¿Porque la mayoría nunca piensa como yo?


La gente común aspiramos a alcanzar los ideales que la sociedad nos inculca.  Renunciar a todo aquello que se considera superfluo o una distracción, es una opción para aquel tiene la facultad de concentrarse exclusivamente en aquello que es un punto al final del horizonte.

Otros dedican su vida a la contemplación y a la reflexión sobre las cosas más absurdas y no dudan en apartarse del camino marcado para recorrer  senderos que posiblemente no lleven a ningún sitio.

Son dos puntos de vista, dos modos de vida extremos del camino en los que todos avanzamos y en el nadie consigue alcanzar por mucho tiempo “el equilibrio perfecto”.

Puesto que carecemos de la experiencia que un minuto después vamos a adquirir caminamos a ciegas interpretando la realidad del momento presente, mediante los filtros de nuestro conocimiento particular.

Si son las cualidades individuales de cada individuo, las que determinan el sentido de su vida ¿porque somos tan dados a adoptar como propio el destino de otros?

elixirPor un motivo que desconozco nos sometemos a aquellos que afirman haber encontrado un camino más fácil con mejores vistas y con un premio espatarrante cuando llegues a la meta.

La oferta en síntesis consiste en lo siguiente: Tus conocimientos no son válidos. Mi experiencia es más válida que la tuya, por ello debes acatar mis recomendaciones.

De entrada nadie está dispuesto a renunciar a sus convicciones, pero nos creemos tan listos que nos auto-convencemos de que somos nosotros los que encontramos a los encantadores de serpientes sin ser conscientes que son ellos los que salen a nuestro encuentro.

Confía en mí. Yo tengo las respuestas.

Puedes ser el primer embaucado, el número diez el cien, incluso el ultimo; el que complete los mil millones de encantados.

Tan solo debes dejar de pensar de forma egoísta en tu individualidad  y ceder en favor de la mayoría.

¿Porque la mayoría nunca piensa como yo?

¿Y si resulta que no existe un método “eficaz” para determinar los deseos de la mayoría?

Entonces alguien debe decidir de modo individual lo que desea la mayoría.

¿Es lo mismo lo que uno desea que lo que a uno le conviene?

¿Lo que a mí me conviene es lo que conviene a la mayoría?

¿Si la mayoría es la que sabe lo que me conviene pero no es la mayoría quien toma las decisiones quién decide lo que me conviene?

 

Quiero dejar de ser mayoría y volver a ser yo  Puede que cuando sea mayor me dejen tomar mis propias decisiones.

Puesto que nadie puede acceder a la experiencia que va a conseguir un minuto más tarde la solución para ir un paso por delante es que el resto (la mayoría) vaya un paso por detrás.

Reconocer nuestra ignorancia nos hace ser menos arrogantes. Nuestros hijos deben aprenden valores basados en el conocimiento  de sí mismos, no en la acumulación de riquezas o el exceso de comodidades. Porque es por aquí por donde las doctrinas homogeneizantes minan la dignidad de las personas y manipulan el concepto de lo solidario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s