14- Agartha. Lunes 02 de julio.


Vinimos girando de la nada. Las estrellas formaron un círculo en cuyo centro bailamos.

ona2Todo el Universo existe en la Mente. Explicaba el doctor Xeti a Pilar y Pipi  mientras manipulaba los mandos de un osciloscopio. La esfera mental de cada persona llega hasta las estrellas más lejanas se extiende por todo el cosmos. Esta es la causa por la cual vemos, oímos y sentimos todo lo creado. El pensamiento no está encerrado en nuestra cabeza. Penetra en todas partes: mundos, soles, personas y cosas. Todo está dentro del pensamiento formando un universo propio. Existe un Sol  y este; es común para miles de millones de universos individuales en los que cada uno lucha por imponer su realidad al resto.

El cerebro no es la mente. El cerebro es únicamente un centro receptor, una oficina logística que recibe los mensajes de la Mente. La mente es Energía. La mente vibra y se recrea en todo lo creado. El cerebro no piensa. Quien piensa es la Mente. Las mentes interactúan con otras mentes, creando interferencias y sintonías con el pensamiento ajeno. Todos estamos dentro de la mente de todos. El mendigo vive dentro de la mente del rico, y este último dentro de la mente del mendigo Todos estamos sumergidos en el océano del universo mental.

—¿Que provoca que un pensamiento se imponga sobre otro—? Pregunto Pipi.

—La mente pondera entre la imaginación y la voluntad. La clave del éxito se halla en la combinación apropiada de imaginación y voluntad. Las ondas mentales se propagan por todas partes. Cuando las ondas son claramente positivas tipo sabiduría y amor, benefician a todos aquellos que las reciben. Las ondas mentales negativas son venenosas y dañan la mente ajena. Las ondas mentales de odios, envidia, codicia, lujuria, orgullo, pereza, gula, etc., producen epidemias mentales. Las ondas mentales perversas envenenan a muchas mentes debilitadas y acaban siendo sometidas—. Pilar se mostraba escéptica a las palabras de Xeti y así se lo hizo saber.

—Ser bueno, ser malo. Estoy a favor de los pensamientos positivos y soy consciente que los negativos afectan más a uno mismo que a los demás. Pero eso de proyectar nuestras ondas cerebrales como si fuese… ¿radioactividad? No se si me lo puedo tomar en serio.

—Las ondas cerebrales son producidas por nuestro cerebro, es fácilmente demostrable ya que es una actividad eléctrica cuya frecuencia se mide en Hertzios. Todos las producimos seamos conscientes o no de ello. Las de 13 a 26 ciclos por segundo son las más rápidas, son generadas durante nuestra actividad mental consciente. Cuando tenemos los ojos abiertos y observamos nuestro entorno. Cuando estamos agitados por pensamientos convulsivos, se dice que estamos en estado de “hiperactividad”, este estado genera un tipo de “ondas desfasadas que no aportan pensamiento positivo.
Por el contrario cuando nuestro cerebro opera a gran velocidad pero con lucidez, nosotros estamos entonces en presencia de ondas buenas, las que testimonian una lucidez mental extrema, estados de intuición pura…
Cuando estamos relajados, cuando cerramos los ojos y relajamos nuestra actividad mental. Generamos ondas más lentas de entre 7 y 14 Hz.  Testimonian un estado de calma, y relajación. Nuestra imaginación puede ejercitarse favorablemente y podemos visualizar escenas perfectamente claras en nuestra mente, entramos, en un terreno que nos pone en contacto con zonas de nuestro ser interior de las que no teníamos verdadera conciencia.
Otras ondas aun más lentas de 3,5 a 7.5 Hz.  Son  responsables de los estados de extrema creatividad; donde las soluciones surgen sin esfuerzo aparente.  Nos sumergirnos en las profundidades inconscientes de nuestro espíritu. Es posible recuperar recuerdos que estaban en el fondo de nosotros mismos, recuerdos de emociones fuertes… las frecuencias mas bajas de este rango son las guardianas del umbral consciente. Nos ofrecen la posibilidad de “recuperar”, “reintegrar” y “unificar” fragmentos de la memoria de nuestra mente que por algún motivo han sido desechados. De ese modo por ejemplo encontramos el camino de lugares olvidados. Recuperamos fragmentos en la trastienda de la mente y recomponemos nuestros recuerdos.
ona.jpgPor ultimo 0,2 a 3,5 Hz. las más lentas.  No se activan hasta que no nos sentimos en peligro. Nuestra mente toma el control dejando en un segundo plano todos los sentidos que controlamos de manera conciente y activa toda una serie de sensores cuyas señales  no somos capaces de apreciar en situaciones normales. Estos sentidos extra se movilizan para encontrar soluciones inmediatas. “escaneamos” el entorno con estas ondas muy lentas, procedentes de nuestro inconsciente como un radar, con el fin de encontrar la solución milagrosa que necesitamos o para sondear lo que el individuo, que esta frente a nosotros piensa, y conocer sus verdaderas intenciones.

Todo el mundo produce estas ondas, en un momento u otro, pero, vosotras habéis venido aquí para aprender a desarrollarlas, estando atentas para reconocerlas, ser maestro de vosotras mismas y conscientes de vuestras posibilidades reales. Desarrollar y aprender a controlarlas de manera consciente es parte de lo que esperamos que consigáis.

Parece que se ha hecho tarde. Mañana continuaremos, si os parece bien.

—Hasta mañana.

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s