AGUA NEGRA


Hace 200.000 años un cuerpo celeste se aproximo en exceso a nuestro planeta. Su tamaño era suficiente para haber causado un desastre considerable. Por muy poco… paso de largo, aunque si se produjo una lluvia de micro meteoritos que durante varias noches iluminaron el cielo nocturno. Fueron pocos, apenas 50 los que consiguieron atravesar la atmósfera la mayoría se hundieron en el mar otros se pulverizaron al impactar en el suelo solo 3, tal vez 5 cayeron en zonas poco compactas que amortiguaron el impacto pasando a ser el testimonio de que un día el “azar cósmico”, decidió que nuestro planeta fuese el punto final de un viaje que pudo durar millones de años.

Durante miles de años insectos, aves y reptiles reposaron en la superficie de los aerolitos, un sinfín de mamíferos grandes y pequeños los pisaron lamieron y se orinaron como si de una roca común se tratase. Ni tan siquiera los distintos tipos de homínidos que se tropezaron con alguna de las rocas provenientes del espacio les llegó a provocar ni el más mínimo interés.
Nada pasó hasta que un grupo de “hombres” reparó en la presencia de una de esas piedras.

La piedra negra fue sumergida en las aguas de un pequeño lago con el fin de que adquiriese parte de las propiedades del mineral. El poder del líquido obtenido era suficiente para interactuar con el organismo y la mente de los kaabolos.

El Sol Negro “Piedra Negra” Es una representación metafórica de la chispa, el catalizador que inició la transición del género Homo de animal a hombre. En el pasado reciente la filosofía del pensamiento Kaabolo dejó de ser el paradigma a seguir. Aquel que era identificado como poseedor de un nivel de consciencia demasiado activo era considerado peligroso o como poco mlesto. 

Para entender como la piedra o el “agua negra” influía en la mente del pueblo Kaabolo es fundamental entender el concepto de sinapsis química y sinapsis eléctrica.
Básicamente, la sinapsis química se produce por la liberación de neurotransmisores con la llegada de un impulso nervioso y mediante un proceso muy rápido de secreción celular donde en el terminal nervioso pre-sináptico se mantienen ancladas y preparadas junto a la membrana sináptica. En la sinapsis química el impulso nervioso pasa de una neurona a otra mediante transmisores químicos. La sinapsis química ocurre entre las células que están separadas entre ellas por un espacio de unos 20-30 nm, la llamada hendidura sináptica.
Así pues, en las sinapsis químicas la información se transmite mediante neurotransmisores siendo asimétricas y unidireccionales (la neurona postsináptica no puede transmitir información a la presináptica), por ello, el retardo sináptico es mayor.
En la sinapsis eléctrica la información se transfiere a través de corrientes locales mientras que en las sinapsis químicas se transmite mediante neurotransmisores.

La administración de agua tratada con una dilución de unos pocos moles de piedra negra sería un potenciador del aprendizaje y de la memoria, especialmente si el metabolismo neuronal está alterado por una carencia de oxígeno, electrochoque o problemas relacionados con la edad. El contacto periódico con este líquido facilitaría el flujo de información entre los hemisferios cerebrales, mejorando la resistencia general del cerebro a daños físicos y químicos.
Si hay alguien con conocimientos de bioquímica obviando algunos detalles: El agua negra tiene entre sus compuestos un derivado cíclico del aminoácido y neurotransmisor GABA, con una estructura similar a la del aminoácido piroglutamato. A pesar de su relación con el GABA, no tendría actividad neuronal relacionada con él, ni efectos inhibitorios. Ejerce una modulación sobre los canales iónicos o sobre los transportadores de iones, favoreciendo la excitabilidad neuronal sobre las sinapsis y administrada por vía cutánea, muy baja toxicidad. En contacto con la piel (Ablución) mejoraría el funcionamiento de la acetilcolina por sus efectos sobre los receptores colinérgicos muscarínicos, implicados en procesos relacionados con la memoria. Tendría efecto sobre los receptores glutamatérgicos NMDA, también relacionados con el aprendizaje y la memorización. Sus efectos oxigenadores sobre el cerebro se deben a la mejora el metabolismo del ATP gracias al incremento de la actividad de la enzima adenilato kinasa, la cual a su vez cataliza la producción de ATP a partir del ADP. También potencia la síntesis de citocromo b5, importante para varias reacciones mitocondriales de la célula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s