Calella. Sabado 16 de julio.


La ingenuidad se da en aquellos simples de espíritu y de honesto.

Angel estaba en el despacho de Sinlay se habían citado  en la playa de Calella  pero el cielo acabo por cumplir su amenaza de lluvia,  por lo que Sinlay  propuso que se reunieran en su casa que estaba a escasos metros de la playa.

Los juegos de ingenio para sacar la información que a cada uno le interesaba no aportaban resultados a ninguno de los dos bandos en los que imperaba el lema  de “Ni una mala palabra ni una buena acción”.

Sinlay no tuvo ningún reparo en admitir su pertenencia a la elite Sidonita. Había llegado al punto en que los métodos de su gente le alejaban más de lo que le podía unirle la misión común que detentaba su grupo. Pero de ningún modo estaba contra ellos solo se trataba de que ya no compartía el punto de vista único del que disfrutaban sus iguales.

—Ustedes son los directores por voluntad propia nadie les ha pedido que esteis aquí—. Dijo Ángel replicando a la queja de Sinlay de las dificultades que tenia para llevar a cabo su trabajo. Sinlay le rebatió.

—Hubo un tiempo en el que pensamos que los gentiles (el hombre común).  Podíais solucionar vuestros problemas. No fue así; cuando alguien destacaba,  los jefes su clan por temor a perder privilegios lo marginaban o directamente lo mataban. En le caso de que el clan comprendiese los beneficios de apoyar las cualidades de sus componentes. Era el pueblo vecino el que venia y atacaba a todo el clan por temor a perder los suyos.

—Eso fue hace miles de años Ahora estamos preparados para tomar nuestras propias decisiones—. Dijo Ángel que intentaba alterar el temple de Sinlay con la esperanza de que hablase espontáneamente y revelase alguna información  que le fuese útil.

—Te equivocas, si revisas la historia, cada vez que se os ha permitido administraros habéis entrado en una etapa oscura  un retroceso del que sin nuestra guía nunca hubieseis podido recuperaros—.

Sinlay señalo a los tres patos mandarines de porcelana que tenia como decoración.

—Mira estos patos. Pueden ser más grandes o pequeños ser de colores diferentes pero cada uno de ellos representa un mismo concepto que los hace ser iguales. A pesar de lo que alberguen en su interior. El hombre al igual que ellos independientemente de su educación no puede renunciar a su naturaleza.

Como te dijo: A partir de la primera guerra mundial los problemas entre los estados se hicieron extremadamente complejos. Los pueblos no estaban capacitados para gobernarse por si mismos y menos en las condiciones particularmente difíciles del mundo moderno. Los sidonitas, como tú nos llamas, abandonamos el segundo plano que siempre habíamos ocupado y asumimos  la tutela de estos pueblos dependientes  y con ello la obligación de administrar sus naciones.  Nuestros recursos y experiencia garantizarían  el beneficio de la estabilidad a la sociedad internacional.

Los gentiles necesitabais un consejero un poder intangible contra el que no pudieseis atentar.

—De esa manera Hacen y deshacen a su conveniencia inmunes a las criticas y sin consecuencias ya que son sus empleados quienes asumen el papel de dirigentes del estado. Hacen creer que “el orden” depende de la voluntad del pueblo “los gentiles” y que nada ocurre sin su consentimiento, ya que para eso existen los canales de elección de representantes, y los cuerpos de la oposición que permanecen atentos a las irregularidades que puedan realizar los grupos electos en el “poder”  La opción que dejan a los ciudadanos es equivalente a la de un tirano que le permite a una madre  la elección de cual de sus dos hijos a de morir.

—¿Dejarías que un niño realizase las maniobras de atraque de un petrolero a la entrada del puerto, por mas que ese niño te asegurase su competencia?

—¿Me toma por idiota? Sus métodos dejan mucho que desear. Sin ustedes las cosas serian distintas de eso no tengo ninguna duda, pero dudo que lo hiciésemos peor.

—De acuerdo teoricemos— Dijo Sinlay.

—Supongamos que la gente sale a la calle y derroca el estado.

¿Como puede el hombre justo acceder al control del sistema?

¿Cuanto tiempo necesitaría para  solucionar las necesidades del mundo?

¿Por donde empezar?

¿Como sabrá en quien confiar?

¿Como priorizaría los billones de conflictos a resolver?

El ciudadano gentil esta  recluido en un lugar seguro.

¿Cuando saldrá a cumplir su obligación?

¿Como se reparte un litro de agua entre mil personas?

¿Confiaría un occidental en quien le dijese que el modo de vida musulmán es más sostenible  y que debe adoptar sus hábitos?

¿Renunciaría a su coche, a sus iconos del bienestar?

¿Tendría pensamientos humildes y solidarios con respecto al futuro de sus hijos y en beneficio de otros?

¿Permitiría para ellos una sanidad menos sofisticada? Nosotros asumimos esa responsabilidades es nuestro trabajo mentimos robamos matamos creamos injusticias y a pesar de todo nuestra conciencia esta en paz, pues lo bueno supera con creces lo malo. Así el orden creado esta protegido del caos que reinaría si el poder cayese en manos de los “gentiles” Creedme os ira mucho mejor si seguís escondidos detrás de nosotros mientras os eximís de vuestra parte de responsabilidad—.

—No puedo rebatirle, Aun  así simpatizo más con el pensamiento kaabolo. Supongo que ya lo conoce siendo sus vecinos supongo que se enteraría cuando su gente decidió eliminarlos.

—Admito que soy uno de los responsables de su muerte pero mi intención personal era conocerlos nunca pensé que serian asesinados cuando informe de su existencia. Ahora pienso que hemos perdido la oportunidad de llegar a entendernos.

—Créame, por lo que conozco de ustedes y de ellos nunca llegaran a entenderos.

Ustedes sostienen otra posición ideológica disponen de unos altavoces y unos púlpitos de los que ellos carecen dominan los medios e imponen opiniones al pueblo conocen sus flaquezas y la veneración que sentimos por el dinero. Ellos en cambio solo pueden ofrecer el equilibrio por medio de la renuncia a lo superfluo de forma voluntaria y aquí esta la clave de su falta de seguidores.

A pesar de tener agua y comida para todos si alguien se presenta y nos dice que tiene un solo caramelo y que este será para el que mas agua y comida le lleve a sus despensas en lugar de ignorar su oferta todos pensaran en todo el alimento  del que pueden prescindir y encandilados harán sus ofrendas. Uno diez, cien, mil,  un millón de ofrendas de algo que suponen sin valor a cambio de algo tan valioso que solo esta al alcance de uno. De aquel que este dispuesto a demostrar que; de entre todos, él es el mas desprendido generoso e idiota. Del grupo.

Con sola una bolsa de caramelos habéis puesto a toda la humanidad a trabajar para vosotros.

Mientras Ángel decía estas palabras pensó en que el tampoco era diferente ya que el éxito en su trabajo también consentía en  recibir mucho a cambio de poco.

¿Lo habría conseguido o estaba fracasando?

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s