(ROJO 19) Medita


Durante días me dedique a buscar todos lo tipos de madera que encontré. Por supuesto lo primero que hice al día siguiente de hablar con Padre fue fijarme con más interés en la madera que usaban los hombres de las tierras bajas. Aprendí que las leñas duras de Arce, Fresno, Haya, Olivo, Olmo o Roble dan poca llama, pero su calor lento y prolongado lo que las hace excelentes para cocinar y dar calor. Por el contrario las leñas tiernas: de Abedul, Álamo, Aliso, Avellano y Castaño, se consumen rápidamente con llamas continuas y resultan por lo tanto, excelentes maderas para encender o iluminar. Puede que algo así pueda parecer curioso para unos, y carente de interés para otros. Por mi parte diré que sin estos pequeños conocimientos ahora no estaría iniciando el relato de los prodigios que viví, cuyos detalles poco a poco iré revelando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s