15- Agartha. Martes 03 de julio.


El pensamiento, cuanto más puro, tiene su número, su medida, su música…

Xeti había quedado  con las pipis en el comedor para desayunar juntos. Las pipis se levantaban temprano. Un sistema automatizado de iluminación  y megafonía  simulaba el amanecer reproduciendo sonidos propios de la naturaleza. El automatismo era capaz de incrementar su capacidad estimulante cuando los sensores de movimiento no detectaban actividad. Un  poco de ejercicio seguido de una ducha antes de desayunar era la rutina propuesta por Elvira.
Todas las actividades procuraban ser distendidas en apariencia pero era evidente que ninguno de los encuentros de las Pipis con sus anfitriones era casual y las bromas halagos, confidencias solo eran preámbulos al tema que estaba programado tratar el momento. Así que cuando Pilar comento el incidente de la fábrica y en que modo estaban relacionados con el instituto Egregor. Xeti le bastaron unos pocos quiebros con el lenguaje para entrar de lleno al siguiente punto de la iniciación.

—El Egregor es una condensación bajo una forma determinada de pensamientos, deseos y sentimientos de la Humanidad. Es una serie de formas psíquicas que tienen que ver con estados de conciencia humanos. Por lo tanto existe el Egregor de los celos, el Egregor de la lujuria, el Egregor de la soberbia, de todos los llamados pecados capitales, y cada pecado capital tiene una forma psíquica o un Egregor que lo está representando en el plano psíquico. Percibirlo y utilizarlo implica el ejercicio de un sexto sentido que ha quedado olvidado por el hombre.
En el plano racional a los Egregores se les entiende como formas psíquicas que tienen que ver con estados de conciencia humanos. Es un ‘ser psíquico’ de carácter colectivo; un campo de influencia común, es un fluir sutil, invisible y elástico que ocupa espacios y que transmite energías creadas por un modo de pensar, de sentir o de actuar de los seres humanos. Es un “ente” real que influye en todas las mentes que estén en sintonía, sensible ya que puede ser influenciado e incluso neutralizado por energías opuestas  y actuante, que permite tener a los corazones sintonizados.
Es un alma colectiva, un “ideal” que dirige el destino de la comunidad. Es innegable su poder para el refuerzo de lazos entre el individuo y el grupo integrando al primero a un registro del inconsciente colectivo.

—¿Lo entiendes?

—No.

—Si algunas personas se reúnen y emiten vibraciones fuertes e idénticas por pensamientos de la misma naturaleza, formarán una sola por medio de energía positiva o negativa, según sea el genero de los pensamientos emitidos, el Egregor creado con nuestros pensamientos, sentimientos y emociones y de acuerdo a ellos, reaccionará sobre nosotros. Es decir; todo impulso vital o substancial que surge de individuos o de comunidades produce una reacción en el espacio que provoca la forma psíquica de un Egregor, que se establece alrededor de las personas, de los hogares, de templos, de instituciones, etc, y por el que se puede percibir las condiciones y carácter de los mismos.

El Egregor se realimenta de las mismas emociones que lo crearon, y a quienes la engendraron. Los hay efímeros y permanentes. Los primeros obedecen a impulsos psíquicos o estados de conciencia esporádicos y sin fuerza aglutinante; los segundos son el resultado de la acumulación de materia psíquica realizada de manera constante y permanente por efecto de los estados de conciencia habituales, ya sea de los individuos o de los grupos. Por ejemplo: Una persona pesimista producirá un tipo de energía que por ley de afinidad se fijará a su alrededor y se ligará con personas y sitios que tengan su misma vibración.

Considera el concepto de tres planos de existencia. Tres tipos de vibraciones, la más baja la del plano material y la más alta que corresponde al plano espiritual. Obviamente así como en el plano físico no todo lo que existe posee la misma vibración, en los demás planos también hay diferencia vibracional. En el Universo entero no hay nada que esté inmóvil y quieto sino que está todo continuamente vibrando y en movimiento. Cualquier pensamiento (positivo o negativo) es energía que sale de nosotros hacia el mundo exterior para dar forma a lo que hemos pensado. En su camino se une con pensamientos similares de otras personas y se fortifica, una vez que es lo suficientemente fuerte, regresa a quien lo creó. Una perfecta comprensión de este principio habilita al estudiante o iniciado a controlar sus propias vibraciones mentales, así como las de los demás.

—“Es la fuerza” dijo Pipi

—También  puede llamarse así; el nombre carece de importancia.

El Egregor formado por el poder de los ritos, de las ceremonias litúrgicas y de meditaciones llevadas a cabo regularmente por las distintas religiones, sociedades y escuelas esotéricas de entrenamiento espiritual del mundo determinan estados psíquicos con gran influencia que afectan el ambiente particular de tales comunidades y también sobre otras conciencias.. Estos Egregores son deseables, positivos. Por el contrario, existen otros negativos que son generados por actos de egoísmo, por la incapacidad de aceptación del bien y de rechazar al mal. Estos Egregores son más numerosos y los que frecuentemente se encuentran dificultando la sintonización con fuerzas positivas de Egregores potenciadores de paz, serenidad y comprensión.

Cada Egregor creado tiene una frecuencia que marca un compás que sirve de guía  a los individuos y los grupos que lo produjeron para reproducirlo de acuerdo al patrón marcado.

Los hay que originados hace milenios aún pululan en ritos y  generan un poder muy notorio en la vida actual, determinando los aspectos sociales, políticos, culturales, de las distintas naciones.

El Egregor, siendo básicamente una creación mental ya sea en un sentido positivo o negativo ofrece la particularidad de estar dotado de una conciencia primaria con capacidades de acción y de reacción, así como de un alto espíritu de supervivencia. Tiene capacidad de absorción de las energías y también de expansión de las mismas, oponiendo resistencia a las fuerzas que tratan de destruirle. Los Egregores influyen muy directamente en la historia humana estructurando ambientes psíquicos que determinan el grado de civilización y su cultura.

Al ingresar en Agartha, los nuevos miembros deben dejar todo pensamiento y actitud negativa fuera. Se espera de ellos que superen el papel de simples espectadores. Deben estar dispuestos a realizar aportes de actitud y opinión constructiva. Los buenos propósitos producirán una especie de vibración que constituirá un Egregor particular al que nos conectaremos emocionalmente. Alimentándolo, al mismo tiempo que nos alimenta a nosotros en un ciclo de constante equilibrio.

cosmov.jpgLos sistemas filosóficos, religiones o sistemas políticos  constituyen una categoría de Egregor conocida como cosmovisión. Proveen un marco interpretativo a partir del cual sus seguidores elaboran doctrinas intelectuales y éticas.
Ejemplos son el judaísmo, el cristianismo, el Islam, el socialismo, el marxismo, el cientificismo, el humanismo o el nacionalismo. Las cosmovisiones son complejas y resistentes al cambio; pueden, por lo tanto, integrar elementos divergentes y aún contradictorios. La afirmación intransigente y autoritaria de la propia cosmovisión es el fundamentalismo.

El Egregor es más poderoso cuando un mayor número de gente acepta los puntos de vista asociados con el sistema de creencias como conocimiento general(hegemonía).

Los sistemas de creencias definen su autoridad, como los médicos, en el sistema de creencias de la medicina occidental o los curas, en el sistema de creencia de la religión católica. Dependiendo de la sintonía de un gran numero de pensamientos, las ideas cristalizan como correctas o incorrectas, comonormales o desviadas. En un determinado sistema de creencias, las ideas y las acciones se convierten en impensables. Estas ideas, consideradas como “verdades” indiscutibles, definen una particular manera de ver el mundo, y un particular modo de vida asociada con estas “verdades”.

Si nuestro trabajo se limita al simple ejercicio mímico del Rito, si evidenciamos una actitud indiferente y sin sentido ceremonioso, si nuestra intervención es una simple exposición de palabras vacías, una discusión sin sentido, si nuestro pensamiento se afianza perezosamente en la rutina y desprecia aspiraciones elevadas; entonces estaremos contribuyendo a la formación de un Egregor que sumado a otros con igual actitud aumentará su fuerza y provocará el fracaso de los trabajos.

Cuando un compañero realiza su honesto aporte puede generar una vibración poderosa que se propagará libremente por el silencio de algún alma opacada estimulando su reflexión. Imaginemos a la totalidad de compañeros trabajando con similar disposición y será fácil augurar un futuro provechoso para ése grupo.

—No puedo dejar de estar confusa—. Dijo Pilar mientras rotaba lentamente su pequeña piedra en la mano.  —Durante toda mi vida e observado como las religiones solo sirven para controlar a la gente en el nombre del Espíritu  Santo, de “Dios”. Ahora vosotros me dais a entender que  las personas creamos un sinfín de espíritus como Ángeles que se alimentan de nuestro pensamiento creando  esa especie de conciencia colectiva que llamáis Egregor. ¿Que debo creer?  Cuantos más datos obtengo que me permiten justificar mi rechazo a toda creencia religiosa, mas me acerco a la evidencia de que existen otros… ¿mundos?

—Es evidente y el hecho de que no valores o desconozcas esos mundos no los hace menos reales e importantes que el tuyo.

—Siempre he creído que la ciencia era el camino para llegar a la verdad y que la semilla de las religiones solo crecía cuando es abonada con grandes dosis de ignorancia.

—La ciencia nos facilita multitud de respuestas pero es necesario formular las preguntas de manera correcta—. Dijo Xeti.

—Hay que asumir que existen preguntas a las que nuestra ciencia oficializada no puede dar respuesta en algunos casos solo tenemos datos fragmentados. Deducimos la relación de unos con otros pero sin una base en la que apoyarse, cualquier intento de crear una ley o teoría que les de explicación se desmorona.

Existen “fenómenos y misterios” que no se someten a las teorías o argumentos científicos que nos proporcionarían una explicación racional.

El hecho de que no podamos explicar esos “fenómenos y misterios” no presupone que no sean reales.

dna.jpgLa Pseudociencia, es mas fácil de inventar que la ciencia, por que hay una mayor disposición a evitar confrontaciones perturbadoras con la realidad que no permiten controlar el resultado de la comparación. Los niveles de argumentación, las pruebas por los que pasa, son mucho mas relajados.

A partir de una verdad inexplicable se construye un muro del que salen infinitas mentiras argumentadas claro que en el proceso es imprescindible el uso de parches que resuelven lo que la ciencia no puede explicar. El poder divino es la materia prima imprescindible para la confección de estos parches que poseen cualidades elásticas inimaginables, y su uso no requiere conocimientos previos.

En lugar de reconocer que somos ignorantes en muchas áreas, preferimos asignar la responsabilidad de lo que todavía no entendemos a un Dios de lo ignorado el mismo que decide por el 99.99 % de la humanidad. Atribuyendo a lo divino todo aquello que no comprendemos.

La sociedad padece los efectos de una educación selectiva, Es por eso que las religiones suelen ser los viveros de protección estatal de la Pseudociencia, colmando necesidades emocionales poderosas que la ciencia suele dejar insatisfechas.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s