La Idiotez Obscena.


El concepto de progreso que en su momento prometió sacar a la humanidad de sus penumbras, ha acabado por someterla a una nueva servidumbre a través de los sistemas de manipulación mediática, la vigilancia electrónica, el consumo compulsivo, el temor terrorista y la guerra económica global.

urna2 copiaEl progreso, en vez de cultivar la luz de la inteligencia, ha cultivado una generación tras otra de individuos idiotas. Pero idiotas, no en el sentido común de la palabra que usamos para referirnos a alguien que es estúpido, incapaz de aprender y, por lo tanto, condenado a un estado perpetuo de inmadurez, sino en el sentido en que los griegos de la época clásica usaban esta palabra para señalar una persona ensimismada que, en vez de participar en la vida pública, prefería cuidar de sus propios intereses.

Para los griegos, la idiotez era un castigo. Era una prohibición. Una especie de destierro y exilio.

Idiotas, eran hombres libres que habían sido desterrados de la vida pública, de la polis, porque, en vez de participar en la política, se habían preocupado de manera exclusiva por sus propios intereses. Este destierro de la vida pública equivalía a la pérdida de la libertad y, por consiguiente, a la reducción de la vida a una  búsqueda de una felicidad privada, doméstica y trivial.

Tiranos de la Antigua GreciaLa característica principal del tirano, era privar a los ciudadanos de todo acceso al ámbito público, confinarlos a la privacidad de sus hogares y elevarse a sí mismo como único responsable de los asuntos públicos.
Para entender la relación entre tiranos e idiotas: hay que matizar que la idiotez  que instiga la tiranía, se diferencia en que a diferencia de la idiotez griega que es individual, el tirano alimenta la idiotez de las masas, la idiotez de la prosperidad, la idiotez del progreso. Una especie de esclavitud a la prosperidad: el estímulo de una felicidad privada a expensas de las propias libertades del resto de la comunidad. Una democracia adulterada y parcial  es implantada con el fin de generar una masa que sólo espera de su gobierno la seguridad suficiente para alcanzar una estúpida felicidad. Una hegemonía global de la que los tiranos  aspiran a su dominio total.

6a00d8341bfb1653ef01bb085bf4d5970d-550wiSon los intelectuales idiotas quienes convidan a los tiranos a ejercer la tiranía en favor de la idiotez. Al ignorar los asuntos públicos y no intentar controlar las fuerzas tiránicas de nuestra época,

Tenemos que asumir que las masas son  engañadas al aceptar el soborno de la tiranía, o buscar  soluciones a preguntas como: ¿Alguien duda que los idiotas abandonan felices sus libertades, porque se han convertido en esclavos de la prosperidad? ¿Por qué toleramos estas formas de tiranía cada vez más próximas a los modelos totalitarios del pasado?

Permítanme reproducir un texto de Bertolt Brecht:

“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de las judías, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s