Costa del Maresme Martes 8 de mayo.


Somos poca cosa…Muchas veces aceptamos la existencia de Dios para no aceptar las limitaciones de nuestro entendimiento.

Tobías observaba a Ángel que parecía distraído.

—¿Te estoy aburriendo? ¿Quieres algo de beber?

—Tendría que ser yo en todo caso quien te ofreciese tomar algo.

—¿Vale que tienes?

—Si es verdad que tienes ese antídoto será mejor que me lo des. Puedes estar seguro que jamás le contaría semejante bulo a nadie.

—Estas en tu derecho que conste que has sido tu el que quería nombres y fechas. Así no se puede crear un clima adecuado para un  relato.

yateÁngel abrió la puerta de un baúl frigorífico que contenía cerveza y algún refresco, con un gesto invito a Tobías a que se sirviese. Tobías se sirvió una cerveza y bebió con satisfacción sentía como recuperaba la energía para continuar su historia.

—No debemos  olvidar lo muy limitados que siguen siendo nuestros conocimientos y cuantas evoluciones imprevistas son posibles. Si la civilización humana continúa, la física dentro de unos siglos podrá ser tan diferente de la nuestra como lo es ésta de la física de Aristóteles.

Si el pensamiento humano, casualmente hecho más poderoso por alguna mutación biológica, se elevase a ese punto, estaría capacitado para dejar  de especular y alcanzar la verdadera esencia,  la  de los fenómenos que distinguimos con la ayuda de los adjetivos fisicoquímico, biológico e incluso psíquico. ¿Y si esta mutación se hubiese ya producido?

Los sidonitas bien podrían llamarse, entre otros, Mahoma, Confucio Moisés Mazda… Pueden existir muchos más. Sin embargo dudo que sus nombres hayan pasado a la historia.

No es en modo alguno inconcebible que, en la época evolutiva en que nos hallamos, los sidonitas consideren inútil ofrecerse como ejemplo o predicar alguna forma nueva de religión.

En la actualidad, Tienen algo mejor que hacer, que dirigirse al individuo.  Les es necesario permanecer ocultos, mantener en secreto su coexistencia entre las personas comunes. Se está forjando, a despecho de las apariencias, el alma nueva de un mundo nuevo.

Si estas dispuesto a escuchar te ofreceré el mayor número posible de hipótesis no irrazonables. Sin duda rechazaras muchas de ellas. Pero si algunas sirven para abrir  puertas hasta ahora ocultas, no habremos perdido el tiempo. Mantén tu espíritu abierto a la sorpresa y la confianza ya que son rasgos de inteligencia inseparables —. Tobías reaccionó saliendo del estado letárgico en él qué parecía encontrarse.

—Perdona; piensa cuando hables conmigo qué lo haces con dos personas una es irónica y necesita tu ayuda la otra es como una vieja bibliotecaria dispuesta a proporcionarte los datos qué necesites. Pero para ello, debes saber qué buscas. Entre los tres podremos enfrentarnos a acontecimientos qué van a afectar a toda la humanidad. Debemos colaborar para ganar una batalla a un enemigo ante el cual somos insignificantes. Tengo entendido qué estas al día de las investigaciones del doctor Telonios

—¿? —. Ángel se sentía desconcertado ¿quien era ese extraño personaje y porque tenia un comportamiento tan absurdo?

—¿Tan pronto empiezas a olvidar? Es posible qué aún te acuerdes de Sara, la gran arqueóloga qué nuestros amigos conocieron en él tren. Sara se iba a entrevistar con la agente de la C.I.A. Abba Schneider qué se hacía pasar por la secretaria de dirección, de un holding qué quería desgravar impuestos subvencionando una excavación arqueológica.

Sara deseaba ser la directora de la excavación y estaba dispuesta a presentar como suyas las conclusiones qué él doctor Telonios le había revelado confidencialmente.

Ángel analizaba las palabras de Tobías, era evidente qué sus fuentes de información eran eficaces. Si daba crédito a sus palabras, los textos qué había obtenido de Sara podían tener una base histórica real.

—Esas conclusiones pondrían al descubierto él verdadero sentido de nuestra organización. Nos hubiese traído muchos más problemas. Por suerte a veces la mano derecha no sabe lo qué hace la izquierda y los matones qué debían protegerla viendo qué la misión se les iba de las manos decidieron matarla. La vida está llena de agradables momentos. Debes saber qué Sara está viva. Se han acelerado los trámites burocráticos y ha sido por decirlo de alguna manera, “dada de alta”. Pronto será feliz haciendo lo qué le gusta en un lugar impreciso del planeta un desenlace feliz ¿No te parece?

—Entonces tú crees qué la leyenda qué contó Sara al grupo es real.

—Puedes estar seguro. La existencia de la piedra es una verdad absoluta. Como ya te he dicho. Si me invitas a resguardarme del sol prometo contarte interesantes historias mientras tomamos unos pelotazos —.Ángel extendió su mano invitando a Tobías a la zona interior del yate mientras Tobías empezaba un nuevo relato.

—Cuentan las antiguas cronologías qué aquellos qué tocaron la piedra y sobrevivieron transmitieron su ADN modificado a sus descendientes qué denominare como “Sidonitas”. Solo las uniones entre Sidonitas han mantenido la capacidad mental generación tras generación. El resto de uniones se consideraban, accidentes involuntarios. Los bastardos en él difícil caso qué llegaran a nacer quedaban excluidos de la elite de la sociedad en la que vivían. Las sucesivas uniones de hijos y nietos de Sidonitas con la población común acababan por reducir a un nivel insignificante la herencia genética. Lo que no les impedía formar parte de una elite inferior.

Las religiones del misterio eran ritos religiosos qué se diferenciaban de los ritos religiosos públicos ordinarios en él hecho de qué solo podían celebrarlos los iniciados aquellos qué habían superado un proceso especial de iniciación. La mayoría de los misterios eran similares en sus temas y contenidos fundamentales. Basada en la revelación de un conocimiento secreto prometían a los iniciados librarlos del temor a la muerte prometiéndoles una existencia feliz en una vida siguiente. Esto constituyó la base de las futuras religiones judeocristianas. Estas sociedades se volvieron populares entre las clases cultas qué eran tentadas a obtener progresos sociales por medio de la sabiduría oculta. La iniciación se convirtió en una marca de sofisticación social y muchos emperadores decidieron iniciarse con él fin de experimentar transformaciones personales, estos a cambio debían responder ante un determinado código conocido como “norma de vida”

En la actualidad solo queda un número próximo a los dos mil Sidonitas qué mantienen intacta su herencia genética. El resto, Tiene mermada esa capacidad cognitiva o han heredado alguno de los sentidos extra de sus padres o abuelos.

Un número muy elevado de lo que hoy en día se definiría como “triunfadores” no es sostenible por lo que a lo largo de los siglos los descendientes más alejados del linaje original han sido sacrificados en beneficio de los que han sido bendecidos con “el Don”.

—Los Sidonitas sacrifican a sus propios hijos para mantener él poder, no es nada nuevo pero ¿cómo saben quien no cumple los requisitos mínimos?

—Es complejo de explicar pero me encantan los ejemplos así qué te pondré uno.

Durante la segunda guerra mundial, como ya sabes Europa tenía graves problemas económicos. El problema de base y oculto  era el enfrentamiento de dos conceptos opuestos de concebir el sentido de nuestra existencia. Prescindiré de una larga introducción que te permitiría concebir una idea global de aquel momento y pasare a contarte simplemente la anécdota.

En Alemania se decidió hacer una limpieza étnica dentro del país. Los judíos poderosos desaparecieron rápidamente del peligro qué se avecinaba. Cómo comprenderás algunos Sidonitas se encontraban dentro de ese grupo.

Varios componentes de la élite judía descendientes de los Sidonitas quedaron aislados y no pudieron salir a tiempo. Inmediatamente desde Estados Unidos se organizaron vuelos de rescate. Cientos de personas murieron en esas misiones, para qué diez o doce pudieran vivir

Pero era importante rescatarlos a toda costa ya qué estos eran depositarios de los números de cuentas suizas de multitud de parientes y compatriotas qué ignorantes de su futuro creían qué ellos serian los próximos en ser rescatados

—Hablar contigo es una prueba de intuición. ¿He de suponer qué has respondido a mi pregunta?

—Los Sidonitas son como las golondrinas conocen él momento justo en él qué tienen qué emigrar y algo en su cabeza les dice hacia donde, el como y el porque.

—¿Y los qué quedaron aislados?

—Demostraron qué aunque no tenían él Don, dominaban la habilidad qué más valora un Sidonita; manipular la voluntad de la gente para que se haga su voluntad.

—En este caso enriquecerse —. Ángel no quería interferir prefería qué fuera Tobías él qué hablara y aportara su versión.

—Naturalmente. Consiguieron unificar muchas fortunas insignificantes por sí mismas pero considerable todas juntas en manos de una sola persona.

—Lo suficiente para comprar un pasaje de avión. Creo qué lo entiendo.

—Tobías miró fijamente a los ojos de Ángel con una sonrisa condescendiente.

—No, aun es pronto para qué lo entiendas. Los Sidonitas no son judíos.

—Es como comparar una beata de pueblo con él Papa, sus prioridades no son exactamente las mismas. Aunque todos desciendan de la misma madre—. Tobías tras comprobar con la mano la comodidad de un sofá en forma de media luna se acomodó en el.

—¿Qué paso en él poblado dónde se quedó la piedra—?

—Todo a su tiempo. ¿No tendrás algo para picar?

Ángel tenía sus dudas sobre las intenciones de Tobías pero estaba convencido de qué era sincero y no representaba un peligro directo para él.

—Deberíamos ir pensando en que vamos a comer

— ¿Comer?

yate—¿No te lo he comentado? Veras como tengo tanto que contarte y de momento el lugar mas seguro que he encontrado es tu barco considero que lo mas apropiado es que me quede contigo unos días.

—No puedes quedarte.

—Es mas que posible que si me voy  desaparezca durante meses. Este es el plan: te pongo al día que lo que esta pasando mientras esperamos nuevos acontecimientos has alejado al grupo de Pipi y Pilar del peligro que corrían aquí. Hasta que vuelvan lo mejor es quedarnos quietos y pasar desapercibidos.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s