(ROJO 09) Respeto y tolerancia.


A ojos de alguien civilizado puede que mi pueblo parezca similar a una familia de salvajes y no era así;la segregación se producía más bien por aspectos de fuerza y habilidad. Las hembras tenían el don de crear vida dentro de su vientre lo mismo ocurría con la tierra pues los espíritus de las plantas también agradecían su atenciones proporcionando frutos que después servían de alimento. No es de extrañar que siendo capaces de tales prodigios se las tuviese en una alta consideración.
Las parejas, clanes y tribus que se creaban lo hacían por motivos tan elementales como pretender obtener mejor calidad de vida. En todas las sociedades que conocí siempre hubo una división del trabajo por sexos. Esta separación no implica que un grupo realice tareas menos importantes que el otro, sino que era una estrategia social para obtener más éxito en la explotación de los recursos. La vinculación de las mujeres con sus hijos, garantizaba una atención constante al menos durante los primeros años de vida. La alimentación de los individuos infantiles mediante la lactancia era un recurso fundamental. Esto vinculaba a la mujer las actividades de mantenimiento y al espacio domestico pero sin que eso significara necesariamente desigualdad o subordinación. Puede que en otro momento pueda comentar mas al respecto, de momento procurare no perderme en detalles que me alejen del relato.TEJEDORAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s