(ROJO 01) Introducción.

esquimalEl relato que vas a conocer es veraz, así lo viví. Nadie hallara mentira en el. Aquello que omito no es por ocultar lo que fue, sino por protegerte de conocimientos peligrosos; pues, no todo ha se ser sabido.
Descubrirás que la historia del mundo puede ser muy diferente según el lugar en el que se escarbe.

Anuncios

(ROJO 02) Yo Rojo

El día que nací los habitantes del clan del lago escucharon las primeras noticias del éxodo que se estaba produciendo, en las tierras bajas del sur. Los refugiados que llegaban a nuestras tierras contaban como grandes torrentes de agua salada inundaban sus tierras. Los peces morían. El agua dulce muy abundante tiempo atrás ahora escaseaba, la tierra ya no producía alimentos, los animales morían y todo tipo de carroñeros se concentraban en los llanos. Las fecundas tierras del sur ya no eran aptas para la vida y sus habitantes se veían obligados a huir de sus territorios. Aunque Fueron muchos los que llegaron a nuestras tierras, un número muy superior se quedaron en el camino. Sin ropas de abrigo sin comida y una temperatura en la estepa de alta montaña que en pleno verano apenas superaba los 0 grados, los clanes de las llanuras del sur tenían muy pocas posibilidades de sobrevivir más allá de nuestro territorio.article-2615030-1D6C2E6900000578-374_964x661

(ROJO 03) Wololo

Lo más destacable que puedo decir de mi llegada al mundo es que nací con una mancha en la frente de un intenso color granate (Angioma). Una particularidad que ocasiono no pocos problemas a mis padres. Ser diferente no ayuda a pasar desapercibido y mi marca no evidenciaba ser una cualidad que pudiese beneficiar al grupo, así que el clan asumió que era un ser defectuoso. Cuando Wololo el hombre santo fue consultado sobre si mi mancha era un buen o un mal augurio, sin más contemplaciones decidió que me lanzasen a las frías aguas del lago. -!Si sobrevive será señal de que los espíritus del clan lo han aceptado!-. Sin duda, Wololo debía tener un mal día.

He de agradecer que semanas después cuando quedo claro que había sobrevivido a la prueba. Wololo alzo su báculo al cielo y realizo una invocación de agradecimiento a los espíritus benévolos, por haber permitido que pudiese seguir viviendo, dejando claro al clan, que debían aceptarme como a uno más.Ritsa Lake chaman

(ROJO 04) Huerfano

pavlov85Madre murió de fiebres, a las pocas semanas de mi alumbramiento, hecho que no contribuyó a que mí llegada a la comunidad fuese más apacible.
En las primeras etapas de la vida los lazos familiares eran los que proporcionaban una identidad. A medida que los nuevos componentes del clan crecían, poco a poco iban desempeñando nuevos papeles dentro de la comunidad, a la par que la identidad personal  de cada uno se iba definiendo dentro de una trama mayor de relaciones sociales.

Siempre que Padre salía del poblado, alguna madre se quedaba asignada a mi cuidado. Debo comentar que, de entre todas, jamás ninguna de mis amas de cría mostró una actitud hacia mí que pudiese calificarse como afectuosa. Cuidar de un bebe sin madre era algo que formaba parte de los trabajos que todos hacían en beneficio del grupo. Pero eso no evitaba que alguna madre se mostrase negligente a la hora de dispensar los mas elementales cuidados que requiere un bebe cuando se pretende mantenerlo con vida.

(ROJO 05) Ince la sanadora

28566529-28566532-largeInce la sanadora fue la que mostró más… no sabría decir si era afecto o curiosidad hacia mí. Su tía Uza la vieja  la sanadora  del clan, atendía los partos, arreglaba huesos, narices rotas y todo aquello que; por un motivo u otro dejaba de estar en su sitio.

La madre de Ince murió en el parto junto a la que no llego a ser su hermana menor. Ince tenía dos años cuando su tía Uza se hizo cargo de ella. Le enseño el saber hacer de una sanadora, como la técnica de la fabricación de afilados cuchillos y el arte de la disección. Una técnica que iba más allá de las necesidades practicas del clan de descuartizar la caza para su reparto. Tres días antes de mi nacimiento, Uza la anciana sanadora se alejó de las tierras del lago en dirección al valle de los helechos. Quería hacer acopio de musgo y una tierra oscura que solía aplicar para disminuir la inflamación de las fracturas. Simplemente, ya no volvió. Todos los clanes de la Tribu del Bosque siguieron su rastro. Sin duda los lobos la encontraron antes. Así es como, con apenas diez años Ince ayudo a Madre a traerme al mundo.

(ROJO 06) Comadronas y hombres santos

parto copiaEn nuestro clan la mujer en el parto adoptaba la posición que su instinto le dictaba, frecuentemente se ayudaba con una cuerda que colgaba sobre su cabeza desde el techo de su choza. Así le resultaba más fácil mantener o cambiar en cada momento, a una posición que favoreciese la expulsión.
Ince siempre hacia dos ligaduras del cordón y cortaba entre ambas con un cuchillo de hueso aunque algunos pueblos hacían solo una. En cuanto a la placenta, si todo salía bien procedía a enterrarla realizando un conjuro de agradecimiento a los espíritus siguiendo la tradición que Uza aprendió de su tía y que ahora le había sido legada a Ince
La enfermedad y el dolor, eran manifestaciones misteriosas de fuerza entre los espíritus. La magia de las sanadoras procedía de espíritus protectores del hombre, que actuaban por intermediación de ellas, eran un simple agente de los espíritus; a diferencia de un hombre santo que intercedía directamente con ellos. Ninguna curación resultaba completa sin la intervención de un hombre santo. Todas las tribus aceptaban que era por medio de los accidentes como los espíritus en algunas ocasiones mostraban sus preferencias por uno u otro miembro del clan. En consecuencia los hombres santos se identificaban con facilidad puesto que la gran mayoría poseía algún defecto físico.

(Rojo 07) Avanzando.

ROJO copiaPese a todo; para ser alguien al que tan sólo se toleraba su presencia y muchos evitaban mi compañía, fui obsequiado por el clan,con el nombre de Rojo.  Apelativo con el que me conocerás. El cómo es posible que ahora yo pueda estar contándote mi historia, es una de las muchas preguntas que te harás y que llegado el momento tendrán respuesta.