El estado de CATALUNYA el día después.


En Cataluña hay un descontento generalizado de la ciudadanía que se traduce en un incremento del sentimiento independentista. Y es lógico, dada la evolución de la política nacionalista del estado hacia nuestro territorio. La importancia de este hecho y  si el descontento puede ser duradero o no, en parte, dependerá del trato que reciba Cataluña en los próximos años y de una reflexión interna acerca de la viabilidad de Cataluña como estado independiente.Sin movernos de Europa hay muchos estados independientes mucho más pequeños, menos competitivos y menos abiertos económicamente que Cataluña. De los Países Bálticos a Eslovenia la lista es larga. Pasando por Irlanda o Islandia. Todos ellos países muy consolidados. O la misma Dinamarca, hoy país modélico, no porque haya tenido una historia fácil ni por su abundancia de recursos.

Es evidente que una independencia, sobre todo si es muy repentina, puede crear problemas. Es imprescindible considerar que a pesar de que el peso de la exportación ha aumentado mucho en la economía catalana, la independencia de Cataluña implicaría una de pérdida significativa del mercado español, todavía  muy importante

Existen estudios que no esconden los problemas que en un primer momento podría haber como hubo en Finlandia, en Estonia, en Eslovenia o en Austria mismo cuando se deshizo el Imperio austrohúngaro, pero que se podrían superar como se han superado en cada uno de estos casos.

Sobre lo que hay pocas dudas es sobre la inviabilidad económica y social de una Cataluña condenada a vivir en el régimen político y económico que  impone el Estado español. El problema no es tanto si sería viable o no una Cataluña independiente, sino que si las cosas continúan como hasta ahora lo que no será viable es Cataluña como economía expansiva y potente, como sociedad equilibrada, justa y cohesionada, como cultura moderna. Y no lo sería sobre todo por el ahogo económico que progresivamente el Estado le va aplicando.

Es decir, la cuestión de la viabilidad o inviabilidad de Cataluña ya no se plantea sólo como interrogante a una hipotética independencia, sino como consecuencia muy real, nada hipotética, de la continuidad del trato económico que Cataluña recibe.

Sin una buena financiación, (no me refiero a disponer de privilegios exclusivos o dejar de ser solidarios con el resto de regiones del Estado),  Cataluña irá cayendo en la inviabilidad, no sólo económica, sino de todo su conjunto.

Sin una financiación justa iremos perdiendo peso económico. También retrocederemos en otros aspectos: Nuestro estado del bienestar. Es decir, las escuelas, la sanidad, las personas mayores y la gente dependiente, los servicios sociales en general, etc. Todo son cosas que hacen que la gente de un país esté atendida y se sienta atendida. Esto que es importante en todas partes, en Cataluña todavía lo es más. Porque somos un territorio con poco poder político y con poca capacidad de coacción. Y que, por tanto, debe mantener la cohesión de la sociedad y el sentido de pertenencia de mucha gente ofreciéndole un modelo de sociedad abierto, atento a las necesidades de la gente y con perspectiva de progreso. Esto es aún más indispensable y urgente porque somos un territorio con mucha inmigración, muy diversa y a veces de integración difícil. Es decir, somos un proto-país que sólo puede mantener su cohesión y su identidad si es capaz de crear una sociedad realmente integradora.

La gran dificultad para una Cataluña independiente no es económica. Podría haber dificultades iniciales, pero no insuperables. Es un hecho que  Cataluña tiene mucha más potencia y posibilidades que muchos estados europeos independientes. La considerable dificultad, vendría de la radical oposición del estado Español, la reticencia de la Unión Europea (como la tuvo con Eslovaquia, Eslovenia) y necesidad de una mayoría social aplastante.  Lo que está muy claro es que Cataluña -independiente o no- es inviable sin un poder político y unos recursos económicos que le permitieran crear una sociedad justa, cohesionada, integradora y convivencial. Con sentido de pertenencia y con posibilidades de promoción. Disponemos de

HIC20943 copia
Cataluña no es el problema. Pretender someter la voluntad de los Catalanes a los dictados del nacionalismo Español es la excusa para mantener a la población mirando al lado que le conviene  a lo más corrupto de las elites de los gobiernos central y autonómicos.

una mentalidad abierta e integradora y unos recursos económicos suficientes. Sin embargo estamos siendo conducidos a la inviabilidad de Cataluña como país, dentro o fuera del Estado español, no por las consecuencias económicas de la independencia, sino por la imposibilidad -debido a la discriminación económica- de dar respuesta desde Cataluña a las necesidades de creación de riqueza, de apoyo a nuestra lengua y a nuestra cultura y sobre todo de construir una sociedad realmente válida para todos los ciudadanos. Esto, tanto o más que ningún otro argumento, sería una razón de peso para optar por la independencia.

Los dirigentes del estado español presumen con ostentosamente de haber han alcanzado las más altas cotas de  ineficiencia, de su alto interés en priorizar el lucro y sus intereses  personales muy por encima de los del ciudadano y sin ningún rubor evidencian su nula resistencia a los beneficios que obtienen al convertirse en corruptos.

La pregunta de millón es:

¿Qué puede hacernos pensar que los que ahora se ofrecen a enseñar a caminar al  nuevo país, van disponer de las aptitudes requeridas y que no construirán un estado catalán a la medida de todos sus vicios y carencias?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s