38- Agartha. Martes 04 de septiembre.


A veces discutimos sobre el significado de la vida. Pero la vida ya existía antes de que tú pudieras opinar sobre ella.

FLOR.JPGUna semana, antes  Pipi había decidió abandonar los laboratorios Dexter  Xeti tras escuchar sus argumentos no intento que continuara en el centro. El objetivo de su estancia era determinar cual de las dos Pipis era la mas idónea para ser la elegida como guardián de la piedra. Puesto que estaba preparada Xeti le pidió a Pípi  que antes irse se sometiese a la prueba de la ayahuasca La experiencia debía ser intima.  Pilar no debía tener referencias de en que consistía la experiencia así que Pipi fue trasladada a una sección alejada donde no hubiesen posibilidades de encontrarse con su amiga.

La mente de Pipi estaba en la playa, la misma donde había conocido al ángel en la experiencia espiritual que vivió con Pilar. Esta vez estaba sola. En el mundo en el que se encontraba los efectos de la ayahuasca regían su percepción.  Todo permanecía en un silencio absoluto.

Soy memoria de todos mis momentos pasados. La suma de todo lo que recuerdo.
Soy la suma de lo que siento ahora.
Mas; lo que siento ¿qué es?
Es… el conjunto de esas relaciones entre “presuntos invisibles” que se han dispuesto en ese sistema de relaciones, en ese orden particular que es mi cuerpo.
Entonces…
Mi alma no es, una materia compuesta de cuerpecillos mas sutiles que los otros, un soplido mixto de con calor, sino que es el todo, en el que estas relaciones se sienten tales.

Que tenue condensación, que condensada impalpabilidad.
Yo, no soy, sino, una relación entre mis partes, que se perciben mientras están en relación la una con la otra.
Pero… al ser estas partes a su vez, divisibles en otras relaciones. Cualquier sistema de relaciones, teniendo conciencia de si misma, seria un núcleo pensante.
Yo pienso en mí, en mi sangre, en mis nervios; mas cada gota de mi sangre ¿pensara en si misma?
¿Se pensara como yo me pienso? Sin duda no.
En la naturaleza, el hombre se siente a si mismo de manera compleja. El animal un poco menos, es capaz de apetito, pero no de remordimiento. Una planta se siente crecer y desde luego, siente cuando la cortan.
Quizás dice yo, pero en un sentido  más oscuro de cómo yo lo hago.
Todas las cosas piensan, según lo complicadas que son.
Si, así es. Entonces piensa también una piedra. ¿Como pensará? ¿Como vegetal? ¿Es posible que su pensamiento se asemeje al de un animal o un hombre?

Si Dios que es la gran relación de todas las relaciones del universo se piensa a si mismo pensante esa piedra se pensara a si misma solamente petrante.
Yo pienso en mi soledad en mis pecados en mi muerte y esta piedra quizá piensa solamente. “Yo piedra yo piedra, yo piedra, yo piedra, yo piedra”.
Antes, quizá no sabe decir ni siquiera yo.
Piensa: “Piedra, piedra, piedra, piedra, piedra”.

Debería ser aburrido. O soy yo la que experimenta aburrimiento, yo que puedo pensar más, y él o ella, en cambio está plenamente satisfecha de ser piedra, tan feliz como Dios.
Porque, Dios goza de ser todo y esta goza de ser casi nada, y no conociendo otro modo de ser, de su existencia se complace eternamente satisfecha de si…

¿Más qué sentiría si fuese de verdad una piedra?
En primer lugar el movimiento de los átomos que me  componen, es decir el estable vibrar de las posiciones que las partes de mis partes mantienen entre ellas. Sentiría el zumbar de mi pedrear.
Más no podría decir yo, porque para decir yo es necesario que haya otros. Algo que no soy yo a lo que oponerme.
En principio la piedra no puede saber que hay algo fuera de sí. zumba la piedra en sí misma petrante, e ignora lo demás.

Pipi durmió como se supone que dormiría una piedra, sin conciencia, sin responsabilidad, sin culpa, en un mundo que mundea solo.

La experiencia de Pipi no fue tan explicita como la de Pilar pero no por ello de menor importancia o carente de valor. Solo Pipi en ese momento era capaz de interpretar y dar sentido a sus pensamientos. Al igual que días después sentiría Pilar, Pipi comprobó los beneficios de “limpieza” en su organismo. Los dolores musculares y problemas digestivos a consecuencia de la experiencia cesaron al día siguiente. Elvira le aconsejo que prescindiera de consumir alimentos demasiado elaborados. La dieta a base de  productos naturales principalmente, fue otra costumbre positiva adquirida gracias a su estancia en Dexter. Pero el mayor beneficio que había recibido de esa única toma ha sido la constatación de la expansión de los límites de su conciencia. Pipi abandono la cueva,  había sido iniciada. Cuando fuese necesario podrían contar con ella.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s