03- Agartha. Viernes 29 de junio.


Mientras no se perturbe a los dioses en sus templos, 

no seremos molestados en nuestros hogares.

Domingo.jpgCuando la puerta se abrió Pilar y Pipi descubrieron una sala semicircular semejante a la recepción de un hospital. Seis personas estaban esperándoles.

—Bienvenidas a los Laboratorios DEXTER, los compañeros Preferimos llamarlo  “Agartha”.   Mi nombre es Domingo, este que tiene la cabeza pelada es Esteban este señor tan serio es nuestro director su nombre es impronunciable a si que le llamamos doctor Xeti el morenito es Tarik y estas son Elvira y Rubí el ying y el yang echo mujer. Estamos encantados de que estéis aquí.

Pilar y Pipi no esperaban un recibimiento tan cordial salvo el doctor Xeti que aparentaba algo mas de sesenta el resto de los presentes eran todos  jóvenes Domingo rondaría los cuarenta Esteban a pesar de su calvicie no tendría mas de treinta Elvira aparentaba dieciocho y Rubí Sobre los treinta por ultimo Tarik unos veinticinco.

—El señor Domingo nuestro relaciones publicas vocacional os mostrara la cámara que hemos habilitado para vuestro alojamiento el resto seguiremos nuestro trabajo—. Dijo el doctor Xeti.

—Por aquí señoras.

Cuando vieron la sala con más detenimiento observaron que la planta  formaba un octógono, el ascensor estaba situado justo en su eje central. Domingo se aseguro que las pipis le seguían mientras se dirigía en dirección a una puerta situada a la izquierda del ascensor. Los tres accedieron a un largo pasillo iluminado por luz fluorescente, giraron varias veces a izquierda y derecha recorriendo unos cincuenta metros sin ver ninguna puerta o ventana  al final del recorrido encontraron una puerta de las que habitualmente sirven como salida de incendios o de servicio. Domingo empujo la puerta e invito a Pilar y a Pipi a pasar.  Una docena de puertas eran visibles a un lado y a otro del pasillo que se extendía unos veinte metros  antes de acabar en otra puerta idéntica a la que habían atravesado.

—Estamos en la séptima y última planta de Agartha la más cercana al exterior—. Dijo Domingo. – Esta destinada a centro de descanso del personal y alojamiento de invitados

—¿Hay mas gente como nosotras en las habitaciones?

—Por el momento estáis solas. Si vuestra visita es un éxito vendrán muchas más.  Pensad que estáis en un hotel podéis moveros libremente siguiendo una norma sencilla las puertas siempre están entreabiertas si están cerradas indica que la habitación esta en uso y no se debe molestar si no es necesario. La zona de trabajo esta ubicada en la planta sexta así que si os sentís solas y tenéis tiempo podéis bajar a hacernos una visita siempre que queráis.

—A que os dedicáis aquí—. Pregunto Pilar

—Somos una gran familia, trabajamos en el campo del conocimiento y del pensamiento pasamos temporadas mas o menos largas en función de los estudios que estemos realizando. Que yo sepa nadie ha estado aquí más de un año sin salir al exterior.

—¿Un año aquí? ¿Metidos bajo tierra sin ver la luz del Sol?

—Tenemos  un gimnasio con rayos UVA si es lo que te preocupa—. Dijo domingo ofreciendo la mejor de sus sonrisas.  — La verdad  Pilar y yo no sabemos muy bien a que hemos venido y cuanto tiempo pretendéis que nos quedemos.

—No debéis preocuparos sois libres de marcharos cuando queráis. Pilar y Pipi se sintieron aliviadas al saber que la duración de su estancia dependería solo de ellas.

—¿Que os parece dos días? Después si queréis podéis iros o continuar—. Domingo interpreto su silencio como un Si.

—Al fondo del pasillo hay una sala de lectura y de ocio podréis escuchar música jugar a juegos de mesa y lo mas importante podréis acceder a las bases de datos que necesitareis para completar vuestra formación—. Domingo se paro ante la cuarta habitación de su derecha

—Esta será vuestra habitación espero que os guste.

Al entrar en la habitación el olor a recién pintado se hizo notar.

—Lo siento la ventilación de todas las plantas es  eficiente pero ayer por la noche terminaron de pintarla.

—Es igual casi ni se nota. Dijo Pipi.

—A mi me gusta huele a limpio. Dijo Pilar.

—Os agradezco que seáis tan comprensivas—. Domingo abrió la puerta de un armario empotrado situado a la derecha de la puerta de entrada. —Aquí tenéis un armario ropero en el interior hay una caja fuerte en la que podéis guardar vuestros pequeños objetos de valor. Antes de irme debo daros un intercomunicador a cada una es como un teléfono móvil y tiene memorizados nuestros nombres, pero lo mas importante es que con el podéis llamar al ascensor. Os permite el acceso de la planta cuarta a la séptima, las plantas inferiores están restringidas también para nosotros. Bien ahora os dejo, poneros cómodas después celebraremos una reunión y responderemos a vuestras preguntas—.

Todo el centro estaba escrupulosamente limpio. La habitación no se diferenciaba para nada de la de un buen hotel. Estaba decorada con buen gusto con el objeto de estimular la emoción artística. El arte y la belleza, eran elementos fundamentales para la evolución del espíritu. Como no tardarían en descubrir, el centro no se diferenciaba en esencia de un monasterio. Debían evitar la murmuración o los gestos poco amistosos. Sus trabajos debían estar regidos por los pensamientos más elevados y con palabras corteses y cordiales.
Pilar inspeccionando la habitación se dirigió  a una estantería habían varias revistas y una docena de libros  uno de ellos capto su atención. Lo abrió por las primeras paginas y empezó a leerlo allí mismo de pie.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s