MEGALITISMO (anexo)


El megalitismo fue la primera civilización común (que unificó) a la Europa occidental y el norte de África.
Su nombre viene de los monumentos que nos han dejado sus creadores, construidos con grandes piedras, que poseen una fuerte carga de simbolismo.
El megalitismo se inicia con el Neolítico y continúa en el Calcolítico y parte de la Edad del Bronce hasta desaparecer en la última mitad del II milenio a.n.e.

‎El escritor José Ruiz Mata aporta en “Megalitismo” (Almuzara, 2018) una nueva visión sobre el origen de este fenómeno y desentraña la raíz común de las antiguas civilizaciones.
La hipótesis es que un pueblo, de amplia cultura, dejó su tierra en África a causa de alguna catástrofe marítima y viajó hacia el norte, pasó el estrecho de Gibraltar y vino a asentarse alrededor del lago Ligustino. En este lugar privilegiado desarrolló su cultura original y fue colonizando toda la costa atlántica hasta las islas británicas. El lago Ligustino, también conocido en la Historia como Sinus Tartessius o Lago Tartésico, era un lago con salida al mar que ocupaba las actuales marismas del Guadalquivir, desde Sanlúcar de Barrameda hasta pasado Sevilla, de largo, y desde Lebrija al Rocío, de ancho; gran parte del actual Parque Nacional de Doñana se ubicaría dentro de este lago.

Si nos fijamos en un mapa en el lugar que ocupan las ciudades de Asta, Huelva, Lisboa, Oporto, las rías gallegas, Burdeos, la región de Bretaña, Amberes, Hamburgo, Dublín, Londres o Bristol, comprobaremos que todos esos sitios, y algunos más, comparten varias particularidades:

  • Son ciudades que están construidas en el fondo de una ría, viven del mar, pero se protegen de él.
  • En esos lugares, o en sus cercanías, existen restos megalíticos y yacimientos de vaso campaniforme y espadas en lengua de carpa.
  • El cultivo de la vid es importante en todas esas zonas donde el clima lo permite.
  • El nombre que nos ha llegado de esos territorios tiene que ver con la palabra gal: Portugal, Galicia, Galias, País de Gales; del nombre original de Tartesos no queda más que la denominación griega. De todas maneras, el nombre de Gadir o Gades nos presenta también un sugerente “Ga”.
  • Los pueblos que allí moraban tenían comercio con los megalíticos.
  • Dan a la costa atlántica.
  • El gen R1b (celta-vasco) es mayoritario en sus habitantes.

Estas características nos sugieren que se trata de una misma civilización que ocupa todo el frente atlántico europeo, un pueblo navegante, que conoce el vino y edifica monumentos con grandes piedras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s