El oscuro muro de la prehistoria V.


Un sistema de medidas “eficaz”  requería poder reproducir esa unidad de medida allí donde hiciese falta. La reproducción de la âlam requería un modo sencillo pero muy exacto disponible para una gente dispersa a grandes distancias y durante un tiempo prolongadisimo.

El tiempo que necesita un péndulo para oscilar está gobernado por solo dos factores la masa de la Tierra y la longitud del péndulo desde el fulcro (el punto de donde pende y pivota el péndulo) hasta el centro de gravedad del peso que oscila. La aplicación de más fuerza en la oscilación o aumentar el peso en el extremo del cordel no tendrá ningún efecto en la duración de la oscilación.

civil1El cuerpo celeste que nuestros lejanos antepasados utilizaban como herramienta para medir el paso del tiempo con absoluta exactitud, era el planeta Venus.

La técnica necesaria era muy sencilla. Había que trazar una circunferencia con una cuerda unida a un poste central y después dividir la línea trazada en 366 sectores iguales.

Esto se podía hacer por el método de tanteo o empleando una artimaña geométrica:

Contando 233 pasos, pies, puños…etc. obtenemos el diámetro total de la circunferencia. Trasladando  dos de esas partes iguales al perímetro de la circunferencia se obtiene la división de 1/366 de grado que se está buscando.

El que manejaba el péndulo debía situarse en el centro del círculo mientras un colega suyo levantaba un marco de dimensión interna igual a un grado megalítico. El marco debía ir ajustándose en altura  e inclinación hasta que el operador del péndulo confirmase que la parte superior y la inferior estaban alineadas con la trayectoria de Venus. (Se da por supuesto un conocimiento rutinario por parte de los observadores del tránsito del planeta  Venus por el horizonte celeste. A falta de este conocimiento Una primera noche seria de tanteo y en la segunda se realizarían las mediciones correspondientes).

Cuando Venus aparecía dentro del hueco del marco se iniciaba la oscilación del péndulo, y se detenía cuando el astro llegaba al extremo opuesto del marco.

Si el operador (u operadores) del péndulo había podido contar 366 oscilaciones exactas se confirmaba que el péndulo media la mitad de una âlam.

Teniendo en cuenta que lo apuntado hasta ahora es  perfectamente realizable y  eficaz;  Ahora especularemos un poco:

MERIDIANOEl siguiente cuadro juega con los números de manera que si cogemos la circunferencia  del meridiano de Greenwich la dividimos por los 366 días siderales del año (1 grado). Después  dividimos el resultado por 60 (1 minuto de grado) y a continuación lo dividimos nuevamente por 6 (1 segundo de grado) el resultado en sistema decimal no dice nada en particular, pero si nos fijamos en el sistema de medidas en âlam da 365,98 el “número mágico” (menos dos centésimas). El como la sociedad de Al-Kaabilia dio con la fórmula para utilizar un sistema de medidas que tomaba de base la circunferencia de la tierra es algo que se me escapa.

Fuentes: La primera civilización  Chistopher Knight  y Alan  Butler ed: Zenith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s