50- Costa del Maresme viernes 28 de septiembre.


Ángel  y Tobías llegaron al barco. Mientras regresaban de su visita a casa de Sinlay apenas hablaron. Cuando los dos estuvieron a salvo de miradas y oídos indiscretos Ángel introdujo el chip de memoria en una especie de calculadora con el fin de copiar la información y proceder a desencriptarla. A continuación se dirigió a Tobías.

—Estoy esperando tu explicación—. Tobías parecía que estaba dispuesto a explicarle por fin a su amigo lo que quería saber desde el primer día que le conoció.

—Sabíamos que los Sidonitas habían identificado a Pilar y a Pípi como Kaabolos. Nuestra intención era entrevistarnos con ellas y llevarlas a los laboratorios Dexter. No pudimos protegerlas: el ataque a la fábrica nos hizo perder unos días que fueron vitales. La maquinaria Kaabolo es eficaz pero demasiado lenta ante lo inesperado. Estaba solo y tuve que improvisar un plan para protegerlas. Así que decidí que tú me ayudarías. El hecho de que el CNI, al que tu representabas, estuviese interesado por ellas posiblemente fue lo que les permitió seguir con vida. La discreción es vital para ellos. Con un esfuerzo suplementario podían obtener lo que querían sin tener que eliminarlas. Una vez estuvieron en su poder las sometieron a pruebas hasta que por fin consiguieron aislar el gen que era común a todos los Kaabolos y los diferenciaba de el resto de los humanos.
El siguiente paso consistiría en esparcir un virus en el agua con la capacidad de alojarse en organismo de casi cualquier ser vivo convirtiéndolo en portador y pudiendo propagarse al resto de la cadena alimenticia por medio de la ingestión de pescado; la saliva de los animales o sus excrementos.

—¿Porque iniciar una epidemia en el mar?

—Por que los avances en biología lo permiten. El agua es el vehículo ideal porque el virus en cuestión en un medio salino no se degrada. De hecho el agente biológico seria vertido en los depósitos que abastecen de agua potable toda Calella donde “maduraría” durante todo el invierno.
La población infectada sin saberlo estaría bajo observación por medio de análisis rutinarios en el hospital San Jaime por lo que no existiría una dispersión significativa de población infectada.
Mientras tanto una vez el virus alcanzase el medio marino crecería de manera exponencial siendo imposible erradicarlo así como determinar su origen. Estaba previsto que al finalizar el verano, estaría esparcido por la totalidad del planeta y en contacto con todos los seres humanos.

—No es posible ¿Quien querría propagar una plaga que afectase a toda la humanidad?

—No existiría tal plaga ya que todos serían portadores del virus pero ninguno desarrollaría ninguna enfermedad.

—¿Entonces?

—Ahí entra el medio litro de sopa biológica que debemos encontrar. Dispersada en el aire provocaría una gripe en apariencia común no más peligrosa que las que nos visitan cada año; la diferencia es que como toda la humanidad sería portadora de un virus que sería comparable a una bomba pero sin espoleta. No creo que necesite explicarte como actuaría este segundo virus.

—El virus “dormido” se activaría al recibir la parte que le falta y entonces sí que empezaría una epidemia mundial. ¿Pero porqué? ¿qué sentido tiene?

—Es sencillo; el virus que en nada se diferenciaría de un resfriado común atacaría a los organismos para los que habría sido diseñado provocando por ejemplo, infecciones en las vías respiratorias. Dependiendo de las intenciones de los Sidonitas exterminarían a todos los Kaabolos de un día para otro y nadie buscaría culpables. Simplemente, nos pondríamos tan malitos que deberíamos ser ingresados de urgencia para recibir asistencia médica. Uno a uno seríamos identificados y estaríamos a su merced para dejarnos morir a todos o a una selecta minoría.

—No sé como habéis podido conocer los planes de los Sidonitas pero más me cuesta imaginar cómo conocéis las características del virus.

—Es fácil de entender. Chen era nuestro topo. Conseguimos que entrase en los laboratorios Sidonitas. El robó una muestra para nosotros. El problema es que Chen suele reinterpretar las instrucciones que recibe.

—¿Y porqué no elegisteis a otro?

—¿Cuantos chinos Kaabolos de menos de veinte años que puedan pasar como estudiantes de biología conoces?

—Entiendo.— Es lo que hay.

—¿Y Sinlay?

—Conocíamos sus actividades y lo teníamos vigilado. Sinlay estaba encargado de la zona noroeste de Europa . Créeme es una zona “ordinaria”, no está bien considerada. Puesto que te estoy respondiendo a tus preguntas directamente voy a prescindir de mis habituales rodeos.

—Los Sidonitas son particularmente sensibles a una gama de frecuencias dentro del rango de las microondas que influyen en su comportamiento. Eso nosotros (los Kaabolos) los sabemos y ellos no tienen ni idea ya que sus intereses van por otro camino.

—No costó demasiado conseguir la contrata para instalar a mil metros exactos de su casa las antenas repetidoras de televisión  y añadir unos accesorios extra.

—¿Debo entender que controlabais su mente?

—No es eso. No es posible manipular una mente tan desarrollada como la de los Sidonitas. Simplemente.., le incordiábamos. ¿Te imaginas sentir de forma crónica un palpitar dentro de tu cabeza? Sabemos que combinación de frecuencias causan cambios en el estado de ánimo Sidonita. Podemos influir por microondas en su comportamiento; castigarle o premiarle. Modificamos su conducta rompiendo parte de sus defensas. La depresión es una enfermedad mental que sólo afecta a los seres que tienen la capacidad de reflexionar sobre sí mismos. Algo que un Sidonita en plenas facultades nunca haría.

—¿Entonces su afición de torturar a su mujer?

—Daños colaterales. En alguien tenía que descargar la ansiedad que sentía.

—Veo que podéis ser tan hijos de puta como ellos.— Dijo Ángel

—Somos polos opuestos. Es normal que cuando se cruzan salgan chispas. El Sidonita no improvisa. Analiza su entorno y lo utiliza con eficacia absoluta.  El estado esquizofrénico ha sido decisivo en cuestiones que nada tienen que ver con comportamientos psicóticos, sino con el genio, la capacidad de liderazgo, la música o la religiosidad. En el caso de Sinlay su genialidad utilizó su lado oscuro como válvula de escape.

&Tobías sugirió a Ángel que hiciese una copia del chip de memoria y se quedase con el original. Ángel pensó que era una acción absurda ya que original y copia serian idénticos.

Con una sencilla aplicación hizo un listado del contenido del chip 4gb, 346 archivos y 400mb de memoria libre. Todos los documentos que intentó abrir requerían una contraseña de 32bits, algo infinitamente más complicado de adivinar que los numeros de la loteria de navidad de los próximos 10 años. Con la dificultad añadida de que al tercer intento la contraseña cambiaba automáticamente siguiendo un patrón que evidentemente sólo conocía Sinlay.

Si la voluntad de Sinlay era que Ángel accediese a los documentos la clave debía estar a su alcance en algún rincón del chip. No perdía nada por intentar recuperar los archivos borrados de los 400mb de memoria libre que quedaba.

Fue simple. Ángel no tuvo problemas para acceder a los datos  borrados del mini chip de memoria. Como supuso no estaban encriptados.

Lo primero que obtuvo fue la contraseña que le permitió acceder al historial  del correo electrónico de Sinlay; uno de los mensajes capto de inmediato la atención de Ángel.

ASUNTO: Fallo de seguridad.

Posesión no autorizada  de material biologico (N3).

Referencia: (N3 a2466).

Tiempo limite de entrega excedido

Sr. Isaac Sinlay como miembro activo de nuestra organización esta omitiendo su compromiso. Sin duda conoce los prejuicio que nos esta ocasionando al retener deliberadamente materiales vitales para la seguir  siendo los tutores de la civilización actual.
Le rogamos recapacite sobre el peligro que esta corriendo y se ponga en contacto con su protector para que se pueda solucionar este incidente  con las mínimas consecuencias.

Tobías se alegraría de poder demostrar que sus predicciones eran ciertas. Los datos que Ángel acababa de obtener avalaban sus palabras. Ángel abrió otros correos uno en particular  le pareció importante para su investigación.

ASUNTO: Club náutico el Balis

Señor  Isaac Sinlay atendiendo a su solicitud de información le comunico que como socio del club tiene pleno hacer huso del helipuerto basta con reali

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo... del miedo al cambio.
Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo… del miedo al cambio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s