El Recinto E de Göbekli Tepe.


 El Recinto E, llamado el Templo Rocoso, ocupa una posición especial, ya que se encuentra fuera de la colina con las ruinas en la meseta occidental, por lo que se excluye cualquier contexto estratigráfico relacionado

 No se observan pilares ni muros, pero ciertas estructuras hundidas en la roca viva señalan que existía un recinto «circular» cuyos elementos constructivos han desaparecido por completo. El piso rocoso tiene planta ovalada y está pulido con esmero. En su centro se encuentran dos pedestales ovalados tallados en la roca que poseen cajas rectangulares que, sin duda, servían para el anclaje de la pareja de pilares centrales en este lugar. Una banqueta tallada en la roca constituye el límite respecto de la superficie no trabajada de la roca (tal como es de esperar de un recinto) y bordea el pedestal ovalado. El piso aplanado en forma artificial y los pedestales tallados en la roca que fueron descubiertos en las excavaciones de 2008 en el Recinto C corroboran, de modo ideal, las interpretaciones acerca del Recinto E (Beile-Bohn et al. 1998). Por mucho tiempo, ya se había especulado que los recintos hundidos en la roca constituían la fase constructiva más temprana en Göbekli Tepe. Solo la escasez de espacio condujo a la superposición de los santuarios y a la imitación del piso de roca por las superficies a modo de concreto (terrazzo). El suelo de roca del Recinto C ha confirmado esta idea.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s