad es considerado como algo negativo.
Una mayoría aplastante de la población sólo es receptiva y toma en consideración el punto de vista de las cabezas parlantes que previamente han sido establecidas como formadores de opinión homologados.
La aceptación de esta doctrina está tan implantada en la sociedad que ésta por sistema rechaza o menosprecia cualquier voz anónima que exprese con más o menos acierto, su punto de vista. Podría decirse que tenemos miedo a que lo que pensamos, no sea correcto. No es extraño pues que la relevancia de una opinión, se establezca más por quien la dice que por lo que se dice.
15170816_1195013223902727_1188184028267670170_nAunque todos tenemos nuestra propia opinión, tendemos a dejarnos llevar por corrientes  que aglutinan pensamientos muy heterogéneos en bloques simples y compactos que lejos de pretender simplificar lo que pretenden es ocultar elementos que de ser expuestos sin adornos difícilmente ningún individuo aceptaría .

En mi opinión la persona que no dice lo que piensa, es porque no está segura de sus propios valores, piensa que puede tener conflictos, ponerse en ridículo. Prefiere proclamar conceptos “que ha escuchado” pero que no se ha molestado en razonar, dando por sentado que otros más capaces que él ya han separado el polvo de la paja dando por buenas las consignas que ahora, repite con convicción y sin criterio.

Es evidente que nadie quiere pertenecer al grupo de los perdedores y para ello no dudamos en decir lo que creemos que “los nuestros” quieren escuchar. No importa si hay que distorsionar nuestras convicciones , aceptar mentiras, y esconder lo que realmente creemos, si conseguimos sentirnos aceptados por el grupo.

Aquellos que dejan a un lado su propia personalidad y deciden prescindir de sus pensamientos y opiniones, pasan a ser en cierta medida esclavos de los demás. Me pregunto si no podríamos probar a pequeña escala aprovechando el relativo anonimato que proporcionan las redes a expresar lo que verdaderamente pensamos, manifestar aquello que consideramos es lo más correcto.

Ser sinceros e ir hasta al final con lo que pensamos y aprovechar la oportunidad de debatir distintas opiniones y puntos de vista con otras personas algo que parece simple pero que aterra a muchas personas lo importante es tener seguridad en nosotros mismos y ser honestos con los demás.

SOBRE COMO SE CONFUNDE LA BOCA DEL EMBUDO CON SU CUELLO.

Es terriblemente complejo organizar una sociedad en la que todos exigimos libertad y bienestar económico. Por eso las sociedades recurren de entre los más capacitados de sus ciudadanos a sus dirigentes. Se les brindan todos los privilegios sociales se les gratifica por su trabajo con sueldos cientos de veces superior al de un humilde ciudadano. Y lo más importante: se les otorga el poder absoluto para hacer y deshacer en beneficio de cada uno de los millones de ciudadanos y del país en general.
Pero…  ¿Qué actitud debe demostrar el ciudadano cuando su país está mal gestionado, los ciudadanos son acusados de no ser productivos, de pedir mucho y no dar nada a cambio? ¿Qué opción queda cuando tus dirigentes te dicen que el problema eres tu y no ellos?

embudo
La publicidad es la educación de los que no la tienen.

Un partido político que maneja presupuestos de millones de euros no necesita demostrar que su programa electoral atiende tanto las necesidades de España como las de los españoles. Le es más efectivo recurrir a la propaganda. Sobre todo cuando el pueblo prefiere zumo predigerido antes que tener que pelar la fruta y tener que masticarla.

De nada sirve Salir a la calle a exigir democracia real cuando una inmensa mayoría no quiere escuchar argumentaciones sino que les dejen vivir su vida sin preocupaciones. El principal responsable de la fantasía en la que vive el pueblo es el propio pueblo. No estamos interesados en nada que quede al margen de nuestros intereses más inmediatos. Envidiamos a aquel  que está una fracción por encima de nuestro rango social y despreciamos a quien consideramos inferior.

Es tal la estupidez a la que nos reflejamos que realmente creemos que impedir el avance de los que vienen detrás es equivalente a realizar el esfuerzo de avanzar nosotros. Mediocridad, hipocresía, ignorancia, son alguno de los problemas que debemos erradicar si queremos alcanzar ese tópico de una sociedad más justa.
La libertad consiste en organizar tu vida de acuerdo a tus prioridades sin que nadie tenga derecho a imponer las suyas.

El hecho de que vivamos en sociedad exige unas normas de comportamiento. La sociedad está obligada a respetar mi comportamiento y modo de pensar. No puede obligarme a ir en contra de mis intereses personales. Por eso la sociedad debe crear leyes que al cumplirlas aumente mi satisfacción. Nunca nadie ha alcanzado su felicidad a costa de  impedir que la obtengan los demás. La felicidad se obtiene cuando compartes. La acumulación sólo aporta angustia recelo miedo deseo egoísmo y poder.
Defiendo que el que trabaja más gane más. Que él que ocupe un puesto de responsabilidad sea compensado. Cada ciudadano debe ocupar su puesto en la sociedad y una de las obligaciones de nuestros políticos consiste en facilitar que cada uno de nosotros desarrolle sus capacidades ocupando el espacio que le corresponde.
Pase que no hablen Inglés, Francés, Alemán, etc.. Los Políticos deben reciclarse hacer cursos formativos básicos que al menos certifique una capacitación elemental. Es imprescindible que obtengan una titulación homologada que acredite que conocen el idioma de los ciudadanos  para los que trabajan. No es normal que cuando un grupo de ciudadanos exigen a un funcionario del estado explicaciones por su más que evidente mal comportamiento, la policía cree una barrera de protección alrededor del malhechor. Puede argumentarse que una masa de personas indignadas puede volverse peligrosa y que lo que se pretende es proteger al individuo. Pero no se entiende ¿Porque la policía mira a los agraviados como si fuesen ellos los que han obrado mal?
¿Qué es lo que nos da tanto miedo que nos impide a todos pensar de forma racional?

Puede que no tenga claro lo que quiero, pero sé lo que no quiero. Ni para mi, ni para nadie.

SOCIEDAD VS. INDIVIDUO.

La sociedad existe porque es útil para los individuos.
¿Qué valor tendría la razón o la verdad individual a costa de la supervivencia?
Nunca debemos dudar que la mayoría, tanto para bien como para mal ha sido fundamental para llegar hasta donde estamos hoy.
Nuestro cerebro inhibe lo que separa al individuo de su grupo y estimula la tolerancia y la empatía con los componentes de ese grupo. Nos dice “cierra los ojos y sigue a los tuyos.”

Deberíamos plantearnos en qué momento la sociedad dejó de ser una herramienta para el hombre y el hombre pasó a ser una herramienta para la sociedad. Los individuos, al unirse en sociedad y dividir quehaceres, aumentan el rendimiento de todos. Eso es algo innegable pero nadie ignora que una gran parte del rendimiento obtenido es reinvertido en beneficio de la sociedad y el resto va a parar a manos de unos pocos privilegiados.

El ser humano encuentra en los grandes ideales promesas con que dar sentido a su vida. El compromiso de obediencia política no es un instinto natural, sino algo necesario para el funcionamiento de la sociedad. Aquellos que mandan los que ordenan, los que dirigen la carrera de los ideales no saben hacerlo sin ser meros ejecutores de órdenes más elevadas y fundamentales para la existencia humana, su esfuerzo persigue el buen funcionamiento de la sociedad nunca el beneficio del individuo.
No somos hormigas. Si nuestro destino responde a un plan más elevado, como servir a una colectividad, deberíamos haber prescindido hace años de la ambición personal que nos caracteriza.

El interés es el motor de la actividad económica de los hombres. Puede que un día nos olvidasemos de a donde queríamos ir cuando empezamos a andar, tal vez ni siquiera nos hemos molestado en averiguar que perseguimos y nos limitamos a seguir al que más grita, a aquel que asegura conocer el camino.
Debemos saber qué es lo que buscamos aquello que nos mueve, esforzarnos por “comprender nuestra parte” nuestra realidad, aquello que nos frena y aquello que nos permite avanzar. Intentar comprender “otras partes” aquello que motiva a los demás es algo para lo que no todos estamos preparados.
No podemos condenar a nadie por querer defender sus intereses pero es de incautos delegar la defensa de esos mismos intereses en presuntos que aseguran estar preparados y dispuestos para priorizar los intereses de su comunidad en detrimento de los suyos.
No hay que esperar mucho tiempo para descubrir que nuestro representante electo no ha luchado por mis intereses y que su amor a la comunidad se traduce en una enfermiza acumulación personal de dinero y poder.

Tratamos a nuestros políticos como reyes del carnaval les damos todos los privilegios y nos encomendamos a su favor como si de una santa reliquia se tratase.
¿Somos tan tontos que creemos que hacer santo de nuestra devoción a tal o cual político basta para que resuelvan nuestros problemas personales?
¿Qué sabe ningún político de mis necesidades?
Un político es él decide cómo se reparte un litro de agua entre cien personas
El político trabaja con “bloques” en este caso el litro de agua. El resto son sólo partes del problema. Si a su criterio, es prioritario que diez personas sacien su sed se dará por satisfecho y por supuesto se sentirá menospreciado por la sociedad si esta no reconoce su “buen hacer” el resto los 90 que no tendrán acceso al agua son solo partes a resolver si es reelegido.
Parece Que ya no existen políticos con ideales así que cualquier vividor, charlatán, cualquiera que tenga vocación de parásito y una gran ambición puede entrar a formar parte de la élite de la política (No todos que algunos si bien no salvan el país por lo menos trabajan en ello).

¿Cómo calificar a aquel que sabiéndose engañado busca argumentos con los que justificar a aquellos que le mienten, le perjudican y no hace nada para evitarlo?

El ideal de la democracia. Tiene toda la superioridad moral. Pero no se sacia ni con su realización en las sociedades democráticas. Siempre busca espacios ajenos a los que integrar en el ideal democrático a base de excluir a los opositores, aún con el coste de sus vidas.
La democracia necesita esclavos para que funcione. Sin una masa trabajadora que la sostenga es una idea tan utópica como pretender que valoremos como prioritario el interés de los demás frente al nuestro.
Pretender conocer “todas las partes” es perder el tiempo. No basta con la voluntad de comprender. No existe capacidad intelectual individual que pueda superar las normas que en nombre de la sociedad han sido creadas para que no podamos alcanzar aquello que deseamos sin pagar previamente un desorbitado tributo social
Ningún gobierno tiene tanta sabiduría y conocimiento como para mejorar lo que sabe cada hombre de sus intereses.
La legitimidad del estado surge de la utilidad (grado de felicidad) que proporciona para la supervivencia de todos. Un estado que consume gran parte de los recursos que administra en mantener su propia estructura y pretende amparar su ineficacia haciendo al hombre responsable de sus propias grandezas y miserias no es un buen estado.
El liberalismo conservador cree que el mercado es el paradigma de la libertad Mi opinión es que la planificación económica conduce necesariamente al totalitarismo.
La economía determina la política. Quien posee el poder económico controla todo.

Pecando de redundante, es evidente que los políticos defienden los intereses de la sociedad no del ciudadano. El poder necesita a la sociedad no al ciudadano para mantener su status. Si el ciudadano no está dispuesto a someterse a los dictados de la sociedad nada impide al poder que el ciudadano sea reemplazado, importado o exportado como cualquier otro producto de consumo.
Eso no es todo pero por hoy ya tengo bastante Que paséis un buen día.15220246_1195024350568281_4158174422843067379_n

¿Basta con hacerse preguntas para encontrar las respuestas?

El carácter poco dogmático y la visión abierta del budismo, así como la fácil adaptación de algunos de sus aspectos a las diversas mentalidades y modos de vida, han facilitado la aproximación en el siglo XX de muchos occidentales a sus diversas formas, incluyendo los nuevos movimientos religiosos.

Actores y actrices de Hollywood, cantantes famosos, altos ejecutivos… las personas más dispares afirman que practican el budismo y sus fans contemplan este hecho como un signo de humildad y lucidez espiritual por su parte. En muchos casos, sólo se practica una serie de detalles anecdóticos de esta religión que suelen interesar al occidental fascinado por lo oriental.

Digamos que lo que siente mucha gente es una cierta fascinación por el mito del Lama tibetano, pero sin renunciar a los modos de vida occidentales ni a las propias ambiciones, con lo cual estas supuestas prácticas budistas suelen quedarse en la superficie.

A finales del siglo XIX, una Sociedad Teosófica fundada por Madame Blavatsky pretendió combinar la sabiduría de los tiempos y religiones pasados, y buscó en el hinduismo y el budismo sus principales referentes.

El paso del tiempo exige renovar el sistema de creencias. El método de pensamiento Ando (Sociedad hermética europea creada hace una década) es el fruto de la evolución del pensamiento del hombre de nuestros días. Prescinde de dogmas e invita al razonamiento individual que en una primera fase consiste en “retroceder” olvidando todos aquellos falsos conceptos que la tradición ha inculcado en su mente. La segunda fase consiste en ir aceptando aquello que por medio del ejercicio del razonamiento (siempre individual y sin la aceptación de ninguna certidumbre externa) el individuo acepta como valido para el (Su verdad). En una tercera fase la exposición de esas certezas individuales pueden ser reveladas y aceptadas por aquel que entra en sintonía con lo que escucha.

Piensa, Recapacita, medita

preguntas y respuestas slideLas preguntas a día de hoy son otras. Puedes pensar que las trascendentales siguen siendo las mismas, pero intentar hallar la respuesta a esas cuestiones solo llevan a dos caminos:

-La sincera búsqueda interior  (Que no conduce a ningún sitio).

-La especulación o presunción de poseer un conocimiento superior que te hace parecer mas próximo que los demás a la verdad. (Que solo conduce a satisfacer el deseo de aprovecharte de tus semejantes, por medio de la mentira consciente o incluso creída de tanto buscar argumentos para sostenerla).