08- Espacio aéreo de Sudáfrica. Sábado 30 de junio.


Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía,

sino hacer de él alguien que no existía.

RUTA.JPGSinlay tenía un largo camino de vuelta. Mientras volaba desde Durban con destino a Londres decidió entretenerse escribiendo a su protegido el pequeño Huvert.

Querido Huvert: Lamento comunicarte que por causa de las graves faltas que he cometido se me ha privado del privilegio de tenerte como protegido. Te remito la que será mí última carta.

Presumo que el objetivo real de tu excursión para la asignatura de economía de las religiones pretendía tu iniciación en el arte y disciplina de la retórica. La necesidad de transmitir el conocimiento de “uno” a “muchos” origino su desarrollo. Pretendía la formación de la conciencia por medio de la palabra, y su objetivo no era convencer, sino mostrar la verdad.

El concepto a evolucionado  en la actualidad consiste en persuadir a un público heterogéneo/masa, para que acepte el punto de vista del orador.
En tu extensa carta intuyo cierta fascinación por la adoración a los dioses. Permíteme pues, este ultimo ejercicio retórico ciñéndome escrupulosamente a la voluntad primigenia por la que fue creada.

El Antiguo Testamento induce a creer que fue escrito paralelamente a los hechos que relata. Sin embargo no existen textos originales. Esta confeccionado con copias realizadas de otras copias basadas en versiones de relatos transmitidos de generación en generación por vía oral. Por eso, a pesar de que los relatos de los libros sagrados retrocedan en el tiempo hasta cuarenta o mas siglos se trata en realidad de la progresiva fusión de tradiciones que empezaron a ser fijadas por escrito en el siglo X a.C. Naturalmente tampoco se conserva ningún original de esa época.
Las modificaciones adulteraciones, censuras, y adiciones de unos textos que debían adaptarse a las exigencias de la jerarquía del momento, no cesaron hasta el 1546 cuando se celebro el Concilio de Trento para que se fijase un canon definitivo de los libros sagrados. Una posición que pone en evidencia la intransigencia de la iglesia para dejar que los estudios sobre la Biblia recorran su camino libremente. Dejando en vía muerta una maquinaria que permitía orientar las necesidades y obligaciones de una porción significativa de la humanidad.
La indiferencia de “los nuestros” ante los misterios de la creación nos ha permitido dedicar toda nuestra energía a las tareas de este mundo. Seguimos un antiguo dicho. Si aún no sabemos como servir al hombre ¿como podemos saber servir a los espíritus? Pero eso no quiere decir que no lo hayamos intentado,  solo que invirtiendo un minuto de tu vida  descubres que no esta en nuestra naturaleza descubrir la suya. Aunque es un buen entretenimiento para ejercitar la mente es tan inútil como escribir en una libreta el número cien millones en disminución hasta llegar al cero. Antes o después descubrirás que no tiene sentido realizar el esfuerzo y abras consumido tu tiempo en un sinsentido.
El hombre gentil cree que su vida es un absurdo, pero más que eso, busca que todos crean y sientan como él; de esto nace una moral de esclavos, ésta moral germina del cristianismo, judaísmo e Islam nace no de un amor a la vida, sino del resentimiento del que es oprimido por sus propios ideales, o convicciones. Su resentimiento se convierte en una fuerza activa que crea valores. A su deseo de venganza le llama “justicia”, a su mediocridad le llama “igualdad”, la cultura europea moderna, quiere imponer que todos sientan el absurdo de su existencia fomentando el resentimiento, pues desean impedir que otros gentiles se equiparen a los que tienen moral de señores.
Muchas veces la gente se viste, piensa y actúa de una determinada manera creyendo que así se “aleja del mundo, o de la masa ciega del rebaño que sigue una moral de esclavos”, cuando en realidad lo único que hace es pasar de un rebaño a otro.
Si tus actos no son manifiestos por tu Voluntad, sino por la voluntad de otros, no sigues tu propia voluntad o moral. Desaprovechar la oportunidad para poder manifestar tu Verdadera Voluntad, ése es el verdadero absurdo.
En esta carta concentro el pensamiento de otros que fueron como nosotros. Difícilmente esta línea de pensamiento llegara a formar parte de tu educación reglamentaria, pero ahora que me voy, considero que debía revelarte conceptos “sin sentido” cuya respuesta nunca llegaras a descubrir por ti mismo. Hay cuestiones que nunca llegaremos a entender a pesar de nuestras cualidades. Como: la naturaleza de un dios creador como origen de todas las cosas.

¿Quién sabe y quien puede decir de donde procedía todo, cómo se produjo la creación? Puesto que los propios dioses pueden ser anteriores o posteriores a la creación, ¿Quién sabe realmente como se produjo?

Cuando en mi infancia solicite de mi protector respuestas para las dudas que ahora me planteas el me dijo lo siguiente.
IGUERA.JPG
—Tráeme un fruto de esa higuera.
—Aquí esta señor.
—Ábrelo.
—Ya lo he hecho, señor.
—¿Que ves?
—Unas semillas muy pequeñas, señor.
—Abre una.
—Ya lo he hecho señor.
—¿Que ves ahora?
—Nada señor.
—Hijo mío lo que no percibes es la esencia y en esa esencia existe la poderosa higuera. Créeme, en esa esencia se halla el ser de todo lo que es. Eso es lo verdadero, eso es el ser. Y tú eres ese ser. (Después me ofreció un caramelo).

Acepta a tu nuevo protector y coméntale tus inquietudes. Abordad juntos los temas que te plantees para alcanzar tu desarrollo, esfuérzate en limitar tus errores pero sobre todo para no naufragar como individuo. Por que solo tú serás el responsable de tus actos.

Nosotros somos la mente nuestro deber es decirle a miles de millones de manos lo que deben hacer para realizar los proyectos en beneficio de una multisociedad una metrópolis mundial. Menospreciar la necesidad que las manos tienen de comprender el sentido de su trabajo impide que este sea realizado con agrado y sea considerado un castigo.
Ahora lee con atención los fundamentos del credo que siempre he seguido y por el cual ahora debo apartarme de ti.

Los primeros poseedores del “Don” no patrocinaron nuevos tipos de gobierno, sino un nuevo tipo de líder, una “persona superior” cuyo objetivo fuera el bienestar de su pueblo. Cada hombre debía encontrar su propio camino. Pero la confusión innata en el hombre gentil estaba siempre presente por eso los primeros protectores dispusieron que desde el primer día de su nacimiento cada uno de los nuestros dispondría de un guía con más experiencia que le orientaría
para que siempre eligiera la mejor opción.

CAMINO
Existe una cosa formada de forma confusa,
Nacida antes del cielo y la tierra.
Silenciosa y vacía.
Esta aislada y no cambia
Va de aquí para allá y no se cansa.
Es capaz de ser madre del mundo.
No conozco su nombre.
Por eso la denomino “el camino”…
El hombre se modela a imagen de la tierra.
La tierra a imagen del cielo.
El cielo a imagen del camino.
Y el camino a imagen de lo que es así de forma natural.

Durante años personas superiores vagaron de poblado en poblado afinando sus dotes de persuasión. Pero no eran políticos y fracasaron en los primeros intentos.
Una vez asentados desarrollaron lo que fue el primer intento de organizar un programa educativo para preparar a los jóvenes dotados para asesorar a los señores, príncipes y reyes en sus decisiones. Una nueva clase de eruditos errantes que aprovecharon el caos político de su época, sirviéndose de las enseñanzas antiguas para ocultar sus ambiciones. La mayor parte de ellos se interesaban más por las intrigas de palacio que por la sabiduría. Un erudito que encontraba su estado natal gobernado por un usurpador advenedizo ofrecía sus conocimientos a un príncipe vecino dispuesto a escucharle. Estos eruditos desarraigados se convirtieron en: una nueva clase. Pero los eruditos transmitían a todos sus protegidos el mismo sermón: Gobierna en beneficio del pueblo, reduce los impuestos y recluta hombres superiores, no importa de que origen. No pienses en ti mismo no circuncides tu piel como distintivo del que posee el Don Siendo humilde que no sumiso podrás ver cumplido el sentido de la existencia de tu ser. Al aceptar guiar al no iniciado podrás indicarle donde continua el camino y así el lo seguirá por ti y solo manteniendo el rito serás pleno. Si abandonas a tu discípulo este se sentirá indeciso y se asentara esperando su destino y acabara teniendo miedo por su soledad y desconfiara de quien le anime a seguirle. Dejando en el olvido la belleza de los senderos que recorrieron sus ancestros y los que habría mostrado a sus sucesores.
En el final no existe recompensa. Es en el camino donde encontraras todo lo que ha de llenar tu existencia.
Sigue el camino, en breve el guía serás tu y deberás formarlo en su destino como intermediador de los conflictos del hombre.

Siempre contigo: Isaac Sinlay Matayaya.
PROTECTOR

Cuando Sinlay acabo de escribir sintió que en ese mismo momento acababa una etapa de su vida, de la que ya nada esperaba.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s