LA PIEDRA DE TRUENO (megalitismo)


Nos faltan muchas piezas del puzle. Con respecto a lo que nunca sabremos solo podemos utilizar el sentido común como filtro a la imaginación. Da igual que seas un premio Nobel o un analfabeto funcional; poco importa que tus creencias se asienten en la soberbia de los seguidores del método científico o en el dogma de los incondicionales de los maestros alienígenas. Una verdad al 99,9% no deja de ser una mentira.

Voy al tema…
Todos conocemos edificaciones como las pirámides u obeliscos inmensos que de acuerdo a nuestros conocimientos y los que les atribuimos a los pueblos del pasado claramente se nos antojan imposibles. Pero muy recientemente se realizó una de esas empresas que a muchos les parecen incoherentes por sí mismas. En el año 1700 d.C, se movió una piedra de 1.500 toneladas. ¿Cómo fue posible, si las grúas más poderosas del siglo XXI son incapaces de mover algo semejante? (De hecho, si pueden lo que no se justifica es su coste económico).
El “Caballero de Cobre” es una escultura ecuestre de Pedro el Grande. Es un símbolo de San Petersburgo, como la Estatua de la Libertad es un símbolo de Nueva York.
El bloque sobre el que se yergue la estatua es conocido como Piedra de Trueno.
Catalina la Grande, una princesa alemana casada dentro de la línea de los Románov, al no tener derecho a llegar al trono, estaba ansiosa por ser relacionada con Pedro el Grande, para obtener legitimidad a los ojos del pueblo. Por esta razón, ordenó la construcción de la estatua, Solo el colado del bronce. Llevó 12 años desde 1770 hasta 1782. El escultor deseaba capturar el momento exacto en que su caballo se encontraba erguido sobre sus patas traseras al borde de un espectacular acantilado. Se puede ver a su caballo pisoteando a una serpiente, que puede representar los numerosos males o enemigos que tuvieron que enfrentar Pedro y sus reformas. La estatua mide 6 metros de alto, más 7 metros para el pedestal, o sea un total de unos 13 metros. 

Para elaborar el pedestal, se utilizó un monolito descomunal situado a seis kilómetros tierra adentro del Golfo de Finlandia en 1768. Esta roca se hizo acreedora al apelativo de “piedra de Trueno” debido a una leyenda local, según la cual un rayo le había desprendido un fragmento. La intención era trabajar la roca en su emplazamiento original, pero debido a un capricho de la emperatriz, tuvo que ser trasladada hasta San Petersburgo, en su forma primitiva como un gran logro para Rusia. Sin embargo, y debido a que la mitad de su volumen estaba hundida bajo terreno pantanoso, fue necesario crear mecanismos para extraerla antes de trasladarla.
Sus dimensiones antes de ser cortada, eran de 7 x 14 x 9 m. Basados en la densidad del granito, la masa de la roca fue determinada alrededor de las 1500 toneladas.
¿Cómo se mueve, una piedra que pesa 1.500 toneladas?

Después de esperar a que transcurriese el invierno, durante el cual el terreno se encontraba congelado, la piedra fue arrastrada hasta la costa, mediante un trineo metálico que se apoyaba sobre esferas de bronce de 13,5 cm. de diámetro esparcidas a lo largo de una pista, usando un principio similar al del funcionamiento de un rodamiento de bolas, de invención posterior. Lo que hizo la tarea más impresionante es que fue llevada a cabo únicamente por humanos; ni animales ni tracción mecánica fueron usados en transportar la piedra desde su emplazamiento original hasta la Plaza del Senado.
Fueron necesarios cuatrocientos hombres y nueve meses para trasladar la piedra, tiempo durante el que varios escultores trabajaron de forma continua para pre-formar al enorme monolito de granito. De accionar las manivelas se encargaban treinta y dos hombres, que proporcionaban una mínima velocidad de avance a la roca. Otra de las complicaciones consistía en el hecho de que sólo existiesen cien metros de pista de deslizamiento para las esferas, de modo que ésta tenía que ser constantemente desmontada y reubicada. Sin embargo, los trabajadores conseguían cerca de 150 metros de avance por día en terreno plano. Cuando se llegó al mar, se construyó una enorme barcaza exclusivamente para la Piedra de Trueno, que tenía que ser asegurada por los dos lados por sendos buques de guerra. Después de un pequeño viaje por mar, la roca llegó a su destino en 1770, cerca de dos años después de que los esfuerzos por moverla comenzarán. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s